18 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Anuncio del Cielo

31 - mayo - 2015

Anuncio del Cielo

Ángel Carretero Martín

Eso es precisamente lo que son, para la Iglesia y para el mundo, nuestros monjes y monjas de clausura: anticipo de la gloria que esperamos. En la soledad y el silencio de sus monasterios nos ofrecen el testimonio real de que, efectivamente, "solo Dios basta"; como nos recuerda el conocido verso de Santa Teresa de Jesús, elegido como lema para la Jornada Pro Orantibus de este año. Considero que el mejor modo de dar gracias a Dios por todos estos hermanos consagrados es que nosotros también, día a día, nos sintamos en comunión con ellos, rezando de corazón por ellos. Ellos lo hacen por todas las necesidades de la humanidad varias veces a lo largo del día. Así que nunca se cumplirá bastante lo del refrán: "amor con amor se paga"; porque es impagable el bien inmenso y desconocido que Dios nos hace a través de la fuerza de sus oraciones constantes e insistentes.

En diversas ocasiones he dedicado esta columna a estos hombres y mujeres de Dios y a la gran aportación humana y espiritual que nos ha legado la Santa de Ávila, cuando estamos celebrando los 500 años de su nacimiento. Pero es mucho mejor imitar estos buenos ejemplos y practicar tan sabios consejos para no quedarnos solo en la admiración o la alabanza. En esta sociedad nuestra de tantas superficialidades hoy urgen "amigos fuertes de Dios" que cuestionen vacíos, fortalezcan flaquezas y sanen heridas. En medio de tantas desesperanzas y de tantas malas noticias estamos urgidos a ser buena noticia para los demás, a ser "anuncio del cielo"; a serlo sin aspavientos, en lo cotidiano de cada día, como también lo son, desde sus claustros, estos hombres y mujeres llenos de Dios.

Eso sí: anunciar y esperar el cielo sin desesperar de la tierra. No solo con bonitas palabras, también con obras, haciendo a nuestro alrededor un mundo un poco más parecido al que esperamos. En este sentido a mí siempre me ha gustado decir que la esperanza cristiana –si de verdad quiere hacer honor a ese apellido– no puede ser una esperanza de "brazos cruzados", aguantando el chaparrón hasta llegar a buen puerto (por la certeza de saber que así será aunque el mundo se hunda bajo nuestros pies). Pues no. Más bien se trata de obrar en la dirección de esa fiesta feliz sin fin, de esa fiesta de la insaciable saciedad del ser. Podemos ir pregustando ese cielo aquí, en la tierra. El ritmo ruidoso y acelerado de nuestra vida ya nos hace sentir necesitados de hondura, autenticidad y trascendencia. Esos oasis de misteriosa fecundidad que son los monasterios "gritan" que fuera de ellos también podemos dejarnos alcanzar por Aquel que nos llena como nada ni nadie puede hacerlo en este mundo. "Solo Dios sacia" (Sto. Tomás de Aquino).

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 31/05/15.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78