Delegación de Enseñanza

06/12/2021

Compartir

Skate Hero llena el Teatro Ramos Carrión

El Teatro Ramos Carrión estuvo a punto de colgar el cartel de "no hay entradas" la tarde del 4 de diciembre de 2021. La maravillosa historia de Ignacio Echeverría, el héroe del monopatín, presentada por medio centenar de jóvenes en formato musical fue la responsable. Desde hacía varios meses, la Comisión del Año Jubilar venía preparando esta actuación que fue extraordinariamente bien recibida por el público zamorano.

La historia de Ignacio Echeverría, un joven español desplazado a Londres para trabajar que fue asesinado por un grupo terrorista, dio la vuelta al mundo y se convirtió en referente de entrega y heroicidad por el desenlace de los hechos. Se multiplicaron los actos de reconocimiento no solo en Inglaterra sino en todo el mundo. Su padre, Joaquín Echeverría, quiso también homenajear a su hijo escribiendo un libro que, de manera providencial, cayó en las manos de Javier Segura, convirtiendo aquella historia en un musical cargado de mensajes y  emociones que han impactado entre el público zamorano.

El obispo de la diócesis, Fernando Valera, agradeció y animó personalmente al grupo y mantuvo una conversación con Joaquín Echeverría, ofreciendo su solidaridad y oración por su hijo Ignacio que, según todo apunta, se iniciará en breve el proceso para estudiar su causa de canonización. 

La actividad fue motivada por la delegación diocesana de enseñanza en colaboración con la de Pastoral Juvenil. El día previo se celebró una Vigilia en la iglesia del Seminario que contó con la participación de un elevado número de jóvenes procedentes de todas las parroquias de la diócesis.

Otras noticias relacionadas

Fernando Valera a los candidatos al diaconado permanente:
Fernando Valera a los candidatos al diaconado permanente: "Sois el rostro vivo de Cristo servidor"
Cuatro laicos de la diócesis de Zamora celebraron el rito de admisión a la sagrada orden del diaconado permanente el 24 de junio, a las 19.00 horas, en la iglesia de San Ildefonso de Zamora. Presidió Fernando Valera, obispo de Zamora, en un templo en el que concelebraron una veintena de sacerdotes acompañados por dos diáconos permanentes y las familias, amigos y comunidades de los candidatos al diaconado permanente. Este rito es la celebración previa al diaconado y se realiza cuando consta que los aspirantes han alcanzado la madurez suficiente y demostrado las dotes necesarias, a juicio tanto del candidato, que lo manifiesta públicamente en esta celebración, como de la Iglesia, que en la persona del obispo acepta la petición de admisión. Fernando Valera centró su homilía en la experiencia espiritual de Juan Bautista, que precedió la venida del Mesías “predicando un bautismo de conversión” al pueblo de Israel. Para el obispo “es difícil hacer el trabajo para que otro sea el protagonista. Juan era un hombre (el último profeta) fuerte, que llegaba al corazón de la gente”, pero solo era la voz que gritaba en el desierto para preparar el camino del Señor. “Es la vocación del diácono, preparar el corazón del pueblo para el encuentro con el Señor de la vida y el amor” indicó el obispo. Haciendo referencia a su visita pastoral a Sayago, concretamente a Pereruela, Fernando Valera mencionó la puerta del sagrario en la que estaba Juan Bautista señalando el Cordero y apuntó que, como Juan, “el diácono es el que discierne quien es el Señor, el que viene tras de él, el testigo". Añadió el obispo que “ser diácono es ser pequeño, arrodillarse al modo de Jesús ante los pies de los demás. Juan sufrió la cárcel, sufrió la oscuridad de la celda, la oscuridad del corazón” y a Juan le asaltaron las dudas, afirmó el obispo, pero le mantuvo la gracia que le permitió reconocer que allí estaba el Señor, “el cordero que quita el pecado del mundo”. Apuntó Fernando Valera que la Iglesia de Zamora “necesita personas enamoradas de Jesús, no superhombres, sino creyentes humildes, sencillos, llenos de pasión por el Evangelio” y para eso “es necesaria una profunda vida espiritual, injertada en Cristo”. "Como candidatos al ministerio del diaconado, pertenecéis a la Iglesia, sois el rostro vivo de Cristo servidor en el mundo”. Quiso recordar también a las familias de los candidatos, donde se hace presente también Jesús de manera especial, colmándolas de felicidad, de gratuidad y alegría. Terminada la homilía, el pastor preguntó públicamente a Miguel Ángel Conejo, a Ignacio Enríquez, a Carlos Alberto Coria y a Ramón Pérez, si querían formar su espíritu para servir al Señor y a la Iglesia como diáconos permanentes. Al escuchar su respuesta afirmativa, Fernando Valera pidió a Dios que llevara a fin este noble propósito de los candidatos. La celebración continuó con la alegría de una Iglesia que va viendo cómo el ministerio del diaconado permanente se va consolidando en nuestras comunidades cristianas, enriquecidas con su servicio a la Palabra, a la Liturgia y a la Caridad.   
