inicio.Actualidad.Noticias.El Año Jubilar, ventana de esperanza para los zamoranos
El Año Jubilar, ventana de esperanza para los zamoranos
Volver

18/03/2021

Compartir

El Año Jubilar, ventana de esperanza para los zamoranos

La diócesis inaugura el Año Jubilar “Raíces con esperanza”, en la solemnidad de san José. La Iglesia en Zamora recuerda así sus raíces, que se remontan al año 1121, en el que Bernardo de Perigord es elegido primer obispo de Zamora, después de que la diócesis fuera erigida en el año 900 con el obispo San Atilano y quedara interrumpida a finales del s. XI tras ser Zamora arrasada por Almanzor
 

Zamora, 18/3/2021. La diócesis de Zamora ha presentado esta mañana el Año Jubilar “Raíces con esperanza” que pretende conmemorar el IX centenario de la restauración de la sede episcopal con la celebración de diferentes actividades desde el 19 de marzo de 2021 hasta el 19 de marzo de 2022. Mediante este Jubileo extraordinario, la diócesis de Zamora mira agradecida a su pasado con el fin de afrontar el futuro con esperanza.

La apertura del Año Jubilar tendrá lugar el 19 de marzo, solemnidad de san José, con la celebración de la eucaristía en la S.I Catedral a las 18.00 horas y que presidirá el Sr. Nuncio Bernardito C. Auza. El acceso al templo será restringido y con invitación, para cumplir con el aforo permitido.

La colecta de esta celebración, al igual que el resto de las que se organicen durante el año, se destinará al proyecto de acción social que contempla la organización del Año Jubilar.

Los templos, monasterios y otras realidades diocesanas vestirán en sus muros lonas con el lema del Año Jubilar: Raíces con esperanza; también, se colocará en el interior de las iglesias el cirio jubilar y se han diseñado estampas con la imagen de san Atilano con la oración del Año Jubilar. Por último, el Año Jubilar también tendrá un himno que amenizará las celebraciones de este año y que se estrenará en la misa inaugural en la Catedral.

La información acerca del Año Jubilar estará disponible en una app (para Android e IOS) próximamente, con el nombre: Jubileo de Zamora.

Teniendo en cuenta la actual situación de pandemia, el programa de actividades podrá sufrir modificaciones, aunque ya desde el inicio se contempla la organización del Año Jubilar en 3 fases:


• 1ª fase (en pandemia): actualidad
• 2ª y 3ª fase (desescalada)
• 4ª fase (tránsito a la normalidad)


El paso de una fase a la siguiente estará condicionado por la situación sanitaria del momento y por las normas impuestas por las administraciones competentes. De tal forma, que no existe un calendario con fechas cerradas.


En pandemia

Así las cosas, en situación de pandemia se ofrecerá una exposición itinerante sobre la figura de “San José” que ya está instalada en el claustro del Seminario San Atilano y permanecerá hasta el 15 de abril.

La segunda muestra expositiva se inaugurará el 26 de marzo y se colocará en la S.I Catedral de Zamora donde permanecerá hasta marzo del 2022 y lleva por título: “El IX centenario de la restauración de la diócesis”.

El canal de Youtube de la diócesis de Zamora será el espacio en el que se ofrecerán dos conferencias este mes de marzo, impartidas por el delegado diocesano de Patrimonio, José Ángel Rivera de las Heras. La primera de ellas estará disponible en la plataforma desde el día 18 de marzo y versará sobre “San José en el arte zamorano”. La segunda de ellas se estrenará el 24 de marzo y lleva por título: “Creación y restauración de la sede episcopal zamonara”.

Proyecto jubilar. Atención a la mujer vulnerable

El Año Jubilar extraordinario de la diócesis de Zamora se materializará en la creación de un nuevo proyecto de acción social cuyas destinatarias serán las mujeres en situación de vulnerabilidad. Entendiendo que se trata de mujeres víctimas de violencia de género, embarazadas sin recursos económicos, toxicómanas, y otros perfiles que se estudiarán a lo largo de este año.

La intención es que los esfuerzos y frutos recogidos durante este Año Jubilar extraordinario tengan un fin concreto que se materializará en este proyecto social diocesano que pretender dar respuesta a un colectivo con el que aún no se trabajaba en la diócesis de Zamora.

