inicio.Actualidad.Noticias.El equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de Dueñas
El equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de Dueñas
Volver

06/09/2023

Compartir

El equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de Dueñas

El obispo, Fernando Valera, junto a los vicarios César Salvador, Pedro Faúndez, Juan Luis Martín, el delegado episcopal de Evangelización, Florencio Gago, y Francisco Ortega Vicente, Secretario Canciller, se han reunido durante varias jornadas en el Monasterio de San Isidro de Dueñas para programar el curso pastoral, participando de la vida y espiritualidad de los monjes y encomendándose a la intercesión del santo Rafael Arnaiz .

Cada vicario revisó su ámbito pastoral y propuso líneas de acción para el curso 2023-24 en el que habrá hitos relevantes para  la vida eclesial de Zamora. La Asamblea Diocesana será uno de esos puntos fuertes en este inicio de curso. Fernando Valera, en su carta de convocatoria, nos recuerda que "el Señor continuamente nos está llamando a renovar nuestra realidad desde la raíz. Nos anima a ello nuestra esperanza en un Dios que siempre va por delante de nosotros. Por eso, realmente este proceso consiste en una experiencia espiritual, que nos pone en diálogo con los hermanos, para buscar juntos respuestas ante nuestra realidad pastoral desde aquello a lo que el Señor nos llama". Es una apuesta clara por la sinodalidad, por el discernimiento compartido en el que participarán, en palabras de Monseñor Valera, "todas las realidades de la diócesis a través de los diferentes órganos consultivos y a través de una representación de las distintas comunidades presentes en cada arciprestazgo".

Otros temas tratados en estas jornadas han sido la economía diocesana, la festividad de San Atilano, el modelo de trabajo arciprestal, la formación del clero y de los laicos, el acompañamiento de los diáconos permanentes y de los ministerios laicales, el cultivo de la espiritualidad o la Pastoral sectorial, entre otros.

El Consejo de gobierno de la diócesis ha tenido muy presente a San Rafael Arnáiz, sus miembros se han esforzado especialmente en hacer suya la idea del santo burgalés de que "al amar a Jesús, forzosamente se ama lo que Él ama". Porque gobernar es sobre todo ejercitar la caridad desde el encuentro con Jesús, servir, ofrecerse enteramente desde la responsabilidad asumida al Pueblo de Dios. En definitiva, estos días de trabajo han servido para fomentar la comunión y la participación corresponsable en la diócesis, reflexionando y concretando las acciones pastorales de la Iglesia diocesana.

El equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de DueñasEl equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de DueñasEl equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de DueñasEl equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de DueñasEl equipo de gobierno programa el curso pastoral en el Monasterio de San Isidro de Dueñas

