4 - abril - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
¿Existe el pecado?

28 - septiembre - 2014

¿Existe el pecado?

David Villalón

Domingo XXVI del tiempo ordinario – Ciclo A

Hoy la Palabra de Dios nos presenta una realidad: existe el pecado, existe el perdón y la misericordia del Señor. Pero, ¿cómo conectar estas dos caras de una misma realidad? Lo primero es salir de la mentira, del engaño. Tratan de decirte que no existe el pecado, que eso son cuentos inventados, que no pasa nada, que da igual cómo vivas mientras no cometas delitos. Si piensas así estás en una situación dañina para ti mismo. El pecado es todo aquello que te aleja de Dios, de los demás y que te perjudica a ti mismo. Dios te quiere salvar, quiere liberarte de tus esclavitudes, quiere dar sentido a tu vida, que sepas para qué vives y qué puedes hacer en este mundo para que tenga sentido. Dios te ama. Si no eres consciente de su amor, tampoco serás consciente del pecado con el que tú mismo pretendes excluirte del amor de Dios. No quiere decir que no haya pecado, lo que no hay es conciencia de pecado. Y esta ausencia es terrible. Si no existe la conciencia de pecado, no existe la fe. ¿Para qué necesito a Dios? Yo me soluciono la vida por mí cuenta. Por este camino llegas a la mayor insatisfacción, a la desesperación absoluta, a vivir en una angustia que te asfixia. En el fondo sabes que no es así pero te resistes a admitirlo.

Sólo cuando tienes conciencia del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, entregado a la muerte en la cruz por ti y por mí, por tus pecados y por los míos, entonces puedes poner tu vida a la luz de Dios y descubrir tus pecados. Pero no para amargarte, como si Dios pretendiera humillarte y despreciarte. Todo lo contrario. Para pedirle que Él saque esos pecados de tu vida. Son manchas que oscurecen tu vida y Dios no quiere que tu vida esté así. Dios desea para ti que la luz de su presencia te ilumine y lo sientas. Por eso Él es el único que puede limpiarte, sanarte, salvarte. Es decir, puede hacer que nunca más vuelvas a pecar, que quedes inmunizado ante el pecado, ante el dolor, ante la muerte. Eso lo hará en el cielo, te salvará. Mientras tanto te va sanando, te va curando de las heridas que tú mismo te vas haciendo. Pero únicamente puede curarte si acudes a Él. Si con humildad le pides perdón, con un arrepentimiento sincero. En el sacramento de la Penitencia tienes la seguridad de que el Señor rehace tu vida de nuevo. Por el amor que siente por ti, te perdona, te limpia y elimina todo rastro de pecado en tu vida. Por muy graves que sean tus pecados, el Señor es más poderoso y puede perdonarte. Acude a su encuentro cada vez que sientas que estás fuera de Él por el pecado. Te espera con los brazos abiertos. No tengas miedo. Hay que temer al demonio que nos odia y busca nuestra ruina. Jamás debemos temer a Dios que nos ama y nos lleva la vida de la gloria.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 28/09/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78