4 - abril - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Ritos y bendiciones

18 - mayo - 2014

Ritos y bendiciones

Manuel San Miguel

En este tiempo pascual, romerías, tradiciones y ritos de bendición  se suceden en los pueblos de nuestra provincia. ¿Dónde podremos encontrar el origen y el sentido de estos últimos?

Parece que en la lucha ancestral entre el hombre y los fenómenos de de la naturaleza, la magia y las creencias religiosas han jugado un papel primordial como aliadas del ser humano, máxime cuando éste se hace sedentario y productor de sus propios alimentos, sobre todo durante el período Neolítico, donde se necesita salvaguardar el fruto de su trabajo de las inclemencias del medio. De esta manera surgen infinidad de deidades, como las diosas-madre tan extendidas en la cuenca mediterránea, y ritos orientados a propiciar la fertilidad de los campos y del ganado protegiéndolos de las inundaciones, la sequía, el granizo, las plagas, las epidemias, etc.

Por ejemplo, en relación con el concepto de bendición (en esta semana se han bendecido los campos al honrar a San Isidro) se parte de la premisa de considerar a la vida como algo sustancial, como algo parecido al maná de ciertos pueblos primitivos. Este rito era ya algo habitual en la Grecia Clásica y los romanos poseían una serie de fórmulas propiciatorias de la salud, la vida, la felicidad y la fortuna que se acercan a nuestro concepto de la bendición. Una de estas fórmulas era la curiosa costumbre de introducir piedras en el Tíber para provocar la lluvia.

Desde el punto de vista cristiano desde la Palabra liberadora de Dios, las bendiciones son actos significativos, llenos de capacidad evocadora de la fe y de la vida humana: signos de la presencia de Dios en todas las realidades de la vida, signos de la victoria de Cristo sobre todo mal, signos también de la fe de la comunidad cristiana. Y serán actos valiosos a condición de que se entiendan así y se logren evitar visiones más o menos supersticiosas del mundo o que inciten a pensar en la existencia de poderes religiosos capaces de lograr fácilmente determinados efectos benefactores. Las bendiciones nos conducen a una visión cercana de Dios y a una concepción más unitaria de lo creado en el plan salvífico de Dios. Es verdad que hay que superar las tentaciones de una religiosidad demasiado utilitaria. Se trata de hacer fácilmente comprensible que Dios es la fuente de todo bien y que no podemos realizar nuestros deseos con solas nuestras fuerzas. La oración de bendición dice así: “Señor, Padre nuestro, que mandaste al hombre que guardara y cultivara la tierra, te suplicamos con humildad que nos concedas siempre cosechas abundantes, des fertilidad a nuestros sembrados, y alejando de nuestros campos la tormenta y el granizo las semillas puedan germinar con abundancia”.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 18/05/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78