24/06/2024más info
La iglesia de Zamora, presente en la inauguración de las Edades del Hombre
La iglesia de Zamora, presente en la inauguración de las Edades del Hombre
El rey Felipe VI ha inaugurado esta mañana en Villafranca del Bierzo la vigésimo séptima edición de las Edades del Hombre, que compartirá sede con Santiago de Compostela. El lema elegido en esta edición es `Hospitalitas´, siendo pues la hospitalidad el hilo conductor en esta ocasión, una virtud que se ejercita con los peregrinos que llegan tanto a Villafranca del Bierzo como a Santiago de Compostela, la otra sede de la muestra de este año. Hasta Villafranca del Bierzo se han desplazado desde la diócesis de Zamora el vicario general, César Salvador; el delegado episcopal de Patrimonio, Miguel Ángel Hernández; el director de la Fundación ZamorArte, Juan Carlos López; y el gerente-ecónomo, José Manuel Chillón. Hay que recordar que la iglesia de Zamora ha aportado cinco piezas a esta magna exposición. Cinco piezas zamoranas En la localización de la colegiata de Santa María en Villafranca del Bierzo se podrán contemplar tres piezas, un óleo del siglo XVIII “La creación” que se encuentra en el convento del Sancti Spiritus de Toro, aunque su titular es la colegiata toresana. También de Toro, en concreto de San Julián de los Caballeros procede el óleo del XVI “San Julián y Santa Basilisa cuidando a los enfermos”, la tercera obra corresponde a una tabla de la iglesia de Villarrín de Campos efectuada por los maestros de los Santos Juanes titulada “Desposorios de la Virgen”. En la cripta del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela se colocarán dos obras procedentes de Catedral de Zamora.  Una escultura que representa a San Cristobal que hiciera Juan de Montejo y una de las tablas de Fernando Gallego de las que se exhibe en la capilla del cardenal de la seo zamorana. En concreto la que plasma la adoración de las reliquias de San Ildefonso. La esencia zamorana estará presente en `Hospitalitas´, también, a través de la música puesto que el compositor toresano, David Rivas, es el autor de la ambientación musical que envuelve esta muesta de arte sacro. La exposición estará abierta hasta septiembre, tanto en Villafranca como en Santiago de Compostela, donde se espera la apertura de ‘Hospitalitas’ la próxima semana.  
12/06/2024más info
Diario de la visita pastoral de don Fernando a la diócesis de Zamora
Diario de la visita pastoral de don Fernando a la diócesis de Zamora
21/06/2024. Arcillo, Sogo, San Román y Molacillos "Centrados en lo tascendente" Cuatro han sido las comunidades parroquiales visitadas por el obispo en esta jornada. Son algunas de las que acompaña Angel Martínez Casado, sacerdote que ha entregado su vida con generosidad y cariño a estos pueblos de Sayago.  En Arcillo y San Román, con poblaciones muy reducidas, el obispo pidió a los feligreses constancia y fidelidad a las raíces recibidas por sus mayores y les instó a que cultivaran su relación diaria, por pequeña que fuese la comunidad, teniendo como referencia la asamblea eucarística de los domingos. Después de la oración se produjo, como es habitual, el encuentro y el diálogo con Monseñor Valera en el que los presentes compartieron experiencias humanas y religiosas interesándose por la vida del obispo y este por la de sus vecinos y feligreses. En Sogo, el obispo ofreció una reflexión más en clave catequética, apelando a la pequeñez cuantitativa de la Iglesia, pero reivindicando su grandeza en autenticidad y transparencia, una comunidad que se preocupa de testimoniar con su compromiso la belleza de la fe y de la vida. Coincidió el prelado con Teresa Guerra Pino, escritora local, que le regaló su última obra, "Al amor de la lumbre", y con la que mantuvo una interesante conversación. Terminó la visita del viernes con una eucaristía en Malillos a la que asistió prácticamente todo el pueblo, incorporándose también los foráneos llegados para pasar el fin de semana. Aprovechando que se celebraba san Luis Gonzaga, de memoria litúrgica obligatoria, el obispo centró su homilía en este jesuita, heredero de príncipes que renunció a sus privilegios para dedicarse a los más débiles. Siendo seminarista se encontró en la calle a un enfermo gravísimo que se lo echó al hombro y lo llevó al hospital para que lo atendieran. En aquel gesto de generosidad inmensa, se contagió el tifo y Luis murió el 21 de junio de 1591, a la edad de sólo 23 años. Murió mirando el crucifijo y diciendo "Que alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor". En este santo el obispo quiso poner la mirada de quienes asistieron a la eucaristía para invitarles a ser auténticos y generosos como san Luis Gonzaga, que sirvió a los demás en verdad y caridad. La tónica general de los pueblos ha sido, como a lo largo de toda la visita al arciprestazgo de Sayago, de alegría por la cercanía del obispo y su aliento a mantener viva la llama de la fe, cosa que agradecen las comunidades rurales y así lo expresan en cada uno de sus gestos de acogida a nuestro obispo, Fernando Valera.   20/6/2024. Las Enillas y La Tuda "La riqueza de vuestra iglesia sois vosotros" El obispo visitó el jueves las pequeñas comunidades cristianas de Las Enillas y La Tuda. A primera hora estuvo en la primera localidad donde rezó junto a un pequeño grupo de vecinos la Hora Intermeda y, a continuación, se trasladó hasta el cementerio para realizar una oración por sus almas. Un gesto que agradecieron, especialmente, los fieles del pueblo.   