inicio.Actualidad.Noticias.La extraordinaria obra de Ricardo Flecha hasta el domingo en La Encarnación
La extraordinaria obra de Ricardo Flecha hasta el domingo en La Encarnación
Volver

19/07/2023

Compartir

La extraordinaria obra de Ricardo Flecha hasta el domingo en La Encarnación

Ir al enlace

La Asociación para la Promoción y el Estudio de la Capa Alistana, ha promovido una exposición sobre la obra de Ricardo Flecha reuniendo 44 piezas que sacan a la luz la trayectoria de uno de los mejores escultores que ha dado nuestra provincia al mundo del arte.

El obispo, Fernando Valera, también ha visitado la muestra en la que entre otras se expone una obra que que cuelga en la pared de su propio despacho. Monseñor Valera ha reconocido la sobresaliente aportación de Flecha a la imaginería religiosa, un esfuerzo que ayuda al espectador a contemplar plásticamente los misterios de la fe.

Según reza en el cartelón que recibe a los visitantes al inicio de la exposición, Ricardo Flecha nació en Zamora en 1958 y se inició en el mundo artístico en los talleres locales de Arturo Álvarez García, del pintor Antonio Pedrero y del escultor Ramón Abrantes. En 1983 se trasladó a Madrid donde recibió clases de dibujo y, al año siguiente, ingresó en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, obteniendo la licenciatura en 1989. 

Para Flecha no existe la inspiración como un don natural, más bien es el trabajo constante lo que le permite a un escultor sacar adelante sus proyectos. Dibujar mucho, observar mucho, leer mucho es lo que posibilita la creatividad artísitica.

José Ángel Rivera escribe que "Flecha siempre ha trabajado en el campo figurativo, dedicándose sobretodo a la temática religiosa, pero interpretada de modo peculiar, siguiendo la senda del patetismo gótico. Sus formas rudas, descarnadas, sarmentosas, retorcidas hasta el paroxismo, y las policromías, poco convencionales, suelen provocar en el espectador un fuerte impacto estético; su propósito es expresar los efectos dramáticos del tema representado para alcanzar su sensibilidad y obligarle a la reflexión interior, sobre aquello que contempla. Es en este ámbito, caracterizado por un cierto expresionismo delirante, donde el artista se encuentra más satisfecho".

Zamora le ha configurado como persona y como escultor, su luz tenue, matizada por esa neblina ambiental, le ha permitido modelar tan particularmente sus creaciones. Reconoce Ricardo que es lo que es por haber nacido y vivido en esta tierra, que ha sorprendido al mundo con un importante número de escultores, proporcionalmente muy superior a los que por población sería esperable. Especialmente, desde adolescente, encontró en la figura de Cristo crucificado uno de sus mejores motivos, que, reconoce, "sin saber muy bien la razón" ha dedicado a esta escena del Evangelio buena parte de su obra. 

A Ricardo Flecha no le gusta que le llamen artista, se considera un escultor que a veces llega al corazón del espectador y es, en ese tipo de situaciónes, donde le apasiona moverse porque su objetivo es generar movimientos internos en el alma de quien contempla su obra. Un hombre de Dios, llamado a tocar el corazón de los hombres, cuya obra puede seguir disfrutándose en la iglesia de La Encarnación, en la Plaza de Viriato hasta el domingo 23 de julio.

El domingo 23 de julio, Ricardo Flecha concedió una entrevista a Iglesia Noticia de COPE en la que desgrana su manera de entender el "oficio" de escultor y el sentido de su obra. Accede a ella en https://www.cope.es/emisoras/castilla-y-leon/zamora-provincia/zamora/iglesia-noticia-zamora/audios/iglesia-noticia-zamora-2023-20230723_2310352?fbclid=IwAR2MuBXg13krhrdlPzE6js9PG8wXM-SLELMZHNMH-MvcvBDeUxa72xs_2R8

La extraordinaria obra de Ricardo Flecha hasta el domingo en La EncarnaciónLa extraordinaria obra de Ricardo Flecha hasta el domingo en La Encarnación

