19 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
¿No te importa que nos hundamos?

21 - junio - 2015

¿No te importa que nos hundamos?

José Álvarez

Estamos a las puertas del verano, y el verano y el calor se nos van insinuando, nos llaman a la digresión, a dar un volantazo y a cambiar de rumbo, a mirar y privilegiar aquellas cosas que han quedado por un tiempo aparcadas. También este comentario está por la digresión. Un tema se me ofrece para el comentario: el derribo en días pasados de la antigua capilla del hospital “Rodríguez Chamorro”. Lejos de mí resucitar contiendas, volver ahora por la conveniencia o no de haber mantenido un lugar, un inmueble, largo tiempo dedicado al servicio religioso y que bien podía haberse conservado y habilitado para otros fines. Ya en otra ocasión hablé de la bellísima población de Morella en la zona del Maestrazgo, entre Castellón y Teruel. Allí, justo a la entrada, al amparo de sus impresionantes murallas, una iglesia rehabilitada y convertida en Centro de Salud. No se hubiera podido pedir una más digna transformación.

De salud se trata, de la de dentro y de la de fuera, que somos un todo que camina al unísono y, quien entró en una iglesia a pedir salud, entra también y al tiempo a un hospital buscando curación. Lo uno y lo otro es importante. Importa y mucho en el nuevo hospital un lugar de referencia religiosa, una capilla o una salita al efecto, pero no menos importantes unas personas dispuestas a dar continuidad a ese Jesús que sentía lástima de la gente y se acercaba a los enfermos. Esa actitud hospitalaria y curativa ha sido una constante dentro de la Iglesia. Lo ha sido y lo es. Hay heridas que no se curan en los dispensarios, ni se cierran o cicatrizan en los quirófanos.

Necesitamos profesionales de la salud. Ellos son los custodios de la vida humana a la que sirven sobrepasados de ordinario en sus posibilidades, entre retos, desafíos e inquietudes; ellos, la carta que nos guardamos en la manga cuando nos vienen mal dadas. Necesitamos hombres de fe y de espíritu, llamémosles capellanes, que conviven con la experiencia de la frágil y vulnerable condición humana, donde se vive el dolor y la impotencia, donde se plantean las cuestiones últimas de la existencia. Necesitamos la presencia de las familias, ellas aportan esa sanidad preventiva que procura el corazón, una sanidad de primeros auxilios, que pasa por el servicio de urgencias del hogar familiar. Profesionales de la salud, enfermos y familiares, hombres de Iglesia, interpelan al unísono, ponen en guardia respecto a una salud siempre idolatrada, descuidada a veces o medicalizada. Todos ellos nos descubren la frágil condición humana y nos ayudan y nos levantan. Van en la misma barca y no duermen. Les importa y mucho que no nos hundamos.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 21/06/15.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78