Otras noticias relacionadas

Sayago arropa al obispo en el inicio de la visita pastoral
Sayago arropa al obispo en el inicio de la visita pastoral
La ermita de la virgen de Gracia, en pleno corazón de Sayago, se quedó pequeña el sábado, 11 de mayo, para acoger al obispo de Zamora, Fernando Valera, que iniciaba aquí su visita pastoral a la diócesis. Monseñor Valera eligió esta tierra y este templo para comenzar la que será su primera visita pastoral en los tres años que lleva como obispo de Zamora.  A las 19.00 horas se daban cita los sayagueses en el entorno de la ermita de Gracia en un ambiente de fiesta en la que hubo bailes y música tradionales. No podía ser de otro modo, teniendo en cuenta que el arcipreste de Sayago, Héctor Galán, es un apasaionado del folclore popular. Una vez en la ermita, el párroco de Bermillo, Juan José Carbajo, ofrecía una catequesis a los presentes en la que explicaba el sentido y fundamento de una visita pastoral. Una vez finalizada la intervención del sacerdote, la iglesia que peregrina en Sayago le obsequió con un báculo de madura elaborado por un artesano de Fermoselle.  El prelado acogió emocionado este detalle que le entregó el arcipreste, minutos antes de comenzar la eucaristía. Don Fernando presidió la misa que concelebraron los sacerdotes de Sayago: Héctor Galán, Angel Martínez, Mariano Pérez , Juan José Carbajo, Florencio Gago y, también, el obispo emérito de Perú y natural de Carbellino, Francisco Simón. Tras la eucaristía llegó la merienda que compartieron los sayagueses con su obispo en las inmediaciones de la ermita de Gracia. ¿Qué es una visita pastoral? "La Visita Pastoral es un momento de gracia para las parroquias y para las personas, en el que aparece más clara y se vive con más plenitud la amplitud eclesial de la vida cristiana. Significa redescubrir la razón de ser que nos identifica como Pueblo de Dios en camino. En la persona y la presencia del Obispo se vive lo que es la comunidad parroquial dentro de la Iglesia particular, en comunión con la Iglesia universal, apostólica y católica. En esta apertura y autenticidad católica se expresa y se garantiza la comunión efectiva y visible con el Obispo. Las parroquias son la realización concreta de la única Iglesia diocesana, presidida toda ella por el Obispo, en el nombre de Cristo y en comunión con la Iglesia universal. Cuando el Obispo se hace presente, lleva consigo a toda la Diócesis", así lo explica monseñor Valera en su carta pastoral.
13/05/2024más info
El obispo firma dos nuevos nombramientos
El obispo firma dos nuevos nombramientos
El obispo de Zamora, Fernando Valera, firmó en el mes de abril dos nuevos nombramientos diocesanos:   - Héctor Galán: capellán de la Hermandad de Luz y Vida. - Bernardo Medina: confesor de la comunidad de vida contemplativa de dominicas del convento Sancti Spiritus de Toro.
03/05/2024más info
Sayago, primera parada de don Fernando en su visita pastoral
Sayago, primera parada de don Fernando en su visita pastoral
El obispo de Zamora, Fernando Valera, iniciará en el arciprestazgo de Sayago su visita pastoral que comenzará el 11 de mayo con un encuentro y celebración de la eucaristía en la ermita de la virgen de Gracia a partir de las 19.00 horas. Un día de fiesta al que están convocatodos todos los fieles sayagueses que deseen compartir la jornada con el pastor de la iglesia en Zamora. Éste será el pistoletazo de salida para una visita pastoral que le llevará a pisar todos los pueblos de Sayago y del resto de la diócesis de Zamora. Don Fernando pide a la comunidad cristiana que le acompañe en este tiempo con la oración personal y comunitaria: "Como el Buen Pastor que cuida de cada una de sus ovejas, me pongo a vuestra disposición en esta misión. Os pido oración personal y comunitaria a toda la Diócesis por el buen desempeño y ejercicio de la comunión. Que el Espíritu Santo, Señor y Dador de Vida, nos ilumine y ayude a responder a su voluntad".   ¿Qué es una visita pastoral? Según el Directorio para el Ministerio pastoral de los Obispos, “la visita pastoral es uno de los modos, ciertamente singular, por el que el Obispo cultiva el encuentro personal con el clero y demás fieles del pueblo de Dios, para que los conozca y dirija, los exhorte a una vida de fe y de práctica cristiana, así como para que vea de cerca y valore en su real eficacia las estructuras e instrumentos destinados a su servicio pastoral” (n. 166). El objetivo principal de la visita pastoral es “el encuentro del Obispo con las personas, es decir, con el clero, los religiosos y los laicos: todos los actos de la visita deben orientarse hacia este fin” (nº 168). Se le