28 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Nuestros niños caprichosos

14 - mayo - 2017

Nuestros niños caprichosos

Santiago Martín Cañizares

Domingo V de Pascua – Ciclo A

No hace muchos días mientras visitaba una familia, se me acerca uno de los niños para pedir permiso para jugar en el patio. Miré a los padres para darle una repuesta acorde a lo que ellos tuvieran costumbre de decirle en situaciones similares. Casi puede suponer el lector que mi respuesta, en armonía con los padres del chico, fue negativa. Aun así, nos hizo soltar una carcajada a los presentes que resonó por toda la casa, sin que a él le hiciera mucha gracia la situación. Respondió: “Santi, eras mi única esperanza”. Entre risas me explicaron la costumbre que había adquirido últimamente de ir pidiendo permiso a quienes estaban en casa cuando sus padres le negaban algo, como si los tíos, los abuelos o incluso el sacerdote fueran a darle la razón de salir a jugar sin hacer los deberes. Después de pasar por sus padres y abuelos, definitivamente yo era la única esperanza que le quedaba para salirse con la suya.

Lo cierto es que no somos muy diferentes a ese niño; de hecho me atrevería a decir que todos tenemos un poco de ese niño cuando leemos el evangelio y éste denuncia nuestros comportamientos. Forzamos la palabra de Dios, a veces retorciéndola, para justificar nuestras malas prácticas o las de otros con los que empatizamos. Puntualizamos, con largas listas de excepciones, las obligaciones que nacen de los compromisos adquiridos como cristianos en la vocación a la que hemos sido llamados: matrimonios, sacerdotes, obispos, consagrados, etc. Todo lo que a mí no me gusta lo hago relativo: que no me gusta este Credo, pues creo en otra cosa; que no me convencen las rubricas del Misal, celebro de otra manera; que hemos vivido una situación difícil con la familia o los amigos, pues justifico el aborto, o diversas formas de entender la sexualidad, o la explotación laboral, o la corrupción política.

Cada uno haciendo esto contribuye a una descomposición de la unidad a la que estamos llamados todos. Unidad en la verdad que creemos, que es lo mismo que celebramos y es lo que nos impulsa a defender la vida y los derechos de todos los hombres. Al final, viendo la pluralidad tan antagónica entre unos y otros cristianos, no sería raro volver a escuchar esa frase: “¿cómo podemos saber el camino?”. Nos vendría bien a todos escucharla, porque sabemos efectivamente que solo el Señor es camino, verdad y vida, pero a menudo solo creemos en nuestra verdad, solo recorremos las sendas que nos parecen mejores a nosotros y no vivimos con la vida del Resucitado.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 14/05/17.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78