Secretariado de Pastoral Juvenil

19/08/2022

Compartir

¿Qué ha significado la PEJ para ti?

1.-El Señor siempre devuelve el ciento por uno. Aún unos días después de regresar del Camino de Santiago y la PEJ, sigo intentando asimilar tanto don recibido sin merecerlo ni esperarlo.

A nivel personal, he tenido la inmensa suerte de poder vivir esta experiencia en clave de servicio y entrega a aquellos jóvenes con los que he compartido estos días a través de mi vocación médica. Gracias a este servicio he podido experimentar esa alegría profunda del darse a uno mismo sin medir cuánto ni cómo, del desgastarse para aliviar en la medida de lo posible el sufrimiento de otros, del privarse de comodidades o preferencias para que otro viva y disfrute más el camino...

En esta peregrinación me he sentido tiernamente cuidada, sostenida e impulsada por el Señor, que ha sido fuerza y luz, compañía y consuelo en cada momento. No he dejado de sentir su abrazo hecho carne en tantas personas que ha puesto como faros en mi camino, en cada Eucaristía, en el regalo de la confesión, en la oración, en los pequeños acontecimientos de cada día.

También he vuelto a recordar que soy Iglesia, que soy parte de un gran cuerpo que arde en deseos abrazar como una madre al mundo entero, y que ese abrazo llegue a cada persona sedienta y herida por la falta de amor y la ausencia de Dios. Jóvenes, religiosos, familias, sacerdotes, obispos...Todos juntos, como una sola carne hemos experimentado el gozo de sabernos llamados a una misma misión: la de imitar en todo al que nos regala cada día la vida entregando la suya por Amor. Hoy quiero hacer mío aquello que decía uno que nos precedió en esta misión, y que resume a la perfección la experiencia vivida: "En todo amar y servir". Ana Sierra (Equipo pastoral juvenil)

 

2.-Cuando el primer día me preguntaron cuál era mi objetivo del camino y de la PEJ lo dije muy claro: pasármelo genial y conectar más con el Señor. Ha sido un camino de altibajos constantes, de mil emociones y reflexiones, pero al final te das cuenta de que todo eso ha pasado por algo y que el Señor te quería decir algo con todo eso.


He terminado el camino y la PEJ con los objetivos más que cumplidos y orgullosa de ello, he conocido a gente increíble y he podido encontrar esa conexión con Dios.

Ya puedo decir que es cierto que el camino siempre te plantea una pregunta y que el final de este es el principio de otro. Isabel Juárez Toranzo (Villalpando, Zamora)

3.- Para mi el Camino de Santiago ha marcado un antes y un después. Ha sido mi primer Camino y guardo muchos recuerdos, personas maravillosas con las que pude compartir y un sinfín de anécdotas. En pocas palabras puedo decir que ha sido una experiencia maravillosa, en la que he podido experimentar más cerca de mí la presencia de Dios y poder haber escuchado su voz en mí. Diego García Bartolomé (Seminarista menor de Zamora)

 

4.- Cómo religiosa puedo decir que ha sido una gracia de Dios haber podido acompañar a jóvenes valientes en un camino duro pero animado por la amistad y la búsqueda de Cristo . Dios estaba en cada uno de nosotros mostrando su Amor de Padre pero sobretodo dándonos al hermano que nos acompañaba. Una experiencia única que merece la pena dejarse la piel. Gracias a Todos. Gracias a Dios.

 

5.- Para comenzar, el Camino de Santiago es una experiencia en la que mejoras físicamente y socialmente, pero a su vez también es un medio por el que puedes conectar más con Dios.

En mi caso, el camino no me ha acercado tanto al señor pero el evento "PEJ" sí. La razón de mi mejora de conexión con Dios ha sido gracias a la cantidad de jóvenes con un mismo fin, aquello me impulsaba más a estar con ellos lo que significa acercarse a Dios. Si tuviera que destacar algún momento de toda la "PEJ" sería la Vigilia en el Monte del Gozo llevada a cabo por el cardenal Antonio Marto. Guillermo Goyal (Villalpando)

6.- Somos David y María, que con nuestros hijos, Joaquín (7 años) y Valentín ( 5 años), hemos hecho el Camino de Santiago, junto con los jóvenes de la diócesis de Zamora y diócesis de Castilla y León y Santander.
David y Joaquín se levantaban cada mañana con los chicos y caminaban hacia Santiago con sus palos de peregrinos, iban a su ritmo, disfrutando del paisaje, de la conversación y de la compañía. María y Valentín avanzaban en coche hasta la siguiente parada donde esperaban la llamada para ir a recogerlos pero... Joaquín aguantaba y terminaba la etapa! Joaquín cuenta que ha conocido a mucha gente en el camino, jóvenes que "nos ayudaban a seguir la ruta" cuando el camino no estaba claro. Lo que más le ha gustado es "estar con muchos jóvenes y llegar a Santiago con papá".


Las tardes eran para descansar y compartir con los chic@s la experiencia del camino, celebrar juntos la eucaristía y pronto a descansar que al día siguiente había que seguir caminando. Dormir en saco, en un pabellón con unas 500 personas ha Joaquín le ha parecido impresionante, dice entre risas.
Para nosotros ha sido una experiencia positiva, organizarnos en equipo para que cada día la mochila de caminar estuviera lista, los sacos en su sitio y todo dispuesto. Hemos participado en encuentros de jóvenes durante el noviazgo y en los primero años de matrimonio pero llegar a Santiago con nuestros hijos ha sido especial, sabiendo que el camino no acaba ahí, seguimos caminando como amigos de Jesús, como Santiago, acompañados de amigos, hermanos para los que ser un apoyo en el camino.
Seguimos caminando, con Él y para Él. Próxima parada, JMJ Lisboa 2023! David, María, Joaquín y Valentín. Familia cristiana

7.- Esta experiencia nos ha beneficiado tanto de manera individual como colectiva, ya que hemos compartido actividades y vivencias, además de ayudarnos unos a otros aún cuando no podíamos con nosotros mismos. Julia Vecino, 18 años. Benavente.

Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.