Otras noticias relacionadas

La actividad de Manos Unidas en 2020, condicionada por la pandemia
La actividad de Manos Unidas en 2020, condicionada por la pandemia
La presidenta de Manos Unidas en Zamora, Milagros Morata, ha explicado hoy en rueda de prensa que la ONG católica vio reducida su actividad a consecuencia de la pandemia, lo que ha supuesto una “ligera” reducción en la recaudación del 2020. Así las cosas, Manos Unidas obtuvo una recaudación de 239.112´98 euros; obtenidos a través de las actividades organizadas por la ONG (mesas y huchas petitorias, Operación Bocata), los fondos privados (particulares, asociaciones, colegios, herencias y legados, parroquias y socios), y fondos públicos (Junta, Diputación y otros). Por su parte, el vicario de Pastoral Samaritana, Antonio J. Martín, ha agradecido la labor de Manos Unidas “a pesar de las dificultades que ha supuesto la pandemia” y ha recordado las palabras del papa Francisco en las que urgía “vacunas para todas las personas”. Ha explicado el vicario que “solo el 1 por ciento de la población” de los países pobres ha recibido ya la vacuna contra la COVID-19. Precisamente, la tarea de Manos Unidas es recordar las injusticias y desigualdades que se viven a día de hoy en el mundo. Milagros Morata ha tenido palabras de agradecimiento para los 7.000 socios de Manos Unidas que colaboran generosamente con la entidad y también ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que sean voluntarios. “Mayoritariamente somos personas jubiladas las que estamos en Manos Unidas y todas las manos son bienvenidas, pero es cierto que sería bueno darle un toque juvenil”, ha subrayado. Proyectos financiados   Mejora de la calidad de la enseñanza primaria en Senegal, financiado por los arciprestazgos de Toro- Guareña y Tierra del Vino con un importe de 28.190 euros. Apoyo a la producción hortícola sostenible de una cooperativa femenina en Mauritania, financiado por los arciprestazgos de Zamora- ciudad, Aliste y Sayago con un importe de 39.667 euros. Mejora de la atención médica en Zambia financiado por Benavente- Tierra de Campos y Tierra del Pan con un importe de 27. 593 euros Mejora de las condiciones educativas de niñas tribales en India financiado por Zamora- ciudad y Benavente con un importe de 35.012 euros Proyectos cofinanciados   Impulso a la producción agroecológica, comercialización y generación de ingresos en Senegal financiado por la Junta de Castilla y León Diversificación productiva y gestión integral de los recursos en Perú financiado por la Junta de Castilla y León            
16/09/2021más info
Fallece el sacerdote Lauro Nogal Álvarez a los 93 años de edad y 70 de sacerdote
Fallece el sacerdote Lauro Nogal Álvarez a los 93 años de edad y 70 de sacerdote
Lauro Nogal nació el 4 de julio de 1928 en Riomanzanas y fue ordenado sacerdote el 19 de agosto de 1951. Fue nombrado coadjutor de Bóveda de Toro en 1951 y encargado también de la capellanía de Mota del Marqués. Al año siguiente, en 1952, se le encargaron las parroquias de Olmillos de Castro y Navianos, además de ser nombrado ecónomo de Marquiz de Alba. En el año 1957 es nombrado párroco de Cubillos y al año siguiente, en 1958, se fue de misionero a Uruguay. No es hasta 1972 cuando regresa a España y es nombrado coadjutor de la parroquia de Cristo Rey en Zamora y ecónomo de San Lorenzo. En 1975 le nombran arcipreste de Zamora. Don Lauro, muy conocido en el barrio de Los Bloques de Zamora, fue párroco de San Lorenzo desde el año 1986 hasta 2001. Durante algunos de esos años fue párroco “in solidum” junto al sacerdote, Andrés Rodríguez. En el año 2001 es nombrado vicario parroquial de Cristo Rey en Zamora, parroquia a la que siguió vinculado hasta su fallecimiento; puesto que en el año 2004 se jubiló canónicamente y pasó a ser vicario parroquial emérito.   Su cuerpo está siendo velado en el tanatorio de La Soledad en Zamora y la celebración de las exequias serán mañana, miércoles 15 de septiembre, a las 11.30 h. en la parroquia de Cristo Rey de Zamora.   Su cuerpo será inhumado en cementerio de San Atilano de Zamora. Descanse en paz, descanse en Dios.
14/09/2021más info
Los seminaristas inician el curso con una eucaristía presidida por el obispo.
Los seminaristas inician el curso con una eucaristía presidida por el obispo.