La mañana finalizó con la visita de monseñor Valera a La Tuda, otro pueblo muy pequeño de Sayago en el que presidió la celebración de la eucaristía y les insistió que no perdieran la "esperanza" por ser pocos y mayores, porque ellos son un grano de arena más en la Iglesia Universal. En este pueblo también le recordaron que el ilustre zamorano, Herminio Ramos, es natural de esta localidad sayaguesa.   19/6/2024. Pueblica de Campeán y Sobradillo de Palomares El obispo retoma la visita pastoral en Pueblica y Sobradillo El obispo, Fernando Valera, retomó este miércoles la visita pastoral por el arciprestazgo de Sayago que le llevó a dos pueblos muy cercanos a la capital: Pueblica de Campeán y Sobradillo. Se trata de dos pequeños núcleos de población, pero con una historia un tanto peculiar.  En Pueblica le esperaba un pequeño grupo de fieles a las puertas de su iglesia quienes, por cierto, habían elaborado una alfombra con pétalos donde se leía: ¡Bienvenido! Un detalle que agradeció cariñosamente el obispo ya en el interior del templo. Tras la oración, tuvo lugar la charla informal con don Fernando. Los vecinos aprovecharon para explicarle la curiosa historia del pueblo: Es el pueblo más joven de la comarca de Sayago, ya que surgió en 1932 de la mano de la compañía eléctrica que construyó el embalse de Ricobayo, al ser anegada la primitiva población de La Pueblica. A continuación, el obispo se trasladó hasta Sobradillo de Palomares donde unas treinta personas esperaban al prelado diocesano para asistir a la celebración de la eucaristía, presidida por don Fernando y concelebrada por el párroco, Ángel Martínez; y el arcipreste, Héctor Galán.  El obispo tuvo ocasión de charlar con esta comunidad cristiana y mostrarles, además, la admiración por su cuidada iglesia y la riqueza patrimonial de su retablos y las imágenes.   16/06/2024. Reconciliarnos con lo pequeño. Almeida El obispo finalizó la primera parte de su visita pastoral en Almeida, una experiencia que ha resultado “rica y profunda”, y que le ha llenado de alegría porque, tal y como ha dicho en estos días, la misión de la Iglesia es “llegar a todos, especialmente a aquellos que viven en lugares apartados y a menudo olvidados”. En las diecisiete parroquias visitadas Fernando Valera ha querido mostrar el apoyo y la cercanía del obispo a cada una de las comunidades cristianas de Sayago, un apoyo que es reflejo del mensaje evangélico de cuidado y atención a cada persona, especialmente a las más vulnerables. Monseñor Valera, en su homilía de hoy, ha indicado que en una cultura como la actual "lo único importante es sacar elmáximo rendimiento por medio del esfuerzo y la actividad y vivir en lugares grandes y llenos de cosas". Por eso se nos hace tan extraña la parábola del grano de mostaza en la que Jesús compara el reino de Dios "conuna semilla que crece por sí sola, sin que el labrador le proporcione la fuerza para germinar y crecer. Sin duda es importante el trabajo de siembra que realiza el labrador, pero en la semilla hay algo que no ha puesto él: una fuerza vital que no se debe a su esfuerzo". Insistió Monseñor Valera en que debemos "experimentar la vida como regalo" porque de esta manera podremos "pasar por la vida dejándonos sorprender por la novedad de cada día". Continuó el obispo dciendo que "hay problemas que no se«resuelven» a base de esfuerzo, sino que se «disuelven» cuando sabemos acoger la gracia de Dios en nosotros", porque todo está sostenido por el misterio de Dios. Somos receptores de una semilla nueva, llamada a culminar en el frondoso final de la bienaventuranza prometida. Cristo ha muerto y resucitado por ti, por amor a ti. Él es la salvación, el camino, la verdad y la vida". Las últimas palabras de la homilía fueron una invitación personal al corazón de cada uno de los presentes: "No te dejes seducir por lo grandiosos ni abatir por lo pequeño; la fuerza del Reino, la fuerza del Evangelio no se mide por los criterios del mundo. En la escuela del discipulado el Cristiano lleva la semilla del Reino en su corazón. Una semilla que llena de esperanza y de vida; de justicia y de amor; de fraternidad y cuidado de la creación". Con esta visita a Almeida se cierra la primera parte de la visita pastoral a Sayago, en la que Fernando Valera ha sentido de cerca a estas gentes en las que la máxima evangélica cobra si cabe mayor fuerza: para Dios, los últimos serán los primeros.   14/6/2024. Roelos, Salce y Fresno Una iglesia moderna en Sayago, con graves problemas estructurales El pueblo de Salce esperaba con cierto anhelo la visita del obispo diocesano para que constatara con sus propios ojos el estado en el que se encuentra la iglesia parroquial. Se trata de un templo de los años 50 con graves problemas estructurales y que preocupa desde hace años a esta pequeña localidad sayaguesa. Monseñor Valera observó con preocupación el deterioro del templo y se comprometió a buscar una solución para la techumbre y los cimientos. Esta visita se desarrolló durante la tarde, pero la jornada del viernes comenzó con la visita a Roelos. La corporación municipal de Roelos esperaba a don Fernando en el Ayuntamiento para hacerle entrega de un obsequio: un libro en el que el historiador Donaciano Bartolomé, oriundo de este pueblo, explica los orígenes de Roelos. Posteriormente, se trasladaron hasta la iglesia parroquial donde le esperaba un nutrido grupo de fieles quienes, tras la celebración de la eucaristía, iniciaron la