18 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Orar por los que oran

27 - mayo - 2018

Orar por los que oran

Ignacio Rodríguez Coco

En España, aunque parezca mentira, hay todavía 801 monasterios de vida contemplativa (35 masculinos y 766 femeninos) y 9.195 religiosos y religiosas (340 masculinos y 8.855 femeninas). Hoy, solemnidad de la Santísima Trinidad, celebramos la “Jornada pro orantibus”, es decir, la jornada por estos hombres y mujeres que, esparcidos por la geografía española, mantienen vivo el ideal religioso de la vida contemplativa.

¿Qué es la vida contemplativa? El lema de este año, “Sólo quiero que le miréis a Él”, invitación de Santa Teresa a sus monjas, explica muy bien en qué consiste: estos hombres y mujeres se entregan totalmente a Dios como a su amor supremo, mirando al Señor cara a cara en oración continua. Podríamos decir que, aunque todo cristiano es orante, los contemplativos son los expertos en oración de la Iglesia. Y viven apartados del mundo porque el monasterio y su silencio es como un “laboratorio de oración” en el que el monje puede irse introduciendo poco a poco y cada vez más en Dios.

¿Y qué sentido tiene esta vida de oración continua? Hemos sido creados para estar eternamente con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, metidos dentro de su vida trinitaria, para mirarlo eternamente a Él, y vivir eternamente con Él. Esa vida con Dios es lo que aquí ya en este mundo significa la vida contemplativa: es un signo que preanuncia la gloria de lo que viviremos en el cielo. La vida de la Trinidad y la vida contemplativa están íntimamente relacionadas, por eso se celebran el mismo día.

Mucha gente dice: las monjas que cuidan de enfermos o las del Tercer Mundo sirven para algo, pero ¿para qué sirven las de clausura que están metidas en el convento todo el día rezando? ¿No es algo desfasado? El objetivo de la vida no es vivir bien, sino vivir para Dios. Ayudar a los necesitados y mejorar sus condiciones de vida es necesario. Pero eso no serviría de nada si la Iglesia no ofreciera lo más importante: Dios. Benedicto XVI dijo: “El que no da a Dios, da muy poco”. La existencia de la vida contemplativa garantiza que la Iglesia no se convierta en una simple oenegé que sólo ofrece bienestar material. Los contemplativos tienen la tarea inmensa de orar por la salvación de un mundo que está aún alejado de Dios.

Esta forma de entrega pertenece a la vida y a la santidad de la Iglesia, y por ello todos debemos apoyarlo y promoverlo, principalmente con la oración (orar por los que oran) y con nuestra entrega gozosa, si llegara el caso. A ver si dejamos de oír, incluso entre los propios católicos: ¡Si la hija se me mete a monja me muero! o ¡qué desperdicio de vida todo el día rezando!

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 27/05/18

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78