inicio.Actualidad.Noticias."Buenos cristianos y honrados ciudadanos"
"Buenos cristianos y honrados ciudadanos"
Volver

29/06/2021

Compartir

"Buenos cristianos y honrados ciudadanos"

El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha presidido esta mañana la misa de acción de gracias de los salesianos a Zamora. Los religiosos, asentados en la ciudad desde hace más de setenta años, harán las maletas en septiembre y dejarán la diócesis. Miles de alumnos zamoranos, y de otros lugares de España, se han formado en la Universidad Laboral. Su gran legado, su gran aportación a la ciudad.

Hoy la iglesia de María Auxiliadora se llenaba, con limitación de aforo, para decir adiós a estos religiosos que tanto se han entregado por la ciudad y por la diócesis de Zamora.

Don Fernando parafraseó durante su homilía a don Bosco, fundador de la familia salesiana, para resaltar el buen hacer de los religiosos durante estos años en Zamora y no dejó de agradecerles su dedicación y trabajo con los jóvenes.

“Solo podemos tener una palabra de agradecimiento por vuestra disponibilidad, vuestra entrega cotidiana vuestra cercanía a los jóvenes, vuestra alegría, vuestro abandono en manos del Señor, vuestra fe...Todo ello sostiene a esta iglesia y a esta comunidad”, apuntó el prelado.

La celebración de la eucaristía prosiguió con algunos momentos cargados de emotividad. Uno de los más especiales llegó con la intervención – desde el altar- del representante de los antiguo alumnos de la Universidad Laboral, Eutimio Contra. Muy emocionado leyó un fragmento de una carta de una alumna brasileña en la que reconocía la imborrable huella que había dejado en ella el carisma salesiano.

“El valor de la familia, de la universalidad, de la solidaridad, de la alegría”, son sólo algunos de los valores cristianos y humanos que mencionó Eutimio; quien también recordó que en ellos se había grabado a fuego lo que don Bosco les pedía: sed buenos cristianos y honrados ciudadanos.

Por otra parte, Eutimio recordó que fue el político Carlos Pinilla el que hace 68 años propició la llegada de los salesianos a Zamora y a día de hoy “más de 5000 alumnos de todas las provincias de España se han formado aquí”.

Reconoció también en su discurso el sentimiento de “amargura” por la marcha de los religiosos “tan difícil de asimilar” porque los salesianos “han donado a Zamora hombres de sana espiritualidad”. Finalizó, agradeciendo a todos los religiosos que han formado parte de la familia salesiana y encomendándose a María Auxiliadora “que siempre nos acompañará”.

Por último, el provincial de los salesianos tuvo también palabras de aliento para los fieles que se encontraban en el templo y les recordó que dejaban allí “lo mejor que tenemos” refiriéndose a María Auxiliadora. Así mismo, explicó que todo los 24 de cada mes un religioso salesiano de Salamanca vendría a Zamora para “visitar a la parte de la familia que siempre quedará en esta tierra”.

Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.