indica al obispo que trate de encontrarse con los niños en la catequesis y con los jóvenes, con los enfermos, con los miembros de asociaciones de apostolado, con el Consejo Pastoral de la parroquia y con los grupos parroquiales de Cáritas, etc. La Iglesia pide a los obispos que hagan la visita pastoral a todas las comunidades cristianas y a las instituciones católicas. Así lo prescribe el Código de Derecho Canónico: “El Obispo tiene la obligación de visitar la diócesis cada año total o parcialmente, de modo que al menos cada cinco años visite la diócesis entera, personalmente o, si se encuentra legítimamente impedido, por medio del Vicario general o de otro presbítero. El obispo puede elegir a los clérigos que desee para que le acompañen y ayuden en la visita” (CIC 396). Misa estacional El momento cumbre de la visita pastoral es la Misa Estacional, es decir, la celebración de la eucaristía con el pueblo, presidida por el obispo, junto con los sacerdotes, religiosos y fieles de la parroquia. En esta eucaristía nos encontramos como hermanos, profesamos la fe católica, celebramos los misterios de nuestra salvación, recibimos los dones del Espíritu Santo y renovamos nuestra vida comunitaria y social. Al acabar, rezaremos juntos una oración por los difuntos de la parroquia.
02/05/2024más info
El arzobispo nigeriano, Valerian Maduka Okeke, visita Zamora
El arzobispo nigeriano, Valerian Maduka Okeke, visita Zamora
El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha recibido al arzobispo nigeriano, Valerian Maduka Okeken, en la visita que ha realizado a la ciudad y conocer, también, el trabajo que realiza la diócesis de Zamora en el acompañamiento a los sacerdotes: Gerald, Quizito y Charles. Los tres presbíteros, nacidos en Nigeria, se encuentran en la diócesis desde hace varios meses realizando tareas pastorales -en distintos ámbitos de la iglesia zamorana- además de completar sus estudios y aprender el idioma. La visita de este arzobispo africano es un signo más del hermanamiento y comunión entre nuestra iglesia y la archidiocesis de Onitsha (Nigeria). Por otra parte, don Fernando se ha desplazado en la jornada de hoy hasta León para compartir el día con las monjas clarisas de León, comunidad monástica a la que se incorporaron las clarisas del convento de las Marinas de Zamora recientemente.
25/04/2024más info
El obispo en la Misa Crismal:
El obispo en la Misa Crismal: "Tenemos un presbiterio sacrificado y lleno de nobleza"
Llegados al corazón de la Semana Santa, nuestra diócesis ha celebrado en la mañana del Miércoles Santo la Misa Crismal, una liturgia que ahonda en la renovación espiritual de los creyentes y en la unidad de la comunidad católica, una unidad que, en esta ocasión, se ha significado de manera especial en la persona del nuncio de su Santidad, monseñor Bernardito Auza, que participó en la eucaristía y que nos acompañará hasta la tarde de mañana para conocer nuestra semana de pasión.                               A la celebración ha asistido todo el presbiterio diocesano, diáconos, comunidades de vida religiosa y laicos. El obispo Fernando Valera inició su homilía citando a Santa Teresa en el libro de la Vida: “Cuando vi a Jesucristo, su incomparable belleza quedó impresa en mi alma tan profundamente, que todavía hoy la tengo esculpida”. Y es que el prelado apuntó que “la belleza no se deja agotar argumentalmente, ni tiene su verdad en la palabra, ni en la razón, sino en la contemplación” para, inmediatamente, afirmar que el óleo que se consagra en esta misa crismal entrará directamente en el interior del creyente para protegerle y animarle en el camino espiritual. Monseñor Valera ha tenido palabras muy especiales para los sacerdotes, invitándoles a que rompiesen con la tentación de la polarización y con la violencia de nuestro mundo, con el cansancio de la propia fe en occidente o con una cultura aburrida de su propia historia que ha abdicado de conocer la fe en Jesucristo. Les ha recordado que “cuando la cruz de Cristo se planta en medio de la historia, la belleza se da más en el servicio y en la humillación hasta el final”. El final de la homilía ha querido ser una llamada a todos los sacerdotes a que vivieran la belleza de su ministerio abundando en las siguientes actitudes: La de la dulzura, sin el exceso de discursos, arrodillados, y como María en Betania, aliviando los pies cansados de Jesús con el perfume más excepcional. La de la ofrenda. Esta celebración, indicó Fernando Valera, es una oportunidad para los sacerdotes de convertirse “en ofrenda, renovando la vida con una adhesión cordial a las promesas de la ordenación”. Un presbiterio