Otras noticias relacionadas

Mons.Valera participa en la Asamblea Plenaria en la que se renovarán los cargos
Mons.Valera participa en la Asamblea Plenaria en la que se renovarán los cargos
El obispo de Zamora, Fernando Valera, se ha desplazado hasta Madrid para participar en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) que comienza hoy y se clausura el próximo viernes, 8 de marzo. En esta 124º reunión de los obispos españoles se renovarán la mayor parte de los cargos ejecutivos, excepto el de secretario general que se elige por cinco años. Cuestiones interesantes ¿Cada cuánto tiempo se renuevan los cargos en la CEE? Los estatutos de la CEE establecen que los cargos sean por un periodo de cuatro años, a excepción del Secretario General que es elegido para un período de 5 años. ¿Qué cargos se eligen? Presidente, Vicepresidente, miembros de la Comisión Ejecutiva, Presidentes de las Comisiones Episcopales, Presidente del Consejo Episcopal de Asuntos Jurídicos, miembros del Consejo Episcopal de Economía y los Presidentes de las Subcomisiones Episcopales. ¿Hay opción a reelección? Los estatutos de la CEE establecen que solo es posible la reelección para un segundo cuatrienio sucesivo.En esta ocasión, excepto el presidente y el vicepresidente, todos los obispos pueden ser reelegidos para el cargo que ocupan, pues en las anteriores elecciones fueron las primeras votaciones con los nuevos estatutos de la CEE.No contabiliza como un mandato cuando la incorporación al cargo se hace durante el cuatrienio. En esta situación están:Presidente CE para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado: Mons. José Rico Pavés sustituye a Mons. Amadeo Rodríguez Magro.Presidente CE para las Comunicaciones Sociales: Mons. José Manuel Lorca Planes sustituye a Mons. Juan del Río.Presidente CE para la Pastoral social y Promoción humana: Mons. Jesús Fernández González sustituye a Mons. Atilano Rodríguez.Presidente CE para las Misiones y Cooperación con las Iglesias: Mons. César A. Franco sustituye a Mons. Francisco Pérez. ¿Quiénes son electores? Son electores los miembros de pleno derecho de la Conferencia: los arzobispos y obispos diocesanos; el arzobispo castrense; los arzobispos y obispos coadjutores y auxiliares; los administradores apostólicos y los administradores diocesanos; y los arzobispos y obispos eméritos que cumplen una función peculiar en el ámbito nacional, encomendada por la Santa Sede o por la Conferencia Episcopal. ¿Quiénes son elegibles? En estas elecciones hay dos novedades para la elección de Presidente y Vicepresidente de la CEE: Según ha establecido el papa Francisco, según circular del Dicasterio para los Obispos del 3 de marzo de 2022, están excluidos para estos dos cargos los obispos con 75 años cumplidos. El Dicasterio para los Obispos recomienda encarecidamente que no sean elegidos los obispos que durante el cuatrienio cumplan 75 años. ¿Cómo se eligen? Mediante votación secreta. Cada votación va precedida de una votación de sondeo (que no es vinculante y sirve como información para los obispos). Para la elección de los cargos de la CEE se necesita mayoría absoluta (la mitad más uno) de los presentes en cada una de las votaciones. Para cada elección, si en las dos primeras votaciones nadie obtiene la mayoría necesaria, se procede a una tercera votación entre los dos obispos más votados. Si en esta votación hubiera empate, resultaría elegido el de mayor edad.En la elección de los vocales de las Comisiones, Subcomisiones, Consejos y órganos análogos basta la mayoría relativa en primera votación. ¿Cómo se desarrollan las votaciones? La primera votación de sondeo tendrá lugar el mismo lunes 4 de marzo por la tarde. La renovación de cargos comenzará en la mañana del martes 5 de marzo, con la elección del Presidente y del Vicepresidente. A continuación, se elegirán los miembros de la Comisión Ejecutiva. Terminada esta votación, se elegirán los presidentes de cada una de las Comisiones Episcopales, de las Subcomisiones y del Consejo Episcopal de Asuntos Jurídicos, además de los miembros del Consejo Episcopal de Economía. Con la elección de los miembros de estos organismos se cerrará el proceso electoral. ¿Cómo se hace el escrutinio? Todas las votaciones se hacen por sistema digital.  
04/03/2024más info
Dos centros educativos de Zamora y dos de Toro, ganadores del Certamen de Belenes
Dos centros educativos de Zamora y dos de Toro, ganadores del Certamen de Belenes
