28 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Un mundo al revés: las Bienaventuranzas

29 - enero - 2017

Un mundo al revés: las Bienaventuranzas

Antonio Jesús Martín de Lera

Domingo IV del tiempo ordinario – Ciclo A

El evangelio de este domingo nos muestra a Jesús como un nuevo Moisés que sube a la montaña para promulgar la nueva ley. Si en la alianza del Sinaí Dios se presenta como el libertador del pueblo, aquí Jesús presenta a Dios como quien nos encamina a la felicidad.

Como dice el título de este artículo, las bienaventuranzas nos presentan un mundo al revés. Ciertamente las cosas desde Dios son totalmente distintas al pensamiento humano. Para Dios son felices, dichosos, bienaventurados... aquellos que nuestro mundo considera desdichados, infelices y que no sirven para nada, ni se les tiene en cuenta. Para Dios son felices porque tienen lo más grande y lo más importante que puede esperar el hombre: tener a Dios de su lado y que el Señor sea su garante y su defensor.

Sorprendentes y deseadas, admiradas y difíciles de cumplir, las bienaventuranzas son una nueva noticia, una proclamación del evangelio. Sin duda, cuando las pronunció Jesús por primera vez causaron estupor. Irritación en unos, en los apegados a sus cosas. Admiración en otros, en los que veían en el mensaje un programa de liberación y de salvación.

El itinerario que Jesús propone es una alternativa sorprendente a los caminos más frecuentados por la humanidad, que son la búsqueda del bienestar, el éxito, la riqueza y el propio interés.

Jesús pone la felicidad en el camino de los que son conscientes de su pobreza, de los que buscan el consuelo de Dios y no se conforman con alegrías pasajeras, de los que no cierran los ojos y el corazón ante el sufrimiento de los demás, de los que anhelan la paz y la justicia y no quieren pasar por encima de nadie, de los que prefieren una conciencia limpia a una ganancia inmerecida, de los que están dispuestos a aguantar la persecución antes de traicionar a la verdad y la justicia.

La felicidad no es una experiencia pasajera que se nos escurre entre los dedos, sino una promesa que Dios nos garantiza. Un día la gozaremos en plenitud, pero desde ahora ya podemos gustarla en forma de esperanza, que nos da fuerza para el camino.

La sociedad actual necesita conocer comunidades cristianas marcadas por este espíritu de las bienaventuranzas. Sólo una Iglesia evangélica tiene autoridad y credibilidad para mostrar el rostro de Jesús a los hombres y mujeres de hoy.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 29/01/17.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78