14 - julio - 2020

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Una palabra de aliento para quien está abatido

25 - marzo - 2018

Una palabra de aliento para quien está abatido

Justino Santiago Fernández

Domingo de Ramos en la Pasión del Señor – Ciclo B

En este denso Domingo de Ramos quiero fijarme, en primer lugar, en el profeta Isaías. Parece que las situaciones de ansiedad, tristeza, abatimiento… fueran algo propio de esta sociedad del siglo XXI en la que todo va muy deprisa y nos es difícil mantener un equilibrio personal que nos asegure la suficiente dosis de alegría y sentido como para vivir en paz con nosotros mismos y con los demás. Sin embargo, Isaías (siglo VII antes de Cristo) participa de la profunda crisis de su pueblo, cuando los reyes hacen alianzas con imperios extranjeros, cuando el desánimo es grande… ¿Cuándo vendrá el mesías? ¿Quién será capaz de decir a este pueblo abatido una palabra de aliento?

Hoy nos encontramos con muchas situaciones de sufrimiento en las personas que tenemos cerca y que las noticias nos presentan. Con ellos tiene más sentido decir con el salmista: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”.

Quién puede decir hoy una palabra de aliento a quien ha perdido un hijo, a quién ha recibido la noticia de una grave enfermedad, a quien hace mucho que nadie da una oportunidad de trabajo y de vida digna, a quien ha sufrido abusos y no se atreve ni a denunciarlo…

Si escuchamos hoy a Pablo en su carta a los Filipenses podemos llevarnos una sorpresa (los primeros versículos de este capítulo 2 no se leen, pero son la clave). Pablo dice: si tenéis entrañas compasivas y no os encerráis en vuestros intereses, sino que buscáis lo que hace bien a los demás… entonces fijaos en quien tiene palabras de aliento para los abatidos, fijaos en Jesús, que era Hijo y se hizo esclavo por nosotros, hasta en punto de entregar su vida para que nosotros vivamos.

¡Qué grandeza la del guardia civil que se lanza y arriesga su vida por salvar a los que están en peligro de ahogarse! Esos son los que tienen no las palabras, sino los gestos de aliento para quienes están abatidos.

Y en este día de fuertes gestos, vemos a Jesús que pasa de la aclamación de la muchedumbre, del “hosanna”, los ramos, las palmas… a los gritos, “crucifícalo, crucifícalo”. Hasta el gesto supremo de la Cruz. El que tiene palabras de aliento y esperanza, demuestra su amor, hasta el extremo, por aquellos que lo pasan mal, que necesitan muchos gestos que les hagan revivir.

Toca seguir a Jesús cerca de la cruz, cerca de los crucificados…

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 25/03/18.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78