11 - julio - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
¿Biblia o Palabra de Dios?

20 - julio - 2014

¿Biblia o Palabra de Dios?

Ángel Carretero Martín

La última vez terminábamos explicando que si nos limitamos a leer la Biblia solo como un libro religioso más sin que se produzca un verdadero encuentro con la Palabra viva de Dios, estamos impidiendo que el "hablar" de Dios llegue hoy hasta nosotros. Urge, por tanto, que demos un paso más: captar la actualidad y la eficacia que tiene para nosotros su "contenido espiritual". Dicho con otras palabras: que a través de la Biblia hagamos experiencia de escucha de Dios que nos habla al corazón y nos dejemos introducir en la historia de amistad y de salvación que Él quiere hacer con cada uno de nosotros.

Claro está que quien todavía no ha recibido el regalo de tener experiencia de Dios en su vida todo lo anterior puede sonarle a lejana "música celestial". Pero no olvidemos que un regalo puede recibirse cuando se está en actitud de apertura. Esa es precisamente la actitud que procuramos tener los creyentes ante la Biblia: deseo de encontrarnos con Dios. No se trata tanto de leer, analizar y descubrir el sentido de un texto, que también, sino de escuchar a Dios que nos habla a través de su Palabra escrita. Por eso, solo cuando un creyente, al leer la Biblia, escucha a Dios, se puede decir que entonces Dios habla, que la letra muerta se torna Palabra viva. Insistimos: la Biblia es un libro –el libro de la Palabra de Dios, ciertamente–, pero siempre y solamente un libro y, en cuanto tal, letra muerta mientras no haya un creyente que, abierto a la acción del Espíritu, acoja con confianza esa Palabra en su corazón.

En este sentido el Concilio Vaticano II no se ha contentado con afirmar que las Sagradas Escrituras contienen la Palabra de Dios y, por ser inspiradas, son en verdad Palabra de Dios, sino que hace hincapié en que, al leerse personalmente y, sobre todo, al proclamarse comunitariamente en la celebración litúrgica, Dios mismo se hace presente y habla en los textos sagrados, dirigiéndose con amor a sus hijos. Una antigua tradición atribuye a San Agustín esta frase: "La boca de Cristo es el evangelio. Él está sentado en el cielo, pero no cesa de hablar en la tierra". Por lo tanto, en la Biblia, Dios está hablando de forma viva y permanente. Jesús, que habló hace dos mil años, sigue hablando aquí y ahora; sus palabras no han perdido fuerza por haber pasado de palabra hablada a palabra escrita. Por la acción de su Espíritu, el texto escrito se convierte en Palabra viva, que alcanza a todo hombre o mujer allí donde esté; llena de la fuerza del Espíritu de Dios que es capaz, si le dejamos, de penetrar hasta el fondo del corazón y formar en nosotros al "hombre nuevo" según Cristo.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 20/07/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78