5 - abril - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
El silencio

07 - septiembre - 2014

El silencio

Manuel San Miguel

Ha pasado el verano deprisa. Otro ciclo de la naturaleza se va para dar paso a otro. Volvemos a la rutina y a las prisas. Sin embargo, hay que saber prepararse. James Joyce decía de uno de sus personajes: “vivía a cierta distancia de su cuerpo”. ¡Qué gran verdad! A esto podremos denominarlo alienación: es una sensación en relación con nosotros mismos, con los demás y con la naturaleza.

Dos pueden ser las razones de esta situación. Primera. Huida de nuestra responsabilidad personal. Dejamos que otros tomen decisiones personales por nosotros porque seguimos los convencionalismos que nos imponen desde fuera. Segunda. Establecemos compartimentos estancos en nuestra vida excesivamente rígida, dividiéndola por ejemplo, en escuela, trabajo, hogar, familia, vacaciones, iglesia…

Lo que provoca esto en la persona es una fragmentación en la vida. Por eso la gente hoy en día se halla en una situación de enorme confusión, porque la complejidad de todo esto destruye poco a poco la identidad personal. No somos cuerpo por un lado y mente por otro en coexistencia. Poseemos un principio de unidad en el seno de nuestro ser, y es este, nuestro espíritu, el que constituye la imagen de Dios en cada uno.

¿Podremos volver a entrar en contacto con nosotros mismos? ¿Cómo recuperaremos la sensación de confianza en nosotros, de sabernos que existimos con derecho propio? Y para ello existen muchas técnicas de autoanálisis cerebral que se han puesto de moda. No está aquí la solución para descubrir la armonía personal y la plenitud que conlleva en ir a lo esencial en la vida.

Un hallazgo importante y novedoso es que la realidad sólo puede ser conocida en su conjunto, no en partes, y que este proceso solo se puede hacer desde el silencio. No se sorprendan. Una vez leí que en los Estados Unidos estaban llenos los restaurantes donde la gente comía en silencio.

Cuando la unidad se restaura podremos cantar como el salmista: “te doy gracias, Señor, porque me tejiste desde el vientre de mi madre” (salmo 138). De modo que si llegamos a descubrir nuestra realidad, desde el silencio, donde habita Dios, entonces se producirá una liberación profunda que nos ayudará a no dispersarnos más. El autor de la Nube del no-saber del siglo XIV decía: “la persona más repulsiva del mundo, al hacerse contemplativo mediante la gracia, encuentra de súbito (y también por la gracia) que es diferente”.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 7/09/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78