inicio.Actualidad.Noticias.El nuevo Consejo de Gobierno y el Rector toman posesión de sus cargos
El nuevo Consejo de Gobierno y el Rector toman posesión de sus cargos
Volver

01/07/2021

Compartir

El nuevo Consejo de Gobierno y el Rector toman posesión de sus cargos

La iglesia de Santiago del Burgo de Zamora ha acogido esta mañana el acto de toma de posesión de los miembros que forman el nuevo Consejo de Gobierno de la Diócesis. Tras darse a conocer los nombramientos episcopales, hoy los cinco vicarios, los dos delegados episcopales y también el nuevo rector del Seminario Menor y Mayor San Atilano, han participado en la ceremonia de profesión de fe y juramento de fidelidad de sus cargos.

El acto jurídico fue precedido por el rezo de la Hora Intermedia y a continuación el secretario general- canciller saliente dio inicio a la ceremonia de juramento y toma de posesión.

Así las cosas, juraron su cargo el nuevo secretario general-canciller, Fco. Ortega Vicente; el vicario general, César Salvador; el provicario, vicario judicial y moderador de curia, Pedro Faúndez; el vicario de pastoral, Florentino Pérez; el vicario de Asuntos Sociales, Antonio J. Martín de Lera; el vicario para el ministerio ordenado y laical, Juan Luis Martín; el delegado episcopal de patrimonio, José Ángel Rivera; el delegado episcopal de Evangelización, Florencio Gago; y por último el nuevo rector, Millán Núñez.

Anteriormente, el obispo de Zamora, Fernando Valera, se dirigió a los presentes con estas palabras:

MEDIACIONES PARA UN SERVICIO EN LA COMUNIÓN

Estamos comenzando un camino de servicio a la Diócesis de Zamora. Su impronta ha de ser la comunión. Llamados a ser un equipo que vive en su estilo y forma de actuar una profunda experiencia de Dios, nacida de un corazón tocado por el amor, este amor nos da ojos nuevos y una actitud humilde y sencilla, esa que habéis mostrado en vuestra disponibilidad, sabiendo que Jesús nos ha prometido la Cruz.

En nuestro itinerario quisiera destacar algunas actitudes y comportamientos que me parecen oportunos.

La actitud en nuestro modo de gobernar será la mansedumbre y el respeto que crean puentes. Nos recuerda el papa que el espíritu con que uno dice cosas verdaderas influye también en su modo de verlas. La verdad, incluye como parte esencial, el modo respetuoso y amoroso con que se expresan las cosas. Las cosas verdaderas se dicen con ese espíritu de verdad que es el Espíritu Santo.

Es este un tiempo para la cercanía de sus pastores y laicos, la cordialidad, la paciencia y la misión evangelizadora. Dar razón de nuestra esperanza. La fe viva que conserva en su memoria la fidelidad a Dios llevando en el corazón ese núcleo doctrinal que son, un tesoro a transmitir. Son verdades sentidas y vividas. Es también el gusto espiritual de estar cerca de la vida de la gente, de experimentar que es bello ser pueblo fiel de Dios.

El gran protocolo del gobierno de esta comunidad diocesana será Mateo 25: No es una simple invitación a la caridad: es una página de cristología, que ilumina el misterio de Cristo. En esta llamada a reconocerlo en los pobres y sufrientes se revela el mismo corazón de Cristo, sus sentimientos y opciones más profundas, con las cuales todo santo intenta configurarse (GE, 96).

La dinámica de nuestro caminar es la Palabra que trabaja por dentro, la Eucaristía que configura con Cristo. La realidad cotidiana que se contempla desde el interior transfigurado. La oración confiada.

La naturaleza del discernimiento en la Iglesia de Zamora supone una hermenéutica espiritual. Es decir, una interpretación según el Espíritu del Señor. Él es el que guía nuestra Iglesia, y nos hace vivir la comunión que nos configura como bautizados para la consagración del mundo. Ser enviados y sostenidos en la comunidad que peregrina, es acompañar y fecundar nuestra sociedad y cultura con semillas de Evangelio.

Quiero dar las gracias a D. José Francisco Matías Sampedro, D. Juan Carlos, D. Juan Carlos Alfageme Matilla, D. Luis Fernando Toribio Viñuela, D. Luis Miguel Rodríguez Herrero; vuestro trabajo y dedicación han sido encomiables durante estos años, gracias por vuestra acogida y atención.

De la misma manera quiero dar la bienvenida a D. D. Cesar Salvador Gallego, Vicario General de la Diócesis de Zamora; D. Pedro Faúndez Mayo, Provicario General, Vicario Judicial y Moderador de Curia; D. Florentino Pérez Vaquero, Vicario de Pastoral; D. Juan Luis Martín Barrios, Vicario para el Ministerio Ordenado y los Ministerios Laicales; D. Antonio Jesús Martín de Lera, Vicario de Asuntos Sociales; D. José Ángel Rivera de las Heras, Delegado Episcopal de Patrimonio; D. Florencio Gago Rodríguez, Delegado Episcopal de Evangelización; D. Francisco Ortega Vicente Rodríguez, Canciller-Secretario General.

Así mismo, doy la bienvenida también al Sr. rector del Seminario Mayor de San Atilano y Menor de San Atilano a D. Millán Núñez Ossorio.

Tenemos un tiempo para predicar con el ejemplo, servir con amor.

Finalmente desear a todos que vivamos este momento con “gozo en el Espíritu Santo” (Rm 14,17), como nos dice el Papa Francisco: “El apóstol debe esforzarse para ser una persona cortés, serena, entusiasta y alegre que transmite felicidad en donde se encuentra. Un corazón lleno de Dios es un corazón feliz que irradia y contagia con la alegría a todos los que están alrededor de él: se ve inmediatamente. No perdamos, por lo tanto, el espíritu alegre, lleno de humor e incluso autoirónicos que nos convierte en personas amables, también en las situaciones difíciles”.

 

Galería fotográfica

Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.