La delegación diocesana de Enseñanza entregará mañana los premios a los alumnos y centros educativos que han ganado el Certamen de Belenes 2023-2024. El acto se desarrollará en el teatro del Seminario San Atilano a las 18.20 horas y, a continuación, proseguirá la formación permanente de los profesores de Religión, impartida por el Centro Teológico San Ildefonso. Ganadores 1º Daniel Pino (CEIP Sancho II) 2º Carlos Riesco (CEIP Virgen del Canto-Toro) 3º Dan Olaya (CEIP Magdalena Ulloa-Toro) 4º Hugo Rivera (IES Claudio Moyano) Los premiados serán obsequiados con un kit de material escolar y otros productos por genileza de la Diputación Provincial de Zamora, Gaza, Caja Rural, editorial SM y el Obispado de Zamora. De esta forma finaliza esta tradicional actividad organizada por la delegación diocesana de Enseñanza y que goza de muy buena aceptación entre los centros educativos y los alumnos. Este año, han sido 150 los trabajos presentados de 30 colegios diferentes (públicos y concertados) y de alumnos de Primaria y Secundaria.      
29/02/2024más info
El obispo participa en el encuentro de la comisión de Seminarios de la CEE
El obispo participa en el encuentro de la comisión de Seminarios de la CEE
Monseñor Fernando Valera participa en la reunión de la Comisión Episcopal para el Clero y los Seminarios, organizada por la Conferencia Episcopal Española en Madrid y que finaliza hoy. «La espiritualidad litúrgica del presbiterio diocesano» es el tema de este X Encuentro de Directores Espirituales. El presidente de la Comisión, Mons. Joan Enric Vives, arzobispo de Urgell, junto con el obispo responsable de los directores espirituales en la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, Mons. Salvador Cristau, obispo de Tarrasa, fueron los encargados de la oración de bienvenida y de la acogida a los participantes el lunes, 26 de febrero, a las 16.30 horas. Claves para la formación litúrgica El subsecretario del Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Mons. Aurelio García Macías, ofreció una ponencia sobre «El presbiterio: dispensador de los ministerios de Dios» en la primera jornada. Ayer, martes 27, Mons. Aurelio García Macías reflexionó sobre las «Claves para la formación litúrgica de los presbíteros y en el seminario». La jornada continuó durante la tarde con la charla del sacerdote de la diócesis de Tarrasa y profesor de Liturgia en el Instituto de Liturgia del Ateneo Sant Pacià de Barcelona, Eduardo Pire, sobre la «Eucaristía: sacramento de la caridad pastoral» . Finalizarán las jornadas con el delegado de Liturgia de la diócesis de Málaga y profesor en el Centro Superior de Estudios Teológicos, Alejandro Pérez Verdugo, consultor técnico y asesor permanente del secretariado de la Comisión Episcopal para la Liturgia, que ofrecerá hoy dos conferencias con los temas: «La liturgia de las Horas en la espiritualidad del sacerdote diocesano secular» y «Liturgia de las Horas y vida sacerdotal».
28/02/2024más info
Zamora se despide de Uriarte con la celebración de la misa en la catedral
Zamora se despide de Uriarte con la celebración de la misa en la catedral
El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha tenido emocionadas palabras de cariño y reconocimiento hacia don Juan María Uriarte -fallecido el pasado 17 de febrero en Bilbao- en una eucaristía celebrada esta tarde en la S.I Catedral del Salvador en Zamora. "Me he sentido acompañado por él en varios momentos desde mi consagración como obispo de Zamora", ha recalcado Mons. Valera. También ha destacado durante su homilía que de él aprendió que "la humillación es un criterio de discernimiento y que ayuda en la misión", unas palabras que dejan entrever cómo don Fernando ha buscado consuelo en el prelado,  recientemente fallecido, en situaciones de dificultad. Precisamente, su capacidad de escucha y cercanía son virtudes que también han señalado en los últimos días sacerdotes y laicos que tuvieron ocasión de conocer de cerca a Mons. Uriarte. Don Fernando, también, ha recordado a los fieles que conocía al obispo Uriarte desde el año 1997, cuando le pidió a éste que le redactara el prólogo de uno de sus primeros libros: "Siempre dije que era mejor el prólogo que el libro". A partir de ahí, comenzó una relación que se ha estrechado en los últimos tres años,  desde que don Fernando tomó posesión de la diócesis de Zamora. En este sentido, ha reconocido que para él fue "muy importante" que le acompañara en ese día especial, pero en plena pandemia. Otro de los rasgos que ha resaltado de la