En la iglesia de San Andrés se han reunido hoy domingo los siete seminaristas -cuatro del menor y tres del mayor-, sus familias, el nuevo equipo de formadores y Fernando Valera, obispo de la diócesis, para poner en marcha el curso académico y rezar juntos para fortalecer las vocaciones sacerdotales que, en palabras del obispo, no son pocas, aunque hay que seguir creciendo. En la homilía, Fernando Valera, pidió a los seminaristas que se dejaran instruir por el Señor, por su palabra y por la eucaristía. El obispo indicó que “sabiéndonos necesitados, debemos aprender de Jesús, que nos invita a un seguimiento radical” y “nos pregunta a cada uno directamente ¿Quién dices tú que soy yo?”. Aprovechando la lectura de hoy, Fernando Valera invitó a los seminaristas a que Jesús fuera el centro de sus vidas y a hablar de él con palabras, pero también con la verdad de las obras. Pidió que el ambiente familiar del Seminario estuviera marcado por “el plus de la aceptación del otro”, y que los candidatos al sacerdocio aprendieran “a mirarse a sí mismo con un cierto humor para poder aceptar las limitaciones y amar mejor”. Animó también a afrontar en este curso la contradicción y el sufrimiento, que llegarán, pero para resolverlas hay que mirar a Jesús y descubrir que los que se aventuran a seguir a Jesús, a imitarle, deben darse y entregarse como él lo hizo en la cruz. Tuvo también palabras de ánimo para los formadores a los que les agradeció personalmente su generosidad. A Millán Núñez como rector, a Juan Luis Martín como director espiritual y a Javier Prieto como educador, les pidió que fueran mediadores de Jesús en la formación de los jóvenes que han manifestado la voluntad de ser sacerdotes. A los padres les agradeció la confianza en el seminario como lugar para la formación de sus hijos y terminó diciendo que la oración será ese elemento aglutinador que haga posible el crecimiento vocacional de estos siete jóvenes que han dicho sí al seminario.
12/09/2021más info
Encuentro del obispo con los titulares de los colegios católicos de la diócesis
Encuentro del obispo con los titulares de los colegios católicos de la diócesis
Los titulares de los colegios católicos se han reunido con el obispo diocesano para valorar su situación actual, compartir proyectos y diseñar líneas de acción conjunta para el curso escolar. El jueves 9 de septiembre, un día antes de comenzar el curso académico, los titulares y directores de los centros católicos han compartido con Fernando Valera, obispo de Zamora, sus líneas generales de acción para el curso 2021-22. En un contexto marcado por la pandemia, por la aprobación de la LOMLOE, por la reducida natalidad en la provincia y las incertidumbres que todo eso genera, Monseñor Valera ha querido enviar un mensaje de esperanza y poner en valor su impagable tarea en el campo de la educación y la evangelización de los más de 4000 niños y jóvenes matriculados en sus centros. El obispo les dijo a los titulares y directores que “tenéis que ofrecer siempre excelencia, no os podéis conformar con hacer lo justo, lo que todos hacen porque toca, ya que el Evangelio es siempre algo más”. La complejidad del momento que nos ha tocado vivir hace que este tipo de colegios dé lo mejor que tiene a cuantas familias eligen este modelo educativo. El prelado añadió que “si se disminuye la identidad, perderemos colegios, así que cuanta más identidad católica habrá mejor respuesta por parte de los padres”. Apelando a unas palabras del papa Francisco, el obispo invitó a los educadores de los colegios católicos a acompañar, ese es el reto porque “hay que estar con los niños, ver cómo crecen, especialmente los últimos, los descartados”. Consciente de que la tarea educativa de estos colegios es especialmente evangelizadora, Fernando Valera ofreció a los directores la posibilidad de que contaran con sacerdotes para estar en los colegios, acompañando procesos, escuchando, celebrando y dando esa tonalidad católica que no se puede perder nunca. El obispo se comprometió con ellos a escuchar sus peticiones y a buscar la manera de apoyar los claustros, los departamentos de pastoral con la presencia de esos sacerdotes que, sin ser muchos, se ofrecen a “hacer camino con la comunidad educativa”. En otro orden de cosas, el delegado diocesano de enseñanza, Juan Carlos López, presentó el proyecto “Colegios católicos: Espacios Seguros”, una iniciativa transversal que la diócesis