1 - abril - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Jesús quiere la vida digna y en plenitud

28 - junio - 2015

Jesús quiere la vida digna y en plenitud

Antonio Jesús Martín de Lera

Domingo XIII del tiempo ordinario – Ciclo B

En el evangelio de este domingo Jesús se enfrenta a la enfermedad y a la muerte, las mayores pobrezas humanas. Jesús nos dice que ellas no tienen la última palabra y enriquece nuestra existencia abriéndonos al horizonte de la resurrección y del valor de estar al lado de los que sufren.

En este pasaje del Evangelio de Marcos se dan dos situaciones de pobreza. La mujer que padecía flujos de sangre no sólo se había gastado su fortuna sin mejorar, sino que religiosamente se sentía humillada a causa de su mal. Jairo, el jefe de la sinagoga, experimenta la pobreza al ver que no puede hacer nada para salvar a su hija. A ambos, Jesús les muestra la fuerza de la riqueza personal: “tu fe te ha curado”, “no temas; basta que tengas fe”.

Cuando una persona es buena de verdad y tiene Espíritu de Dios, brota vida de su interior. La fe es dinamismo vital. Sin fe no hay curación; habría magia. Las curaciones de Jesús son reveladas a sus discípulos como muestras de la acción de Dios, que no discrimina a quien le pide, pero que da la salud a quien lo hace con fe, con confianza en la voluntad de Dios.

La mujer curada se va “en paz”, con plenitud interior y exterior de deseos de vida plena y compartida; la niña “se puso en pie y echó a andar”, que equivale a resucitar a una nueva vida, vida de conversión.

Junto a su profunda humildad, destaca en estos personajes evangélicos una gran fe, una confianza inquebrantable en el poder y en la bondad de Dios. Jairo no ceja en su empeño, a pesar de que la niña estaba muerta y de que la gente se ríe de Jesús porque dice que se ha dormido.

La hemorroísa sabe que todos apretujan a Jesús en su afán de estar cerca de Él. Pero ella sabe también que cuando llegue a tocar el borde de la túnica que viste el Maestro quedará sana de su enfermedad. Y así ocurrió. Y así ocurrirá siempre que nos acerquemos a Jesús con humildad y confianza.

También esta Palabra de Dios nos invita a nosotros a tener fe y a superar los miedos. Fe que es la convicción de que Dios quiere que cada persona viva, y viva con la dignidad propia de sus hijos. Con la confianza de que Él nos acompaña en la lucha para vencer al mal y nos garantiza que la muerte no es nuestra derrota. Dios nos ha creado para la vida y su deseo es que vivamos en plenitud. El Señor con sus palabras y obras nos dice que quiere libertarnos de todo mal, que seamos también nosotros portadores de vida y esperanza.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 28/06/15.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78