asamblea en la que agradecieron enormemente el gesto de "salir de sus reuniones oficiales" para pisar la tierra de los pueblos. Además, como ya viene siendo habitual en todas las paradas que realiza don Fernando, los fieles se preocuparon por el estado sus bienes inmuebles. En concreto, el obispo se detuvo en la casa parroquial la cual, finamente, será cedida para que se le pueda dar un uso comunitario. En este sentido, el obispo expresó también la preocupación que le produce el estado en el que se encuentran algunas de estas casas y adelantó la intención de darles, próximamente, usos de lo más variados para evitar su derrumbe. Por cierto, el obispo visitó la residencia de Roelos donde fue recibido con mucho cariño y los residentes le entregaron unos congregantes que habían realizado en el taller de manualidades del centro. La jornada finalizó en Fresno de Sayago. La comunidad esperaba al obispo a las puertas de la iglesia donde, a continuación, rezaron la Hora Intermedia. Una vez finalizada la oración, comenzó la asamblea. En este pueblo, el obispo habló de la importancia que tiene la visita del pastor de la iglesia diocesana porque es una expresión de la sucesión apostólica en la Iglesia católica. Y como no, los fieles, una vez más, le pidieron al obispo: "no nos cambie al cura". 13/6/2024. Carbellino y Torrefrades El detalle que comparte el obispo Valera con Eduardo Martínez y Jaime Font Andreu La visita pastoral de don Fernando deja a su paso anécdotas y hechos curiosos. Éste es el que ha acontecido en la jornada de hoy en Carbellino y Torrefrades. Resulta que al finalizar la eucaristía y la asamblea con los fieles en Carbellino, una mujer de 91 años, de manera espontánea, pide el micrófono: "Me llamo Tránsito, tengo 91 años y me gustaría recitarle una poesía". Dicho y hecho. Tránsito, emocionada, recitó sin titubear un bonito poema dedicado al pastor de la diócesis, de la misma manera que lo había hecho hace 80 años frente al obispo de entonces, Jaime Font Andreu. "Con 11 años en la escuela me pidieron que me aprendiera este poema y se lo dijera al obispo cuando llegara a Carbellino y hoy, escuchando a don Fernando, me ha venido a la cabeza y lo he querido recordar", explicó Tránsito. Por cierto, esta mujer nacida y criada en Carbellino ha viajado desde Francia con su esposo de 86 años para celebrar, junto a los vecinos y al obispo, la festividad de San Antonio, patrón de su pueblo. Esto sucedía esta mañana. Pero por la tarde en Torrefrades, se repetía la situación. Otra mujer, también llamada Tránsito y con 87 años, quiso agasajar a don Fernando con otro poema. Casualmente, ella también lo recitaba por segunda vez. La primera fue siendo niña y también coincidiendo con la llegada a Torrefrades del obispo de entonces, Eduardo Martínez. Ambas mujeres recordaron que, antaño, cuando llegaba el obispo a los pueblos era toda una fiesta: "se le recibía con banderines y todo". Hoy todo es más sencillo, pero el cariño y el respeto de la gente se mantiene intacto.  Otra de las particularidades de la visita en Carbellino fue que don Fernando estuvo acompañado no sólo por el párroco, Héctor Galán, sino también por el obispo emérito don Francisco Simón, oriundo de Carbellino, que ha desarrollado su tarea pastoral en Perú y ahora vive esta etapa  en su pueblo. En esta localidad la fiesta finalizó con una comida popular en el recién estrenado salón municipal, bendecido también hoy por el obispo Por la tarde, el obispo llegó a Torrefrades. Por cierto, monseñor Valera se ha quedado "muy impactado" por el magnífico retablo de su iglesia parroquial, donde se comprometió con los fieles a restaurar algunas sus piezas artísticas más interesantes. Sobre estos asuntos también habló en Carbellino donde insistió en la necesidad de firmar acuerdos y convenios con las instituciones públicas para poder "arreglar los 500 tejados" que tienen en titularidad la diócesis de Zamora. Un piscolabis preparado con esmero ha cerrado también la jornada de fiesta en Torrefrades donde además de la eucaristía, el obispo también presidió la tradicional procesión de San Antonio. 12/6/2024. Villamor de Cadozos, Piñuel, Escuadro y Mogatar El sacerdote, signo de esperanza en los pueblos de Sayago "Don Fernando, no nos cambie al cura". Una y otra vez han repetido este mensaje los feligreses de los cuatro pueblos que ha visitado hoy el obispo de Zamora, Fernando Valera. Una petición que es bien recibida por el obispo y, con cierto sonrojo, por parte del párroco, Héctor Galán. Al fin y al cabo, es la forma que tienen las comunidades parroquiales de agradecer a la iglesia diocesana su tarea pastoral: generosa y abnegada. El aprecio y admiración por el sacerdote es extensivo al obispo. Monseñor Valera se ha encontrado con una acogida calurosa y emotiva en estos pueblos sayagueses: "una muestra de la unión y adhesión que sienten hacia el pastor de la iglesia de Zamora", detallaba el párroco. El obispo ha visitado en la mañana de este miércoles las localidades de Villamor de Cadozos y Piñuel, en los dos pueblos tuvo un tiempo de oración y asamblea con los fieles; para finalizar con un pequeño tentempié. Uno de los momentos más entrañables se vivió en Villamor, cuna de la devoción a la virgen del Gracia y patrona de Sayago. En este pueblo, el obispo recibió como obsequio una pintura de la imagen de la virgen y uno de los feligreses explicó el origen de esta devoción mariana. Por cierto, en Piñuel don Fernando visitó en casa a una mujer delicada de salud, Hermelinda.  