19 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Lo que va quedando al descubierto

26 - octubre - 2014

Lo que va quedando al descubierto

Ricardo Casas Lorenzo

Miedo es la emoción que occidente ha sentido cuando se ha sentido vulnerable ante el avance del ébola cercando estas murallas que, con esfuerzo, mucha injusticia y hasta sangre inocente hemos ido construyendo en pro de nuestra seguridad.

Lejos de entrar en los tecnicismos propios de los protocolos de seguridad en los hospitales españoles en lo que se refiere a las enfermedades infecciosas, lo que la llamada crisis del ébola nos ha dejado entrever ha sido la terrible esquizofrenia de los ciudadanos de occidente.

El drama que asola África desde hace treinta y ocho años con una nueva enfermedad, prácticamente incurable, parece haber interrumpido el placentero estado dejado por morfeo en los países del norte, alejados de los problemas que ponen en cuestión la propia existencia humana, a gusto con nuestra fe de sacristía.

Nos hemos preocupado de las fronteras en exceso, un celo tan desproporcionado que parecía írsenos la vida en ello. Nos hemos indignado ante el desafortunado destino de Excálibur, posiblemente el perro español más famoso del siglo XXI. Hemos ninguneado socialmente a la víctima de la enfermedad, la misma que decidió darse voluntariamente a la magnífica labor de ayudar a los demás en los momentos de enfermedad. Más aún, por un momento dio la impresión de que si fallecía la víctima lo más fácil sería culparla a ella, pues no podría defenderse; del estilo a los pilotos en los accidentes aéreos, siempre trágicos por la cantidad de vidas que se suelen perder.

Pero parecen haber quedado en el olvido aspectos esenciales de la vida humana que están en juego. ¿Dónde quedaron, entre tanta reflexión mediática, las motivaciones religiosas de aquellos misioneros que en los últimos años han dado su vida en África enfrentándose a la enfermedad sin más escudo que el empuje de la fe y los pequeños avances de la ciencia? Ya nadie habla de la donación desinteresada de la vida de los Hermanos de San Juan de Dios y de tantos otros como ellos. ¿Dónde está la solidaridad del género humano que sólo se obsesiona por la seguridad norteña cuando la epidemia parece llamar a nuestras puertas? ¿Qué valores humanos y cristianos hemos sacrificado en pro de una vida cómoda y sin demasiados vaivenes? Creí que era posible emprender caminos nuevos marcados por la solidaridad, por la dinámica del amor.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 26/10/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78