iniciará a lo largo del curso con todos sus agentes pastorales. Su objetivo es certificar que todas las actuaciones con menores están sometidas a protocolos que aseguran la integridad de los niños en todos los órdenes. Este proyecto cobra especial importancia en los colegios donde habrá que implementar medidas concretas para el trabajo con los alumnos. También se habló del necesario cuidado de la asignatura de religión, de la formación de sus profesores y de la Missio, es decir del envío de los profesores de religión que, cumpliendo con la normativa vigente, se les encarga la enseñanza de esta asignatura en los centros de la diócesis. En este caso, se celebrará el 2 de octubre con una lección inaugural a cargo de la doctora Dª. María Fuencisla García Casar, titulada “El texto hebreo del Antiguo Testamento: su transmisión”. A continuación  el obispo presidirá la celebración del envío. Agradeciendo la participación de todos y subrayando la misión compartida, el obispo puso en manos de la Virgen este curso, enmarcado por la celebración del Año Jubilar “Raíces con Esperanza”.
10/09/2021más info
El obispo de Zamora con la patrona de Carbajales
El obispo de Zamora con la patrona de Carbajales
D. Fernando Valera no podría haber elegido mejor fecha que la del 8 de septiembre para visitar, por primera vez, la comunidad cristiana de Carbajales. Se trata del día grande de la Villa albarina al ser la fiesta de la patrona, Ntra. Sra. la Virgen de Árboles. Es costumbre que en este día la imagen luzca ataviada con el típico y elegante traje carbajalino, mostrando al Niño de forma entrañable. Debido a la actual situación pandémica, ni hoy ni mañana se hace posible la tradicional procesión con la imagen patronal para expresar también, fuera del templo, el amor a María. Este obligado recorte procesional se ha visto compensado con la presencia del  Obispo de Zamora, tan esperado después de nueve meses de su llegada a la Diócesis. Las autoridades locales y la feligresía le recibieron con alegría, agradecimiento y un cariñoso aplauso de todos los asistentes, tras las palabras de bienvenida del párroco, Ángel Carretero Martín. En esta intervención de acogida apuntó, refiriéndose al obispo, que “él no es la guinda de un pastel, sino sucesor de los apóstoles que nos conecta con Cristo, fundador de la Iglesia Universal. Y uno no está en comunión con la Iglesia de Cristo de forma abstracta, sino concretamente a través de esta Iglesia local de Zamora de quien el Obispo es nuestro padre y pastor”. Una templo bellamente engalanado para la ocasión. Una celebración muy vivida en la que el coro parroquial ha ayudado a la asamblea a elevar el alma a Dios y a Nuestra Señora. Al terminar la misa solemne varios grupos colaboradores aprovecharon para fotografiarse junto al Obispo, a los pies de la Virgen de Árboles. Después del novenario preparatorio, hoy y mañana son los días centrales; y, pasado mañana, se concluye con la tradicional misa por todos los difuntos del pueblo. Predicación del ObispoLa predicación de D. Fernando avivó la devoción de los fieles a la Virgen María como camino para llegar a Cristo y modelo a la hora de vivir nuestra fe y de relacionarnos con los demás. De ahí lo de “patrona”, porque en ella descubrimos el mejor “patrón” para seguir a su Hijo Jesús. También señaló, entre otras cosas, que no podemos permitir que “ponerse la zancadilla unos a otros” se convierta en norma habitual de convivencia como ya parece estar sucediendo en tantos ámbitos de la sociedad actual. Nosotros, al contrario: “lo propio de los cristianos es ponerse en el corazón del otro y comprenderlo”. Eso no significa que tengamos que ser “fotocopias” unos de otros; no quiere decir que todos tengamos que tener la misa psicología, ideología, etc, sino que “trabajemos por mantener la unidad dentro de la rica diversidad o diferencias que podamos tener unos y otros”. También hizo alusión a un joven padre de familia que, situado en los primeros bancos, sostenía en brazos a su pequeña niña de apenas dos años. “Esta es una viva imagen -explicaba el Obispo- del amor que Dios Padre nos tiene a sus hijos, estrechándonos también junto a su corazón”. Por eso nuestro empeño de cada día no puede ser otro que trabajar por el amor y la concordia. El nombre de la Virgen de ÁrbolesEl nombre de la Patrona le viene dado porque, según la tradición, la