figura de don Juan María es su amor a la Iglesia: "estuvo siempre enamorado de su esposa, la Iglesia, y eso es lo mejor que se le puede decir a un obispo". Para finalizar, don Fernando ha dicho: "Sólo nos queda dar gracias a Dios por habernos dado un pastor con un corazón que quería ser un corazón de discípulo, fiado de la misión que Dios le dio. Gracias porque esta Iglesia ha tenido el honor de tenerlo de pastor. Él ha sembrado semillas de Evangelio. Descanse en paz descanse en Dios". Asistencia de autoridades  Numerosas autoridades eclesiásticas, civiles, políticas y militares han participado en la eucaristía, así como decenas de fieles zamoranos que han acudido hasta el primer templo diocesano para expresar de este modo su respeto hacia uno de los obispos de Zamora que serán recordados por mucho tiempo. El actual obispo de Zamora saludó "especialmente" al sacerdote diocesano, Agustín Montalvo, presente en el templo y que fue vicario general durante el episcopado de Uriarte y uno de sus hombres de confianza durante su estancia en Zamora. 
28/02/2024más info
Toda fila tiene, o debería tener, una meta
Toda fila tiene, o debería tener, una meta
Se acerca la Semana Santa y una de las cosas que lleva consigo este tiempo, curiosamente, son las filas. En estas próximas semanas haremos filas y colas para distintas cosas, la pregunta que surge entonces es si tenemos claro hacia donde va nuestra fila y por qué la estamos haciendo, porque si hiciésemos una fila para no llegar a ningún sitio, estaríamos perdiendo el tiempo. Estos días aparecían en prensa alguna que otra cola en las sedes de las cofradías para recoger nuevos medallones, velas o hachones. Hacemos la fila, con lo que conlleva de tiempo y paciencia, de romper nuestras rutinas, de tener que adaptarnos a los horarios de las cofradías porque nos mueve un deseo fuerte. Queremos salir en las procesiones, queremos conseguir nuestra túnica, queremos conservar nuestro banzo.Llegará la Semana Santa y las filas se harán para salir en la procesión. El huerto del Espíritu Santo, los jardines de la catedral, las inmediaciones de la Plaza Mayor, el Seminario o la iglesia de san Vicente acogerán las filas de hermanos. Primero en el caos del recuentro y la llegada, pero luego en el orden perfecto para recorrer las calles. Está claro que todos los que dejan de estar ese rato con su familia y amigos para salir en la procesión quieren ponerse andar. Hacemos la fila para salir a la calle, para hacer el recorrido, para acompañar los pasos, nadie duda que en la fila se quiere salir en procesión. ¿Y no esperan los que se apostan en filas pacientemente durante varias horas para ver pasar la procesión? En esa espera se aguarda algo importante, se mantiene la fila a pie firme sostenida en el recuerdo de tantos que nos llevaron, de tantos que nos acompañaron, y de aquella ilusión infantil, porque “ya llega la procesión”. Hacemos fila sabiendo que algo viene, y no algo corriente, sino algo que justifica la espera y el esfuerzo, algo que esperamos que nos llene el corazón. Hacemos fila por un deseo, hacemos fila para salir, hacemos fila para esperar ¿Pero tiene sentido hacer fila sin que el deseo se cumpla, sin que llegamos al destino, sin que llegue al que esperamos? La respuesta es un no rotundo. Por eso, es tiempo de poner nombre a la meta. Deseamos que se nos llene el corazón, salimos a anunciar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, porque a él es a quien esperamos. Ojalá en estos días lo busquemos, lo acompañemos y, sobre todo, lo esperemos. Él no sólo es la meta, sino la respuesta a todas nuestras inquietudes. Javier Prieto
26/02/2024más info
La diócesis celebrará una eucaristía en memoria de D. Juan María Uriarte
La diócesis celebrará una eucaristía en memoria de D. Juan María Uriarte
El próximo miércoles 28 de febrero, a las 20.00 horas, Monseñor Valera presidirá una eucaristía en memoria agradecida de don Juan María Uriarte. Será ésta la forma en la que los zamoranos que así lo deseen puedan mostrar su respeto y cariño al que fuera obispo de esta diócesis desde 1991 hasta el año 2000. Cabe destacar que D. Juan María se despedía de nuestra diócesis en la iglesia de María Auxiliadora el 24 de febrero del 2000 y que exactamente 24 años después, en la Basílica de Begoña, el pueblo de Dios celebró su funeral.   