20 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Las apariencias matan

01 - octubre - 2017

Las apariencias matan

Santiago Martín Cañizares

Domingo XXVI del tiempo ordinario – Ciclo A

Hace algunos días veía un video de un asombroso espectáculo natural al que podremos asistir una vez más en este otoño como es la berrea: escuchar y contemplar a los ciervos. Es espectacular ver cómo cortejan y para ello emiten esos sonidos. Precisamente esos sonidos guturales se convierten en la mejor arma de caza cuando, emitidos por los cazadores, consiguen engañar a sus presas para que se coloquen en el punto de mira de la otra arma: el rifle. En el video, aquel cazador, con esa aparente garganta de ciervo, consiguió asestar después un tiro certero en aquel majestuoso animal.

La apariencia es algo que nos encanta a todos. Tiene dos versiones: la que fabricamos y la que criticamos. Nos encanta fabricar apariencias y cumplidos; hoy se dice “ser políticamente correcto”. Hacer lo que se espera de nosotros aunque solo sea apariencia: asistir a la Iglesia a una misa patronal, a un funeral, a un rito cualquiera, por el qué dirán; no atreverse a remar contracorriente por cómo nos mirarán; hacer lo que todo el mundo hace para crear la sensación de que estamos en sintonía con nuestro entorno, sin darnos cuenta que en la partitura de la vida, ser todos iguales no crea ninguna melodía. La pluralidad puede ser armónica; la armonía es siempre plural. Si entendiéramos esto nos dedicaríamos mucho menos a la crítica. No nos fijaríamos en la apariencia del otro. Parece muy tópico el decirlo pero “las apariencias engañan”. ¡Cuántas veces se nos han estrellado nuestras críticas contra la verdad! Habrá sentido el lector la misma decepción que quien le escribe, cuando ha juzgado y erró en el juicio. Nosotros queremos decidir qué puede ser o hacer cada persona; nosotros queremos decidir quién se salva.

De apariencias en los textos evangélicos hay para elegir. Pero el que la Iglesia nos propone hoy parece claro. El hijo que quiere aparentar obediencia y que sin embargo no trabaja; y al que seguro que se le puede criticar por apariencia de vago al no querer trabajar cuando se le llama, pero que sin embargo hace lo que debe. En el momento en que Jesús predica, dos de los colectivos más criticados eran los publicanos y las prostitutas. Estaban sentenciados por la gente a no hallar la salvación, y sin embargo Jesús nos viene a recordar que no somos quiénes para juzgar.

Aquel ciervo siguió las apariencias… a menudo acaban mal quienes se dejan guiar por las apariencias.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 1/10/17.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78