Virgen María se apareció a los antepasados de la Villa hacia el siglo X, en plena Edad Media, durante la dominación sarracena sobre la península ibérica. En realidad, es la gran época de las apariciones de la Virgen y de los hallazgos de sus imágenes, escondidas por miedo a los invasores. La Virgen de Árboles, según la tradición local, se apareció en un lugar que desde siempre fue fortaleza defensiva. Lo hizo en un momento de mucho apuro, en plena guerra contra “los moros”, cuando se imploraba socorro a la Madre del Cielo. Se apareció sobre las ramas de un árbol Negrillo del mencionado Fuerte, lográndose el triunfo con el enemigo. Desaparecida la visión y en agradecimiento, hicieron una imagen semejante a la vista en aquel Negrillo, dándole el título de Virgen de Árboles. La imagen que actualmente se venera ya no es la original de estilo románico, sino una escultura de bulto redondo, imagen de bastidor, del siglo XVIII, tallada en madera policromada, cabeza y manos. Fuente: parroquia de Carbajales de Alba
08/09/2021más info
La diócesis presenta los I Premios San Atilano
La diócesis presenta los I Premios San Atilano
La diócesis de Zamora pone en marcha la I edición de los Premios San Atilano que nacen en el marco del Año Jubilar Raíces con Esperanza, con la intención de reconocer y agradecer el trabajo bien hecho de personas e instituciones, tanto del ámbito eclesial como civil y social. El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha sido el promotor de esta iniciativa que ha sido apoyada en la Comisión organizadora del Jubileo y que pretende mantenerse de forma anual. Monseñor Valera ha insistido en que la creación de estos premios servirá para poner en valor el trabajo diario y, a veces callado, de tantas personas al servicio de la Iglesia. "Hay tantos artistas, escritores, catequistas, sacerdotes, fieles, asociaciones, instituciones...que hacen cosas tan bonitas en pro de la Iglesia que es de justicia un reconocimiento”, ha apuntado. Por su parte, el vicario de Pastoral, Florentino Pérez, ha recordado que la iglesia de Zamora presenta estos premios en pleno Jubileo en el que se conmemora el IX centenario de la restauración de la diócesis. “Un año en el que la iglesia diocesana tiene una mirada agradecida a nuestras raíces y afronta el futuro con esperanza”, teniendo esto en cuenta el próximo 2 de octubre se hará entrega de los premios San Atilano en una cena solidaria en el claustro del Seminario. En este sentido, el obispo ha recalcado que “tenemos que tener una mirada agradecida a tantas ideas y personas nobles” para huir de lo negativo que nos rodea y ser capaz de poner en valor “tanto bien y tanta bondad que hay entre nosotros”. Monseñor Valera ha aclarado que en esta primera edición de los premios “queremos reconocer, agradecer y ser una Iglesia que camina con su pueblo y diciendo una palabra muy importante: gracias”. Las candidaturas Los premios San Atilano tendrán dos categorías. La categoría eclesial premiará a aquellas personas o iniciativas que desde dentro de la Iglesia ofrecen un testimonio de vida o realizan una tarea encomiable al servicio de su iglesia. La categoría social premiará a personas e instituciones cuya labor o aportación repercutan en el bien común o el cuidado de la sociedad zamorana, en la que se encuentra integrada la diócesis. El portavoz de la Comisión organizadora del Jubileo, Juan Carlos López, ha sido el encargado de explicar los detalles técnicos de estos premios. Todas las candidaturas deberán ser presentadas por personas particulares o por instituciones a través del formulario creado para tal efecto. Junto con el formulario debidamente cumplimentado, se podrá adjuntar documentación para una mejor valoración que contribuya a la justificación de los méritos alegados. Las candidaturas podrán ser presentadas por correo electrónico a la dirección premiossanatilano@gmail.com ; por correo postal, mensajería o personalmente. Las propuestas que sean remitidas por correo postal o mensajería deberán ser enviadas a: Secretaría del Obispado de Zamora (I edición Premios San Atilano), Calle Ramos Carrión 18- 49001 Zamora. También podrán presentarse forma presencial en el Obispado en horario de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 horas en sobre cerrado. El plazo de presentación finalizará el 23 de septiembre de 2021. Juan Carlos López ha detallado que el galardón será una figura “en piedra” creada por el escultor zamorano, Ricardo Flecha. Para presentar candidaturas accede aquí.