sacrificado y lleno de nobleza que debe estar preparado “para llevar las mismas heridas de Cristo”. La de “la alegría, esa que rompe con ese pesimismo antievangélico. Dice el cardenal Bustillo, que la alegría siempre va acompañada de sus hermanas la pobreza, la fidelidad y la obediencia”. Invitó el prelado a que los sacerdotes fueran cada día más allá de su propio estado de ánimo. La de “la visión positiva de la vida, la capacidad de asombro, de confianza en los demás, la esperanza en una humanidad asentada en la bondad y en el deseo del gozo de la paz”. Ha concluido el obispo su homilía recordando de nuevo a Santa Teresa: “cuando vi la fascinante belleza del Señor ya no encontré a nadie que a su lado pudiera todavía decirse bello y que todavía pudiese ocupar mi espíritu”. Finalizada la homilía, los sacerdotes han renovado junto al obispo y la comunidad reunida sus promesas sacerdotales, comprometiéndose en una entrega total a la misión de la Iglesia. Posteriormente se bendijeron los óleos sagrados. Cada uno de estos óleos lleva consigo un profundo simbolismo y propósito dentro de la vida sacramental de la Iglesia. El de los enfermos, que representa la curación y la fortaleza. El de los catecúmenos, que es un signo de bienvenida y acompañamiento en el camino de la iniciación cristiana. Por último, el santo crisma, que simboliza la santificación y la consagración. Ha habido también en la celebración oportunidad para el recuerdo del pueblo ucraniano, pidiendo a Jesús, Príncipe de la Paz, por el final de la guerra. Concluyó la eucaristía con las palabras del Nuncio, monseñor Bernardito Auza, que pidió particularmente por los sacerdotes de esta diócesis y los bendijo, señalando que en nombre del santo padre les trasladaba su más sincero agradecimiento por su generosa entrega al Evangelio. GALERÍA  
27/03/2024más info
Un millar de alumnos de Religión interconectados con la Semana Santa
Un millar de alumnos de Religión interconectados con la Semana Santa
Cerca de treinta centros educativos de la provincia interconectados participan en la segunda edición del Kahoot diocesano de Zamora. Aproximadamente un millar de alumnos se concentrarán estos días a través de las redes para jugar y compartir conocimientos sobre la Semana Santa. Animados por la delegación de enseñanza y sus profesores de religión, se ofrecerán 16 partidas en las que cada centro educativo tendrá la oportunidad de demostrar sus conocimientos sobre los días de Pasión. Las preguntas están inspiradas en los textos del Evangelio que relatan los últimos días de la vida de Jesús y se valoran las respuestas por su corrección, pero también por la rapidez en enviar el resultado a través de la plataforma Kahoot, una herramienta muy de moda en los colegios que introduce el juego como un elemento motivador y que hace que los alumnos se impliquen en el conocimiento de diferentes temáticas. Los colegios participantes son: Alfonso IX, Claudio Moyano, María de Molina, Poeta Claudio, León Felipe, Universidad laboral, Maestro Haedo, La Vaguada, Tierra de Campos, Escuela de Arte, Nuestra Señora del Rocío, Santísima Trinidad, Amor de Dios (Toro), Corazón de María, Sagrado Corazón de Jesús, Trilema, Bajo Duero, Virgen del Canto, Jacinto Benavente, Alfoz de Toro, El Pinar, Guarrate, Magdalena Ulloa, Coreses, Sancho II, N.S. La Candelaria.
18/03/2024más info
"El Señor quiere enjugar nuestras lágrimas". Meditación cuaresmal de Mons. Valera
"Jesús es el centro de la Iglesia. Nuestra fe es apostólica, es misionera, y creemos en Jesús resucitado. Todo ello supone una sensibilidad espiritual especial", ha reflexionado don Fernando Valera en su segunda y última meditación cuaresmal en la Santa Iglesia Catedral de Zamora.  La resurrección del Señor implica un modo diferente de caminar y de ir por la vida: "por eso es peligroso pensar que esto se ha acabado". El obispo ha insistido en que "no debemos tener miedo" porque esa debilidad es la que debemos combatir para saber que Él esta con nosotros y debemos situarnos en "libertad" para contemplar a Jesús que resucita. Monseñor Valera ha recordado que en muchos momentos sentimos miedo, pero ya en la Biblia hasta en 365 veces se nos dice: "no tengáis miedo", una por cada día del año. "Camina, confíate... Hay que ponerse de pie y caminar, tu objetivo es que el misterio de la persona de Jesús sea tu profunda identificación. Nosotros, como cristianos, queremos configurar nuestra vida con Cristo. Pide a María que te ponga con Jesús resucitado". Monseñor Valera se ha referido también a la ternura de Jesús resucitado en sus primeras palabras: "Háblame de tus lágrimas", le dijo a María