11 - julio - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Nuestras propias llaves del Reino

24 - agosto - 2014

Nuestras propias llaves del Reino

Santiago Martín Cañizares

Domingo XXI del tiempo ordinario (ciclo A)

Estamos acostumbrados a ver aquel símbolo de los Papas, las llaves cruzadas bajo la tiara pontificia, que a menudo se nos presentan doradas o plateadas. Muchos lo confunden con el poder, y nunca más lejos, o al menos no el poder como habitualmente lo entendemos.

He visto construir muchos edificios: más altos, más bajos, viviendas, edificios públicos, más sobrios o mucho más soberbios; pero desde luego coinciden todos en que los cimientos están debajo, soportan el peso de todo el edificio y no son vistosos. Si nosotros tuviéramos que ser una parte del edificio es probable que no eligiéramos ser cimiento. Sin embargo, en el evangelio Jesús nos ofrece el símil de la piedra sobre la que se edifica la Iglesia, el cimiento que es Pedro. Ser la cabeza de la Iglesia no es vistoso, es pesado. El cimiento de la Iglesia tiene que soportar todo el peso, el bueno y el malo, por eso el Papa Francisco pide que oremos constantemente por él. El peso de la Iglesia, el peso del testimonio evangélico para nosotros es un cimiento esencial en la nueva evangelización, que lejos de ser exhibicionismo de la fe, es un testimonio callado, muchas veces oculto y cotidiano.

Las llaves que Jesús promete a Pedro no son de propietario del Reino. En la primera lectura que hoy se nos ofrece, nos habla de un mayordomo que será sustituido y se mencionan las llaves del palacio como algo propio de estos siervos. Por tanto nada más lejos de la realidad que unas llaves de oro o plata para un siervo del Señor. Es necesario que nosotros también tomemos conciencia de que el Reino, la Iglesia y la fe no son de nuestra propiedad. Solo somos unos humildes servidores que hemos recibido unas llaves preciosas, no por el material por el que están hechas, sino porque abren la puerta de la fe. Se nos ha dado nuestra fe que nos mueve a la caridad con los más necesitados y la Palabra que proclamamos como llaves del Reino, como nuestras llaves particulares para ofrecer la fe y la salvación a los demás.

La humildad del cimiento y la responsabilidad del mayordomo es lo que quiso el Señor para nosotros, sobre todo para Pedro y sus sucesores. Necesitamos vivir desde la certeza de que la vida humilde, sencilla y oculta como la de la familia de Nazaret es el cimiento de todo lo que hacemos para construir el Reino. Y tenemos la certeza de que por vivir así se nos darán llaves de la puerta de la fe para todos los hombres, la responsabilidad de ofrecer a otros ser cimiento.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 24/08/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78