3 - junio - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Hijos de Dios y miembros de su Iglesia por el bautismo

11 - enero - 2015

Hijos de Dios y miembros de su Iglesia por el bautismo

Antonio Jesús Martín de Lera

Fiesta del Bautismo del Señor – Ciclo B

Con la fiesta del Bautismo del Señor concluimos el tiempo litúrgico de la Navidad. El evangelio nos presenta a Jesús adulto. Mejor dicho, el Padre presenta a su Hijo amado. La escena presenta a Juan el Bautista en la orilla del Jordán, predicando a sus seguidores. El profeta anuncia que el Mesías Salvador está ya en medio de su pueblo. Y a lo lejos, se acerca, confundido entre el pueblo sencillo, Jesús de Nazaret. Aparentemente un penitente más que acude a ser bautizado por Juan.

Pero de pronto, un hecho excepcional convierte en única aquella escena. Dios irrumpe señalando a aquel hombre anónimo como su propio Hijo: “¡Tú eres mi Hijo amado, mi preferido!”. Una voz que viene del cielo sorprende a los atónitos espectadores que asisten en el Jordán al encuentro entre dos grandes profetas: Jesús y Juan Bautista. El maestro se acerca a ser bautizado por el discípulo. No cabe más abajamiento del Hijo de Dios, para acercarse al hombre.

Los primeros que escucharon el evangelio de Marcos tuvieron que quedar sorprendidos. Según su relato, al salir de las aguas del Jordán, después de ser bautizado, Jesús “vio rasgarse el cielo” y experimentó que “el Espíritu de Dios bajaba sobre él”. Por fin era posible el encuentro con Dios. Sobre la tierra caminaba un hombre lleno del Espíritu de Dios. Se llamaba Jesús y venía de Nazaret.

Ese Espíritu que desciende sobre Él es el aliento de Dios que crea la vida, la fuerza que renueva y cura a los vivientes, el amor que lo transforma todo. Por eso Jesús se dedica a liberar la vida, a curarla y hacerla más humana. Sin ese Espíritu la confianza en Dios desaparece. La fe se debilita. Jesús queda reducido a un personaje del pasado, el Evangelio se convierte en letra muerta y el amor se enfría.

El Bautismo de Jesús es una figura y anticipo del bautismo cristiano. Desde entonces todas las personas son llamadas al bautismo y la Iglesia abre la fuente del único bautismo que se derrama en manantiales de gracia para todos los pueblos. El bautismo nos hace familia de Dios: “un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre”, convierte a todos los bautizados en la gran familia de los hijos de Dios. El bautismo nos hace Hijos de Dios y miembros de su Iglesia, discípulos de Jesucristo y en su nombre enviados a llevar la Buena Noticia.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 11/01/15.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78