28 - marzo - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Obras son amores...

03 - mayo - 2015

Obras son amores...

Antonio Jesús Martín de Lera

Domingo V de Pascua – Ciclo C

“No amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras”. Ésta es la exhortación que nos deja este domingo San Juan en su primera carta. Nosotros lo hemos traducido a un refrán popular: “Obras son amores y no buenas razones”.

Cuando Jesús está despidiéndose de sus colaboradores más íntimos, de los apóstoles, les resume todo su mensaje en un mandamiento. “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado”. Es el mandamiento que da vida y energía al resto de nuestra vida cristiana. La identidad debe contrastarse continuamente con la expresión de la misma en todas las actividades de la vida. El ser se complementa con el hacer.

Si somos cristianos estamos llamados a actuar como Cristo, y Él nos dejó una consigna primordial: “Amaos”. Y a este amor le puso una medida: “como yo os he amado”.  La moral cristiana, que tiene su eje fundamental en el amor, surge de una experiencia fundante: Dios nos amó primero. Así nuestra vida se convierte en un continuo ejercicio de amor como respuesta al amor de Dios.

La clave de lo anterior nos la da el evangelio de este domingo. Jesús se compara con la vid y nos invita a ser sarmientos de su cepa. De Él extraemos la savia y la vida, separados de Él no podemos nada. La imagen pone de relieve dónde está el problema. Hay sarmientos secos por los que no circula la savia de Jesús. Discípulos que no dan frutos porque no corre por sus venas el Espíritu del Resucitado. Comunidades cristianas que languidecen desconectadas de su persona.

Todo sarmiento que está vivo tiene que producir fruto, si no lo hace es porque no circula por él la savia de la vid. Así es también nuestra fe. Vive, crece y da frutos cuando vivimos abiertos a la comunicación con Cristo. Si esta relación vital se interrumpe, hemos cortado la fuente de nuestra fe.

Quien permanece unido a Jesús da fruto abundante. Los frutos, obras, que tenemos que dar los cristianos son los mismos que el Señor nos mostró en su vida terrena y que nos enseña en su Evangelio. Estamos llamados a dar frutos de amor, justicia, caridad, misericordia, libertad, etc. Todos aquellos que hagan un mundo más fraterno para todos y que defiendan la dignidad de todas las personas.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 3/05/15.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78