Carta del deán de la catedral de Zamora, Juan Luis Martín   Como todos conocéis, el pasado viernes, 17 de febrero, D. Juan María Uriarte, obispo de Zamora durante los años 1991-2000, pasó de este mundo al Padre. Su funeral se celebró el lunes, 19, en la Basílica de Begoña y, posteriormente, fue enterrado en Frúniz, junto a sus padres. En dicho funeral participó Zamora con una digna representación encabezada por D. Fernando, nuestro pastor. Muchos zamoranos hubiesen deseado participar, pero por diversas circunstancias no les fue posible. Nuestra iglesia diocesana está muy a gradecida a D, Juan María. Su cabeza bien amueblada intelectualmente, su corazón siempre abierto a todos para la escucha y orientación, y su misión apostólica rica en tantos aspectos, marcó a muchos laicos, consagrados y presbíteros. Tanto, que aún podemos decir que sus indicaciones, actitudes y acentos nos sirven en el caminar como personas y como cristianos. ¡Muchas gracias, D. Juan María, por todo y por tanto! Descanse en paz, descanse en Dios. Ahora, para cuantos lo deseen, podremos reunirnos, junto a nuestro obispo D. Fernando, para celebrar la Eucaristía en memoria de Mons. Uriarte, dar gracias a Dios por su vida y ministerio, a la vez que suplicar su misericordia en favor del pastor bueno y fiel. Dicha celebración tendrá lugar el próximo miércoles, 28 de febrero, a las 20:00h, en la S. I. Catedral. Es una invitación para vosotros y para las comunidades a las que servís. Aprovecho la oportunidad para saludaros. Con mi afecto        Juan Luis Martín Barrios Deán Presidente
23/02/2024más info
La capital y la zona rural conectados por el Via Crucis del Yacente
La capital y la zona rural conectados por el Via Crucis del Yacente
La Penitente Hermandad de Jesús Yacente celebrará su primer Vía Crucis de Cuaresma el próximo viernes 23 de Febrero. Este año con la particularidad de que se emitirá por streaming simultáneo entre la iglesia del Tránsito y la parroquia de Fuentelapeña (Zamora), buscando la unión y fraternidad de las zonas rurales de la diócesis con la capital. Todos los Vía Crucis se celebrarán semanalmente a las 20:15 horas y se podrán seguir a través del canal de Facebook y Youtube de la Hermandad. Calendario - Viernes 1 de MarzoIglesia del Tránsito - Parroquia de Bercianos de Aliste. - Viernes 8 de MarzoIglesia del Tránsito - Parroquia de Almeida de Sayago. - Viernes 15 de MarzoIglesia del Tránsito - Ermita del Cristo de Morales.
22/02/2024más info
Iglesia en Castilla propone un intinerario para promover un cambio pastoral y de estructuras
Iglesia en Castilla propone un intinerario para promover un cambio pastoral y de estructuras
La diócesis de Ávila ha acogido el Encuentro de Obispos, Vicarios y Arciprestes de Iglesia en Castilla, que ha congregado a un centenar de  personas provenientes de las 9 diócesis que conforman este grupo con el objetivo de ahondar en ese camino común de retos y esperanzas que comparten todas ellas. En esta ocasión, los trabajos se han centrado en  poner en marcha un itinerario de tres años para replantear la renovación del estilo pastoral y las estructuras evangelizadoras de las diócesis de Castilla, a la luz de la reflexión sobre el contexto sociodemográfico y eclesial que vivimos en nuestra tierra. Así lo expresaba en la apertura, el lunes por la mañana, Gabriel Ángel Rodríguez, Vicario general de Osma-Soria y coordinador de Iglesia en Castilla. Tras la Lectio Divina preparada por Mons. César Franco (Obispo de Segovia), y con la mirada puesta en el primer paso del itinerario, “Reconocer”, la tarde del lunes se centraba en la mesa redonda sobre “El contexto social de Castilla (cultura, dinamismos sociales e identidad) y su influjo en la tarea pastoral de la Iglesia”. En ella, Dña. Ester Martín (Directora de la Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española) aportaba el retrato en cifras de una Castilla envejecida tanto en población como entre los propios sacerdotes. Una tierra que cuenta con 15 obispos, 1505 sacerdotes, más de 5000 catequistas y 3600 religiosos (con casi 1600 monjas de clausura), pero con tan sólo 39 seminaristas (según datos de finales de 2022). Los sacerdotes, con una media de edad de 69 años, se concentran principalmente en la franja de edad de 75 a 90 años, y han de hacer frente a 3761 parroquias de las cuales 3157 son rurales. El 84% de dichas parroquias está en localidades de menos de 2000 habitantes. Y esto hace que se multiplique la dedicación de los sacerdotes, que destinan más de 2 millones y medio de horas a la administración de Sacramentos, visitas a enfermos, acompañamiento espiritual, despacho parroquial … Por su