Magdalena. Esto es una muestra de que todo lo pequeño es importante a los ojos de Jesús. A Él le duelen nuestros sufrimientos: "Al Señor le importan tus cosas, tus sufrimientos, tu vida, tu caminar, tus búsquedas, tus dudas...La primera cosa que ve Jesús aquella mañana luminosa es ese velo de las lágrimas de una mujer. Es el mundo que está lleno de las lágrimas de tantos inocentes". Don Fernando ha recordado a los fieles que asistían a esta segunda meditación cuaresmal que es como si Jesús nos dijera: "por tus lágrimas he venido". Cuando el resucitado se aparece a María Magdalena "no impresiona, no va con fuerza, no deslumbra, no ciega, no se impone... En su voz tiembla la voz marcada por el dolor. Es el estilo de Jesús. Es un estilo inconfundible. No podemos hacer otra cosa que aprender del estilo de Jesús. Las lágrimas de Jesús son el tesoro del resucitado". Una vez finalizada la charla, ha dado comienzo la meditación cuaresmal sobre lo que el obispo ha recordado: "La primera mirada de Jesús es siempre sobre la situación del otro. Jesús siente dolor por el dolor del otro y se ocupa siempre de los demás. El quiere enjugar las lagrimas de todos". La memoria de Dios es la memoria del que solo guarda el amor del otro.    
12/03/2024más info
El obispo centra su primera meditación cuaresmal en la espiritualidad de la Pasión
El obispo centra su primera meditación cuaresmal en la espiritualidad de la Pasión
El obispo de Zamora, Fernando Valera, convocó a la comunidad diocesana en la S.I. Catedral a una meditación en la que invitó a compartir la vida y el dolor de Jesús porque, según sus propias palabras “lo que más nos cuesta integrar es el sufrimiento, no la alegría”. Inspirándose en los capítulos 18 y 19 del Evangelio de Juan desgranó el significado de la oración en este tiempo que Zamora celebrará con devoción y guardando la tradición secular. Contemplando la Pasión de Jesús se alcanza su verdadera intimidad, se comparte su dolor que permite al creyente “perderse de vista a sí mismo” en introducirse “en el misterio del amor de Dios y sus consecuencias”. La Semana Santa que ya está cerca debe ser el espejo en el que descubrir que Jesús herido y golpeado cargó con nuestros dolores, son nuestras heridas. Esto no es “exaltación del dolor, sino del amor que lo explica todo y vence a la fuerza brutal, ciega… ahí la victoria de las víctimas de toda la historia”. Monseñor Valera quiso identificar tres momentos para la contemplación en este tiempo de Cuaresma: El primero fue el de la figura de Jesús golpeado y con la corona de espinas, después de haber sido flagelado. La bofetada, los golpes del prendimiento, toda esa noche que juegan con Él y que le golpean acusándolo de blasfemo. Ante la mofa, la corona de espinas y finalmente el suplicio de esclavos que es la flagelación, Fernando Valera invitó a los presentes a que descubriesen en la eucaristía que “el pan que comemos está hecho con este pan triturado, la sangre que bebemos es esta sangre de la crueldad humana”.   En segundo lugar, quiso el obispo que los asistentes contemplaran el Camino de la Cruz, el via crucis, en el que Jesús cargado con el madero y agotado sale de la ciudad. Ante esa imagen, el obispo pidió que los creyentes se alejasen de la apatía ante el dolor de los demás y pidieran “entrañas compasivas, no sensibleras. El gesto aparentemente trivial de La Verónica representa “la compasión que alivia”, porque “nada es pequeño cuando se trata de compartir cariño, ternura, ayuda. Nada es poco. Es una mujer que cruza la mirada y trasmite compasión”.   Por último, el prelado puso en su mirada el momento de la crucifixión. Jesús es clavado en la Cruz, la cruz preside la historia desde aquel viernes santo”. Pidió a todos que escuchasen a Jesús que se define como camino, verdad y vida. Terminada la propuesta del obispo, se expuso el Santísimo y concluyó la jornada con la celebración de la eucaristía. Con esta convocatoria Fernando Valera quiere subrayar la importancia espiritual de este tiempo y ofrecer a la comunidad cristiana un marco adecuado para recorrer el camino que lleva a la Pascua. Anunció también el obispo que el curso próximo tiene intención de ofrecer una semana completa de meditación cuaresmal en clave de ejercicios espirituales, una novedad en la diócesis que pretende subrayar la importancia de este tiempo medular del año litúrgico. El obispo afirmó que nuestra tradición requiere dedicar tiempo a los preparativos materiales de la Semana Santa, pero sin obviar el sentido espiritual de la Cuaresma como tiempo de meditación y compromiso. 
11/03/2024más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.