11 - julio - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Sin rebajas

26 - agosto - 2018

Sin rebajas

Manuel San Miguel

Domingo XXI del tiempo ordinario – Ciclo B

No nos engañemos. Aunque sigamos diciendo que creemos en Dios, aunque vayamos a misa todos los domingos, aunque llevemos una cruz colgada al cuello… mientras no nos unamos a Jesús en la tarea de transformar este mundo, llenándolo de vida mediante la práctica del amor, estaremos renunciando a nuestra fe.

Estas afirmaciones no tienen nada de piadoso. Estamos atravesando en la Iglesia la crisis más profunda de los últimos cinco siglos. Jesús nos dice ahora en este domingo: ¿también vosotros queréis marcharos?

Desde entonces hasta hoy, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. En este proceso de alejamiento entre Jesús y los que le siguen, se da el último paso: el abandono. Fijaos bien que, hasta ahora, los que le criticaban y murmuraban eran "los judíos"; ahora son "los discípulos" los que deciden abandonar a Jesús. Y muchos bautizados. Recordemos que todo el capítulo 6 de Juan se ha planteado como un proceso de iniciación. Terminado el proceso, hay que tomar una decisión.

Jesús no busca la aprobación general. Está dispuesto a quedarse completamente solo antes que ceder en la radicalidad de su mensaje. La pregunta manifiesta una profunda amargura. Pero también deja muy clara la convicción que tiene en lo que está proponiendo.

Al mismo tiempo, Pedro dice a Jesús: “Señor, ¿con quién nos vamos a ir? Tus exigencias comunican vida definitiva, y nosotros creemos firmemente y sabemos muy bien que tú eres el consagrado por Dios”.

En la respuesta de Pedro resuena la experiencia de la comunidad para la que Juan escribe: las exigencias de Jesús –la práctica del amor fraterno– han cambiado la existencia de cada uno de sus miembros y sienten que la presencia del Espíritu ha dado carácter definitivo a sus vidas.

La pregunta sigue formulada y las exigencias de Jesús siguen siendo las mismas para todos los que quieren ser sus seguidores. Esa es la fe que él pide. Pero no basta con estar apuntados al grupo de Jesús (a las palabras de Pedro confesando su fe, respondió Jesús: “¿No os elegí yo a vosotros, los Doce? Y, sin embargo, uno de vosotros es un enemigo”). Sólo la vida revela la vida; sólo una carne que se da por amor muestra que está llena de Espíritu; sólo una fe adulta, por supuesto, pero firme y sin condiciones, sin pedir rebajas, es una verdadera fe cristiana. Nuestra es una fe encarnada, que nos hace descubrir a Dios no en un cielo que no sabemos bien dónde está, sino en la tierra, en la historia, en la vida de las personas. Este es el reto, ¿no te parece?

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 26/08/18.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78