Por la tarde, llegó el turno de Escuadro y Mogatar. En Escuadro el obispo presidió una oración y en Mogatar tuvo lugar la eucaristía. La anécdota de la tarde sucedió en el piscolabis que ofrecieron a don Fernando en Mogatar, donde le sorprendieron con un aperitivo repleto de platos murcianos. Un detalle que emocionó especialmente al pastor diocesano. En cuanto a las conversaciones informales que mantuvo el obispo en los cuatro pueblos, cabe destacar su compromiso firme con la conservación del patrimonio. Si don Fernando ya era consciente del ingente valor patrimonial de la diócesis, en los primeros días de su visita pastoral lo está constatando de primera mano. "En todas las parroquias tienen piezas de un valor artístico increíble y hay que trabajar por conservarlo". Galería   9/6/2024. Peñausende "Vivid la alegría del Evangelio" El obispo de Zamora, Fernando Valera, estuvo hoy en Peñausende en una jornada intensa y muy enriquecedora para todos. En este pueblo del arciprestazgo de Sayago insistió en un mensaje: "los laicos tienen que ocupar el protagonismo y el espacio que les pertenece". Una idea que lanzó durante la asamblea con los fieles, tras la celebración de la eucaristía, en la que los vecinos mostraron su preocupación por cómo vivir su fe en circunstancias que cada vez se antojan más complicadas. "Antes había grupo de Biblia, antes había grupo de Cáritas, antes estudiábamos los Evangelios..." actividades que, normalmente, dirigía el párroco y que en este momento no es factible. Sin embargo, estos temas sirvieron para que el obispo recordara a los laicos que son ellos también quienes pueden seguir cultivando su fe: "reuníos, rezad juntos, compartid la fe, no abandonéis vuestra creencia". En este sentido, y al hilo de la pregunta que lanzó un joven de Peñausende, Nacho, explicó las distintas iniciativas que se desarrollan periódicamente en la capital y que también pueden ayudar a realizar el camino de fe de cada uno. "Las iniciativas que se desarrollan en Zamora no son únicamente para las parroquias de Zamora, sino que están diseñadas para toda la diócesis, para todo el Pueblo de Dios". Los jóvenes y adolescentes, no muy numerosos en la iglesia zamorana, tienen también su propio calendario de actividades, "para todos". Monseñor Valera constató en la mañana de hoy en Peñausende que se trata de una comunidad muy viva y esperanzada, por esto les animó a renovar los consejos parroquiales. El obispo pidió a los laicos que mantengan esa ilusión y esas ganas por seguir construyendo comunidad, puesto que está en manos de los laicos la vida parroquial: "vivid la alegría del Evangelio". En este aspecto, ofreció en la parroquia de Peñausende la realización de las misiones populares para poder revitalizar la tarea y misión de la Iglesia. Por cierto, no faltó tampoco hoy el sacristán de Peñausende, Juan, quien a sus 94 años, continúa subiendo fielmente al campanario para "tocar a misa". Don Fernando, que tiene muy presentes a los mayores en esta visita pastoral, también fue a casa de una anciana para poder pasar un ratito charlando con ella. El obispo fue recibido en el Ayuntamiento por la corporación municipal y, a continuación, presidió la eucaristía que concelebró junto al párroco, Héctor Galán, y su secretario, Pedro Juan Martínez. Ambos sacerdotes están acompañando al obispo en estos primeros días de su visita pastoral.   8/6/2024. Tamame de Sayago "Es la primera vez que conozco a un obispo en persona" Tamame de Sayago ha recibido en la jornada de hoy la visita del obispo, Fernando Valera. Una de las anécdotas del día ha tenido como protagonista a una mujer de 103 años, vecina de este pueblo sayagués. Y es que Olivia, tras saludar a don Fernando y conversar un momento con él, reconocía que "es el primer obispo que conozco en persona". Una curiosidad que también sorprendía a don Fernando: "es muy bonito estar cerca de la gente y ver en ellos la alegría con la que me acogen". A las puertas de la iglesia parroquial de Tamame esperaban a don Fernando la alcaldesa y otros miembros de la corporación municipal, además de un nutrido grupo de vecinos. Posteriormente, daba inicio la tradicional procesión con motivo de las fiestas patronales de San Antonio de Padua de la localidad. El obispo y el párroco presidían la procesión con las imágenes de san Antonio y la virgen del Rosario y, tras ellos, algo más de medio centenar de fieles. Una vez finalizada la procesión, en el interior del templo daba comienzo la eucaristía. Tras la misa hubo un momento de charla informal con el obispo. Nuevamente, los fieles mostraron su preocupación por la conservación del patrimonio y el prelado les insistió en que no dejaran de demandar aquellas necesidades que observaran. Una vez más recordó que a través de los convenios y subvenciones públicas se podrán obtener fondos para rehabilitar y conservar los bienes muebles inmuebles. El encuentro con monseñor Valera finalizó con un ágape en la sede de la asociación cultural del pueblo.   