19 - enero - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Una madre coraje de fe admirable

17 - agosto - 2014

Una madre coraje de fe admirable

Antonio Jesús Martín de Lera

Domingo XX del tiempo ordinario – Ciclo A

La mujer cananea del evangelio de hoy se mueve buscando el bien de su hija. Como cualquier madre, hace lo imposible para que su hija se cure. Esta mujer pagana toma la iniciativa de acudir a Jesús, sale a su encuentro dando gritos: “Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David”. La primera reacción de Jesús es inesperada. Ni siquiera se detiene para escucharla. Todavía no ha llegado la hora de llevar la Buena Noticia de Dios a los paganos. La mujer sabe que solo el encuentro con Jesús puede ayudarla, ese encuentro es salvífico para ella y para su hija.

La mujer no se echa atrás. Superará todas las dificultades y resistencias. En un gesto audaz se postra ante Jesús y de rodillas, con un corazón humilde pero firme, le dirige un solo grito: “Señor, socórreme”.

La respuesta de Jesús es insólita. Aunque en esa época los judíos llamaban con toda naturalidad “perros” a los paganos, sus palabras resultan ofensivas a nuestros oídos: “No está bien echar a los perros el pan de los hijos”. Retomando su imagen de manera inteligente, la mujer se atreve desde el suelo a corregir a Jesús: “Tienes razón, Señor, pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los señores”.

Jesús se rinde ante la fe de la mujer. Su respuesta nos revela su humildad y su grandeza: “Mujer, ¡qué grande es tu fe! Que se cumpla como deseas”. Esta mujer nos descubre que la misericordia de Dios no excluye a nadie. El Padre bueno está por encima de las barreras étnicas y religiosas que trazamos los hombres.

En este domingo el Señor nos enseña que su mensaje y su persona llegan a todos, solo es necesario el encuentro y el diálogo sincero con Jesús para descubrir que no excluye a nadie. La fe es un regalo de Dios ofrecido a todos que hay que madurar y vivir en los quehaceres de cada día.

También el Señor nos invita a descubrir que todas las personas pueden participar de su amor, de su persona; él no excluye a nadie. Si Jesús actúa así, nosotros, como seguidores suyos, estamos llamados a transmitir también su mensaje: el amor de Dios, su acción, supera todos los límites y barreras. No hagamos distinciones, ni excluyamos a nadie de la salvación que el Señor ofrece.

Que no nos cansemos de creer, de esperar y de trabajar confiadamente por el mundo nuevo que el Señor Jesús ha inaugurado y nos sigue regalando a todos.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78