03/09/2021más info
El Consejo de Gobierno proyecta el nuevo curso pastoral en El Paular
El Consejo de Gobierno proyecta el nuevo curso pastoral en El Paular
El Consejo de Gobierno de la diócesis de Zamora finaliza su encuentro de retiro, convivencia y programación en el monasterio de Santa María de El Paular en Rascafría (Madrid), que comenzó el pasado 30 de agosto. Los ocho miembros del equipo de gobierno; junto al obispo diocesano, Fernando Valera, han compartido días de oración y reflexión con el objetivo de marcar las líneas de acción de trabajo de la diócesis para el próximo curso pastoral. El retiro comenzó con la intervención del secretario técnico de la Comisión para el Clero de la Conferencia Episcopal Española, Juan Carlos Mateos, quien insistió en la importancia de “escuchar al Espíritu y al pueblo de Dios, discernir para acompañar y predicar el Evangelio”. Durante las jornadas posteriores, monseñor Valera ha dirigido las reuniones con los cinco vicarios diocesanos, el delegado episcopal de Patrimonio, el delegado episcopal de Evangelización y el canciller- secretario general. Tras estos intensos días de trabajo se han perfilado las líneas básicas de actuación desde las claves de la escucha, del discernimiento y la evangelización. Todo ello en el marco del Jubileo Diocesano Raíces con Esperanza y la sinodalidad en vida y misión de la Iglesia. Las jornadas de trabajo han estado integradas en el ritmo propio de oración del monasterio. El Consejo de Gobierno finalizó su estancia con una visita guiada al monasterio de Santa María de El Paular y la eucaristía presidida por don Fernando.
02/09/2021más info
El obispo, Fernando Valera, clausura los campamentos de verano en el Lago de Sanabria
El obispo, Fernando Valera, clausura los campamentos de verano en el Lago de Sanabria
Zamora, 29/08/2021. El tiempo libre es una realidad creciente en nuestra sociedad. Es el lugar de las aficiones, de la comunicación y del encuentro personal consigo mismo, con los otros, con la naturaleza y con Dios. Es, en definitiva, una oportunidad para el desarrollo integral de niños y jóvenes que genera innumerables posibilidades educativas frente a otras ofertas que en ocasiones falsean la jerarquía de valores. A través de parroquias, arciprestazgos, asociaciones o delegaciones, la diócesis de Zamora viene haciendo una propuesta educativa en el tiempo libre integral, activa y liberadora. El punto central lo constituye la persona y se fundamenta en la fe y en los valores evangélicos que la justifican y le dan fuerza. Junto a algunos otros, los campamentos del Lago de Sanabria, Doney, Sejas o Villadepera han sido los escenarios perfectos en los que miles de zamoranos han vivido esa experiencia desde hace décadas y que este año, a pesar de las dificultades que conlleva la pandemia, han vuelto a abrir sus puertas, aunque en otros formatos y con convocatorias más reducidas. Hoy el Campamento “Como enanos” cierra una nueva edición con la visita de Fernando Valera. El obispo ha querido acercarse al lago para despedir con una eucaristía al medio centenar de asistentes pertenecientes al arciprestazgo de Aliste-Alba. Con su presencia Monseñor Valera ha querido significar la importancia de estas iniciativas pastorales y la necesidad de seguir invirtiendo esfuerzos para acompañar a los más jóvenes desde la óptica del Evangelio. Desde el precioso enclave sanabrés, quiso también agradecer al equipo de monitores y ayudantes que hacen posible esta experiencia y les invitó a que cada cual se preguntase lo que Dios espera de ellos y a comprometerse a dar respuestas que fueran perfilando su vocación personal y eclesial. Después de días intensos de actividad, llega el final de la temporada estival y con la despedida del campamento "Como enanos" se instalará la tranquilidad de nuevo en las instalaciones de Cáritas. La campa, los almacenes, las praderas, el lago se rodearán de silencio a la espera de que el próximo verano vuelvan a llenarse sus tiendas, a escucharse risas e historias, a vivirse mil y una aventuras increíbles, a estrecharse lazos de amistad eternos y a estar muy cerca de lo que de verdad merece la pena…
28/08/2021más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.