7/6/2024. Moraleja de Sayago y Mayalde "Unirnos y reunirnos en torno al amor de Jesús, ése es el sentido de la visita pastoral" Moraleja de Sayago y Mayalde han sido los pueblos que ha visitado hoy el obispo de Zamora, en su segunda jornada de la visita pastoral. Al llegar a Moraleja le esperaba el equipo directivo y las maestras de los colegios de Almeida y Moraleja que, precisamente, tenían una jornada de convivencia en esta localidad. Un momento que aprovechó don Fernando para poder compartir con los niños y los miembros del centro educativo. También compartió buena parte de la mañana con la corporación municipal de esta localidad. Posteriormente, el obispo, junto al párroco Héctor Galán, se han acercado hasta la residencia de ancianos de este pequeño pueblo sayagués. Allí ha charlado con los residentes y también con los trabajadores de este centro residencial que, por cierto, sostiene un concepto de cuidado y convivencia de las personas mayores muy innovador. Junto a la feligresía de Moraleja rezó la Hora Intermedia y, a continuación, se desplazaron todos hasta la ermita del Cristo de la Paz donde se realizó una oración por los difuntos. La jornada finalizó con un refresco compartido con los vecinos, por gentileza del Ayuntamiento de Moraleja. Por la tarde, el obispo y el párroco llegaban a Mayalde. Al ser la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús celebraron la eucaristía en el pueblo. También en este pueblo sayagués le recibió la alcaldesa y otros miembros del Ayuntamiento de Mayalde.  En su homilía el obispo recordó a los fieles el sentido de la visita pastoral: "unirnos y reunirnos en torno al amor de Jesús, simbolizado en su sagrado corazón. El amor de Dios es lo que empuja a la Iglesia a realizar esa tarea en el mundo y, con ese mismo espíritu, estamos llamados a vivir el amor del corazón de Jesús". Posteriormente, en las conversaciones informales con los vecinos, de nuevo, mostraron su preocupación por el estado de conservación de sus bienes muebles e inmuebles. A lo que el obispo respondió que estas demandas serán atendidas progresivamente. Los convenios de colaboración con las instituciones públicas y la fundación ZamorArte, de reciente creación, serán los motores que impulsen la restauración y conservación del patrimonio en la diócesis, tal y como indicó el prelado.   6/6/2024. Figueruela, Viñuela y Alfaraz Una de las localidades más despobladas de Zamora, punto de partida de la visita pastoral El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha iniciado la visita pastoral a la diócesis de Zamora en una de las localidades más despobladas de la provincia: Figueruela de Sayago. No ha sido algo aleatorio que éste sea el punto de partida, puesto que el mensaje que repite en multitud de ocasiones el pastor de la iglesia de Zamora es que debemos de vivir la fe desde la realidad que tenemos: "somos pocos y mayores, pero hay que buscar formas para mantener viva la fe". El párroco de Figueruela y arcipreste de Sayago, Héctor Galán, le esperaba a la puerta de la iglesia parroquial y a él se sumaros, instantes después, tres vecinos del pueblo que con mucha ilusión saludaron al obispo a su llegada. Posteriormente, accedieron al templo y rezaron la Hora Intermedia y un responso por los difuntos. La jornada en Figueruela finalizó con un pequeño aperitivo en el salón municipal. Después se trasladó hasta Viñuela, una localidad que también acusa fuertemente el envejecimiento y la despoblación. En definitiva, son características que se repetirán a lo largo de este arciprestazgo, aunque también es denominador común de buena parte de los pueblos zamoranos. En Viñuela le esperaban una veintena de personas y el plan fue similar al de Figueruela: oración, responso por los difuntos y una charla compartida con don Fernando. Mientras que el obispo les pide que no pierdan la esperanza y que mantengan viva la fe, los vecinos muestran su preocupación por el deterioro del patrimonio. En este aspecto, don Fernando les recuerda que a través de los convenios con las administraciones públicas se podrán ir subsanando esas necesidades que, por cierto, recogerá en un momento posterior a la visita pastoral, el vicario general de la diócesis. Por cierto, el obispo visitó a una vecina de Viñuela en su casa, Paca, que tiene dificultades importantes de movilidad.  Por la tarde, monseñor Valera era recibido con emoción por medio centenar de fieles de Alfaraz. En este pueblo presidió la eucaristía y, a continuación, también compartió un ágape con los vecinos. Nuevamente, charlaron sobre las preocupaciones de los vecinos y el obispo insistió en transmitir esperanza y ánimo. La anécdota en Alfaraz es que conoció una pequeña empresa familiar que se dedica a tostar café. Por cierto, el obispo que es gran amante del café, pudo realizar una cata de este producto que, curiosamente, se trabaja en un pequeño pueblo sayagués. En Alfaraz también acudió a saludar a otra mujer mayor a su casa, Otilia, quien le recibió en el comedor de su casa con unas pastas.   ¿Qué es una visita pastoral? Los objetivos fundamentales de la visita son la revitalización de las comunidades cristianas, el impulso a la pastoral de la santidad, el incremento de la comunión eclesial y la reanimación de las energías de los agentes de la pastoral parroquial, agradeciéndoles, felicitándoles, animándoles y estimulándoles, en orden a una acción apostólica más intensa. Asimismo, estas visitas están orientadas a un mayor conocimiento de la diócesis por parte obispo. Después del paso del obispo, la comunidad parroquial debe quedar “confirmada en la fe, alentada en su esperanza, unida en la caridad, edificada y robustecida en las raíces sobrenaturales de la vida cristiana y estimulada en su compromiso apostólico y evangelizador”. La frase del Evangelio de San Juan, “Para que tengan vida” (Jn 10, 10), es la mejor síntesis de los objetivos y fines más genuinos de la Visita Pastoral.
