8 - abril - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Transcendence

06 - julio - 2014

Transcendence

Ricardo Casas Lorenzo

Muy de vez en cuando el cine nos deja joyas para la reflexión personal y social. Es verdad que el séptimo arte tiene que cumplir la misión de entretener, pero se agradece la presencia de autores y cintas que nos hagan detenernos a pensar sobre la propia existencia humana.

Esto es lo que consigue “Transcendence”. La película de Wally Pfister protagonizada por Johnny Depp, Morgan Freeman y Paul Bettany se adentra en la encrucijada de la existencia humana del siglo XXI. Cada vez más acorralados por la tecnología, una parte de la población se siente tan entusiasmada por ella que siente que el futuro pasa por ceder el mando del desarrollo de la naturaleza y de la humanidad a las máquinas, de ahí la inquietante búsqueda de los autómatas plenamente conscientes, sintientes y con capacidad de decidir por sí mismos.

Al otro lado los escépticos de la tecnología. Aunque a medida que el film avanza parece que es más la inquietud por la reducción de la humanidad a meras máquinas obedientes que la simple duda respecto a la grandeza de la tecnología.

La película gira en torno a las grandes inquietudes que el ser humano, desde sus orígenes, ha tenido. El intento de jugar a ser Dios, o de ceder ese puesto a la tecnología, conlleva consecuencias desastrosas para el mismo ser humano. Pretender que el hombre o la máquina ocupen el lugar de la transcendencia hace que despojemos de los principios vitales y éticos fundamentales a la humanidad.

No todo vale, aunque el objetivo sea acabar con las principales preocupaciones del ser humano. No se puede reducir el misterio de la existencia humana a la simplicidad. El dolor, el sufrimiento, la enfermedad, el amor y la muerte no son meros impulsos eléctricos que operan en nuestro cerebro y en consecuencia trasmisibles a un ordenador. La existencia humana está rodeada de un halo de misterio que adquiere sentido porque la libertad y el amor la inundan. El Dios cristiano es eso, amor que desde la más absoluta libertad se da gratuitamente a los hombres. Por eso nada ni nadie puede sustituirle. Él es quien dota de sentido a los principios éticos fundamentales. Si el ser humano se decide a jugar a ser Dios o a crear un nuevo Dios, cabe la inquietante posibilidad de que se esté destruyendo a sí mismo y acabe por destruir a los demás. Ante este reto parece más razonable maravillarse ante los hombres, ante su propio ser.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 6/07/14.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78