1 - abril - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Mentiras y trampas

22 - octubre - 2017

Mentiras y trampas

Ángel Carretero Martín

Concluyo hoy la línea de mis últimos artículos previniendo sobre el tentador y padre de la mentira que solo intenta alejarnos de Dios en esta vida y también por toda la eternidad. Los extremos nunca son buenos, tampoco en este caso: ni negar la existencia del demonio para dejar que campe a sus anchas, ni obsesionarse con el tema porque la batalla ya la tiene perdida desde que Cristo resucitó, venciendo todo el mal y, por tanto también, venciendo a estos espíritus que personifican dicho mal y que actúan sobre nosotros para convertirnos en colaboradores de su plan destructor.

Como peregrinos que somos en este tiempo intermedio, entre la victoria de Cristo y su vuelta definitiva, nos resultará útil tener en cuenta algunas de las mentiras y trampas más frecuentes para evitar caer en ellas. En este sentido, el mes pasado recomendaba una joya literaria de C.S. Lewis, “Cartas del diablo a su sobrino”. Merece la pena que hagamos hueco para enriquecernos con esta lectura genial. De todos modos, para los más perezosos, adelanto aquí algunas claves destacadas que pueden extraerse de esta demoníaca correspondencia entre Escrutopo y Orugario.

Dicen que una mentira dicha muchas veces termina por ser asumida como algo verdadero; y así actúa también el mal espíritu: repitiendo por distintas vías, una y otra vez, lo contrario a lo que Cristo, nuestro Maestro, nos ha predicado para nuestra salvación. Por ejemplo, si Él nos ha dicho que entremos por la puerta estrecha porque ancho es el camino que conduce a la perdición, "el patas" nos quiere hacer creer que el camino que conduce al cielo es ancho y que no hay problema en comer del árbol prohibido, ya que lo contrario son ñoñerías propias de "radicales" de tiempos pasados.

En otro orden: cuando uno se encuentra en "alza espiritual" se encarga el mal espíritu de hurgar en el pasado para recordarle su debilidad; o, al contrario, hace creer a uno que es mejor que nadie para ser orgulloso y juez de otros. Igualmente cuando uno está en fase de "desolación espiritual" el enemigo aprovecha para disparar a discreción con el fin de que volvamos a una vida desordenada o de pecado. Pero esos momentos de "bajón" precisamente Dios nos los brinda como prueba para madurar nuestra confianza en Él, para crecer en nuestra libertad, ya que es más fácil caminar hacia Él cuando las cosas nos van bien. Por otra parte también hay que distinguir entre placeres positivos para disfrutar de ellos como a Dios le agrada, en sana moderación, y placeres negativos, aquellos que nos separan de Él, de los demás y que nos destruyen a nosotros mismos. A partir de ahora que sea el lector quien siga extrayendo más útiles conclusiones de estas “Cartas del Diablo a su sobrino”.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 22/10/17.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78