06/06/2024más info
San Fernando, onomástica del actual obispo de Zamora
San Fernando, onomástica del actual obispo de Zamora
San Fernando III nació el 30 de mayo de 1199 en el Monasterio de Valparaíso, ubicado en la provincia de Zamora. Nacido en el seno de la familia real, fue hijo de Alfonso IX de León y Berenguela de Castilla. Es conocido por su profunda fe cristiana y su papel clave en la Reconquista, la serie de campañas militares cristianas para recuperar territorio de la península ibérica que estaba bajo dominio musulmán. Durante su reinado, San Fernando III logró la unificación de los reinos de Castilla y León, consolidando un vasto territorio bajo su autoridad. Fue un gobernante sabio y justo, promoviendo la paz y el desarrollo de sus reinos. Su reinado estuvo marcado por numerosas conquistas importantes, incluyendo las ciudades de Córdoba, Jaén y Sevilla, que fueron integradas en el territorio cristiano. San Fernando es recordado no solo por sus hazañas militares, sino también por su devoción religiosa y su dedicación a la justicia. Fundó iglesias y monasterios, promovió la educación y la cultura, y fue un ferviente defensor de la fe cristiana. Tras su muerte en 1252, fue enterrado en la Catedral de Sevilla. Su canonización como santo ocurrió en 1671 por el Papa Clemente X, y su fiesta se celebra el 30 de mayo. San Fernando III es venerado como un modelo de rey cristiano, que combinó la fuerza y la piedad, y su legado perdura en la historia y la devoción popular. Patrón de Peleas de Arriba San Fernando III es venerado como patrón del pueblo de Peleas de Arriba. Cada año, el 30 de mayo, los habitantes de Peleas de Arriba celebran la fiesta de San Fernando con una serie de eventos religiosos y festivos. La jornada suele comenzar con una misa solemne en honor al santo, seguida de una procesión en la que se lleva la imagen de San Fernando por las calles del pueblo.  
30/05/2024más info
Zamora se prepara para celebrar el Corpus el domingo
Zamora se prepara para celebrar el Corpus el domingo
El próximo domingo 2 se celebrará la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo –el Corpus Christi–, que tendrá en la ciudad de Zamora un carácter solemne con la eucaristía presidida por el obispo en la Catedral a las 10 horas y la posterior procesión con el Santísimo Sacramento por las calles hasta llegar a la Plaza Mayor donde dará la bendición. Además, otros actos de culto en la víspera y en la tarde del domingo completarán la jornada festiva. La Iglesia católica celebra el domingo, trasladada desde el jueves, la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, fiesta conocida popularmente por su denominación latina, “Corpus Christi”. Conmemorada en todas las parroquias, cobra un protagonismo especial en la ciudad de Zamora al celebrarse en la Catedral, presidida por el obispo diocesano, Fernando Valera. Los actos de culto comenzarán el viernes 31 de mayo, con un encuentro de niños de Primera Comunión en la S.I Catedral a las 17.30 horas. Al día siguiente, el sábado 1, tendrá lugar una procesión que partirá a las 18.00 horas de la  iglesia de San Antolín, y que se dirigirá con la imagen de la virgen de la Concha a la Catedral, acompañada por las gigantillas. El recorrido será el siguiente: San Antolín, Costanilla, Plaza Mayor, y Ramos Carrión. Continúa la procesión y en el convento del Tránsito se cantará la Salve, más adelante, en el templo de San Ildefonso tendrá lugar un momento de oración. La llegada a la Catedral está prevista para las 19.00 horas, se celebrarán las primeras vísperas de la solemnidad. El domingo, día del Corpus, se iniciará con el momento más importante, la celebración de la eucaristía presidida por el obispo, en la Catedral a las 10 horas. Acto seguido, a las 11 horas, saldrá del primer templo diocesano la solemne procesión eucarística por las calles del casco antiguo, hasta llegar a la Plaza Mayor donde, como es costumbre, el obispo dará la bendición con el Santísimo Sacramento. A las 16,30 horas habrá un tiempo de adoración privada en la Catedral, para dar paso a la Hora Santa Comunitaria a las 17 horas, y al rezo de las segundas Vísperas del Corpus a las 18 horas, finalizando con la bendición eucarística. Como señala Narciso Jesús Lorenzo, delegado diocesano de Liturgia, “esta solemnidad es como el ‘broche de oro’ de todas las fiestas del Señor y entre las manifestaciones públicas de fe es la más importante”.