parte, Raúl Flores, de Cáritas, puso sobre la mesa el contexto social en Castilla, según el informe Foessa, destacando la situación de migración y éxodo rural, la despoblación y el envejecimiento. Una realidad que conlleva dificultades sanitarias, aislamiento social y soledad, económicamente menos fuerza laboral y por tanto menos dinamismo económico. Una tierra que tiene, por tanto, menos servicios y más desigualdades territoriales. Pero también problemas de exclusión social y un agrandamiento de la brecha de los vulnerables, ante lo cual se presentó cuál es la respuesta de la Iglesia en este sentido a través de Cáritas. Por último, José Luis Lastra, Vicario de Pastoral de Burgos, concretizó cómo afecta toda esta realidad presentada anteriormente al trabajo de las diócesis y a los propios sacerdotes. Destacó el hecho del avance en discernimiento comunitario y en ser “Iglesia en salida”, pero también la “impotencia y el desánimo ante la pobreza humana y eclesial”. Constató asimismo una notable mejora en comunicación, pero a su vez una falta de cercanía y de pastoral de Primer Anuncio. Y una autocrítica clara: “los curas estamos muy ocupados, pero escuchamos menos”, lo que se traduce en el hecho de que “algunos no acaban de encontrar su puesto en una Iglesia más participativa y sinodal”, y que “los más jóvenes no saben qué hacer en los pueblos”. Por ello, existe la conciencia de que “algo hay que cambiar”. La jornada del lunes concluía con el rezo de Vísperas y la Eucaristía presidida por Mons. Rico García, obispo de Ávila, en la capilla del Seminario, y la posterior visita nocturna a la S.A.I. Catedral del Salvador. “El cristiano no nace: se hace” La última jornada de trabajo comenzaba con la intervención de cada uno de los obispos presentes, poniendo en común el trabajo recorrido por sus diócesis en el último curso pastoral. Y de ahí, a escuchar la ponencia del Arzobispo de Valladolid, en la que ha reflexionado sobre las riquezas, las carencias y las oportunidades de las estructuras evangelizadoras y los agentes de pastoral, a la luz de la lectura sociológica aportada en el día anterior. Haciendo un símil con la costumbre de los primeros creyentes de encender una vela al terminar el día y dar así la bienvenida a una nueva jornada, Mons. Luis Argüello apuntaba que la realidad actual, la crisis social, “supone una nueva oportunidad misionera”. “El reconocer el momento eclesial en el que vivimos supone que estamos en Vísperas. Hemos encendido una luz al llegar la oscuridad, y podemos hacer dos lecturas: o bien verlo como el atardecer de un día que termina y no sabemos qué nos deparará el mañana; o bien, tomarlo como la novedad de un nuevo tiempo, aunque haya que hacer la travesía de la noche”. En ese “reconocer” que propone Iglesia en Castilla para este primer año de trabajo, Mons. Argüello confirmaba cómo “la Iglesia está llamada a hacer siempre lo mismo: anunciar la Palabra, celebrar la Liturgia, testimoniar la caridad. Pero estamos llamados a hacer todo esto acogiendo la novedad del signo del tiempo. No podemos pretender que las cosas cambien si hacemos siempre lo mismo. No digáis eso de ‘siempre se ha hecho así’. Para tener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes. Para renovar la mentalidad se necesitan discípulos misioneros renovados en espíritu y en misión”. Es, en definitiva, lo que ha llamado “fidelidad al mandato, pero con permanente novedad: fidelidad en el hoy del tiempo”. El Arzobispo vallisoletano insistía en el hecho de que “un cristiano no nace: se hace”, algo que invitaba a repetir con frecuencia, “porque salimos de una larguísima época en la que éramos cristianos porque nacíamos en una familia cristiana”. Y en ese “hacer cristianos”, ha profundizado en varias propuestas de actuación en el ámbito de nuestras comunidades parroquiales, la renovación de la parroquia como comunidad misionera, cómo mejorar la celebración del domingo en pueblos con pocos habitantes, o la integración de la parroquia en un territorio concreto, entre otras cuestiones. Unas propuestas, estas últimas, que han sido el objeto del posterior trabajo en grupos para ver su aplicación en las diócesis, la urgencia de cada una de ellas, y la concreción de las ideas. El encuentro ha concluido con la presentación de las conclusiones para el documento final, y la Eucaristía en la capilla del Seminario, presidida por Mons. Mario Iceta, Arzobispo de Burgos.
22/02/2024más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.