27/05/2024más info
"ZamorARTE es la palabra de la Diócesis a la sociedad de Zamora"
“ZamorArte es la palabra de la diócesis a la sociedad de Zamora, a la cultura, al patrimonio, al turismo”. Ésta es la definición que empleó el obispo de Zamora, Fernando Valera, en la gala de presentación de la nueva fundación ZamorArte a la que asistieron ayer numerosas autoridades de todos los ámbitos. La fundación tiene como objetivos principales: “promover la conservación, restauración, protección, investigación y difusión del patrimonio y del legado cultural de la diócesis de Zamora”. Una misión que hace suya el obispo de Zamora quien desde que llegó a Zamora quedó impresionado por su ingente patrimonio cultural. Consciente de la realidad de este territorio, monseñor Valera da un paso comprometido y firme con la sociedad de Zamora: “Quiero potenciar lo que la Iglesia es y lo que la Iglesia tiene para contribuir al bienestar integral de todas las personas y de este territorio. El Evangelio nos exige ser fecundos y abrir caminos en el orden espiritual, sin olvidar que este va sustancialmente unido al orden de este mundo”. Don Fernando insistió en la idea de que la Iglesia sea motor de desarrollo social y económico para fomentar una “Zamora viva, atractiva y con alma” que sea un escaparate para todos los que pisan esta diócesis y esta provincia. “Queremos mostrar en las mejores condiciones lo que somos y tenemos a cuantos nos visitan, sean peregrinos en busca de lo sagrado, o simples viajeros ávidos de descubrir nuestra cultura. Queremos hacer visible lo invisible, dejar que Dios, a través del genio de tantos artistas toque el corazón. Queremos generar identidad y potenciar la esperanza en nuestras posibilidades como pueblo que peregrina en Zamora”. De esta forma finalizó el obispo su intervención al inicio de la gala que se desarrolló en el teatro del Seminario. También subieron al escenario los directores generales de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León quienes alabaron este tipo de iniciativas civiles. El Patronato Es el órgano colegiado de gobierno y representación de la Fundación. Está conformado por el obispo que lo preside, el vicario general, el provicario, el delegado de Patrimonio, el gerente ecónomo de la diócesis, el presidente de la Diputación, y el director general de Caja Rural. Precisamente, los miembros del Patronato también aparecieron en un video durante el evento para agradecer a la diócesis esta iniciativa y también ofrecer su colaboración en este camino que acaba de comenzar. El presentador del acto, Luis Jaramillo, director regional de la Cadena Cope, dio pasó al director de la Fundación, Juan Carlos López, quien daría por finalizada esta presentación oficial. ZamorArte Juan Carlos López señaló que la misión principal es “generar proyectos ilusionantes y convertirse en una organización capaz de articular iniciativas de promoción del patrimonio religioso”. La misión final de ZamorArte, que nace por voluntad del obispo diocesano, es alcanzar la sostenibilidad del patrimonio diocesano y que a través de nuevas iniciativas permiten reactivar el territorio. “Con ZamorARTE queremos conseguir que nuestro patrimonio religioso se convierta en un producto cultural de excelencia para el disfrute de todos, para el cultivo de la trascendencia desde la contemplación de la belleza, para legárselo a las generaciones venideras en el mejor estado posible y, cómo no, para colaborar en el desarrollo socio-económico que tanto necesita esta tierra”. Éstas eran las palabras de López cuando apuntaba en su discurso que este proyecto es de todos y para todos y, por tanto, no olvida su compromiso con la sociedad de este territorio. El director de la Fundación subrayó la importancia de que todos hagamos nuestro este proyecto para obtener la excelencia en la gestión del patrimonio. “Para eso necesitamos contar con todos, con independencia de siglas y colores: ayuntamientos, Diputación, Junta de Castilla y León, empresas privadas y colectivos profesionales, ciudadanos... Todos somos protagonistas en este intento de hacer de nuestro patrimonio provincial nuestra bandera”. Fin de la gala: Miguel de Lucas y el coctail El televisivo mago Miguel  de Lucas fue el encargado de poner el broche final a la puesta de largo de la fundación ZamorArte. El artista consiguió arrancar las risas del público que abarrotó el teatro del Seminario y así dar paso al coctail que degustaron los presentes en los pasillos del claustro de la Casa de la Iglesia. Galería    
22/05/2024más info
Jubileo 2025
Jubileo 2025
¡Hacia el Jubileo 2025! "El próximo Jubileo puede ayudar mucho a restablecer un clima de esperanza y confianza, como signo de un nuevorenacimiento que todos percibimos como urgente. Por esa razón elegí el lema Peregrinos de la Esperanza"Papa Francisco - Hacia el Jubileo – Conferencia Episcopal Española - Jubileo 2025 (iubilaeum2025.va) - Descarga la aplicación oficial del Jubileo "Iubilaeum25"  
22/05/2024más info
Fallece el sacerdote zamorano Agustín Rodrigo, capellán del Ejército
Fallece el sacerdote zamorano Agustín Rodrigo, capellán del Ejército
El sacerdote zamorano Agustín Rodrigo Prada ha fallecido hoy, 15 de mayo, en Madrid a los 89 años de edad y 66 de ministerio sacerdotal. Nació en Valcabado el 28 de agosto de 1934 y fue ordenado presbítero el 22 de marzo de 1958. La mayor parte de su vida ministerial estuvo vinculada al Ejército de Tierra, concretamente desde 1965 que cesó de sus cargos diocesanos y hasta 1999 que se retiró como Teniente Coronel Capellán del Ejército de Tierra. Ministerios y servicios: Ecónomo de Argañín y Encargado de Badilla y Cozcurrita, el 28 de junio de 1958. Ecónomo de Cerecinos del Carrizal, el 23 de junio de 1961. Encargado de Arquillinos, en servicio doble, el 10 de agosto de 1961. Cesa en los cargos diocesanos, en septiembre de 1965, para ser sacerdote castrense. Llegó a ser Teniente Coronel Capellán del Ejército de Tierra. Retirado, el 28 de agosto de 1999. La misa funeral se celebrará mañana, 16 de mayo, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Valcabado a las 17.00 horas. A continuación, se dará santa sepultura en el panteón familiar en el cementerio de la localidad. 
15/05/2024más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.