inicio.Actualidad.Noticias.Un Corpus que dejó pequeña la Catedral
Un Corpus que dejó pequeña la Catedral
Volver
Un Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la Catedral

11/06/2023

Compartir

Un Corpus que dejó pequeña la Catedral

Zamora, 11 de junio de 2023. Los niños que han celebrado durante este año su primera comunión, sus familiares y amigos, miembros de las cofradías, asociaciones, movimientos y fieles del pueblo de Dios han abarrotado la Catedral en una jornada en la que la centralidad de la eucaristía convocó a todos a reconocer en el pan y el vino al mismo Dios encarnado en su Hijo.

El obispo de Zamora ha presidido en esta mañana de domingo la solemnidad del Corpus Christi en una catedral que presentó un lleno absoluto de fieles que abarrotaban todas las naves del templo. En su homilia, Valera reivindicó que la eucaristía es sobre todo signo de amor y que “el pobre es el mismo Jesus bajo las apariencias de su cuerpo maltrecho”. Por eso la opción creyente es, desde la eucaristía, servir a los pobres, “besar las heridas de las personas”. Quienes se acercan a la eucaristía están llamados a ir por todo el mundo y “proclamar que el Reino está cerca”. Fernando Valera animó a todos a “acompañar a los que más necesidad tienen” y a que los niños que hoy acompañan a Jesús por las calles sean signo de ese amor por los demás. Subrayó Monseñor Valera que “el señor no cesa de suscitar gestos de caridad en su pueblo que camina. Vosotros no dejaréis que se os robe la esperanza si permanecéis en Jesús”. Añadiendo unas palabras del papa Francisco, afirmó “si adoráis a Cristo y camináis con el vuestra iglesia crecerá en la fe”. En los momentos difíciles de manera especial hay que acercarse a la eucaristía para dejarnos acompañar por quien se ha acercado a nosotros en la ternura de su amor.

Posteriormente, la procesión recorrió las calles alfombradas por el romero desde la Plaza de la Catedral hasta la Plaza Mayor. Gigantes, la banda de música de Zamora, grupos folclóricos, niños vestidos con sus trajes de primera comunión, familiares y multitud de zamoranos aprovecharon el buen tiempo para acompañar a Jesús sacramentado en su recorrido por el casco histórico de la ciudad. A lo largo del itinerario fueron varios los altares adornados con imágenes y flores para significar la belleza de la eucaristía, destacando el que se dispuso en el Convento del Corpus Christi, más conocido como el Convento del Tránsito, con cinco recién nacidos que esperaron pacientemente a la procesión.

La Plaza Mayor estaba presidida en un altar por la Virgen de la Concha, una costumbre secular que nace de un privilegio que se conserva en una tabla del obispado del siglo XVI en la que reza que esta figuraría delante de la custodia. Allí fue donde el obispo hizo la última oración delante de los centenares de fieles que participaron en la procesión.

La solemnidad del Corpus Christi se inició el viernes con una catequesis introductoria para todos los niños que han participado en la solemnidad del Corpus el domingo. Continuaron los actos el sábado por la tarde cuando se rezaron las vísperas con la presencia de la Virgen de la Concha, patrona de la ciudad de Zamora, que había llegado en porocesion junto a La Tarasca, alegoría de la historia del bien sobre el mal. 

Un Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la CatedralUn Corpus que dejó pequeña la Catedral

Otras noticias relacionadas

La diócesis prepara una misa en memoria de Uriarte
La diócesis prepara una misa en memoria de Uriarte
El próximo miércoles, 28 de febrero, a las 20.00 horas la S.I Catedral de Zamora acogerá la ecuaristía, presidida por Mons. Valera, en memoria agradecida a don Juan María Uriarte (obispo de Zamora de 1991 a 2000). Será ésta la forma en la que los zamoranos que así lo deseen puedan mostrar su respeto y cariño a don Juan María Uriarte.   Carta del deán de la catedral de Zamora, Juan Luis Martín   Como todos conocéis, el pasado viernes, 17 de febrero, D. Juan María Uriarte, obispo de Zamora durante los años 1991-2000, pasó de este mundo al Padre. Su funeral se celebró el lunes, 19, en la Basílica de Begoña y, posteriormente, fue enterrado en Frúniz, junto a sus padres. En dicho funeral participó Zamora con una digna representación encabezada por D. Fernando, nuestro pastor. Muchos zamoranos hubiesen deseado participar, pero por diversas circunstancias no les fue posible. Nuestra iglesia diocesana está muy a gradecida a D, Juan María. Su cabeza bien amueblada intelectualmente, su corazón siempre abierto a todos para la escucha y orientación, y su misión apostólica rica en tantos aspectos, marcó a muchos laicos, consagrados y presbíteros. Tanto, que aún podemos decir que sus indicaciones, actitudes y acentos nos sirven en el caminar como personas y como cristianos. ¡Muchas gracias, D. Juan María, por todo y por tanto! Descanse en paz, descanse en Dios. Ahora, para cuantos lo deseen, podremos reunirnos, junto a nuestro obispo D. Fernando, para celebrar la Eucaristía en memoria de Mons. Uriarte, dar gracias a Dios por su vida y ministerio, a la vez que suplicar su misericordia en favor del pastor bueno y fiel. Dicha celebración tendrá lugar el próximo miércoles, 28 de febrero, a las 20:00h, en la S. I. Catedral. Es una invitación para vosotros y para las comunidades a las que servís. Aprovecho la oportunidad para saludaros. Con mi afecto        Juan Luis Martín Barrios Deán Presidente
23/02/2024más info
La capital y la zona rural conectados por el Via Crucis del Yacente
La capital y la zona rural conectados por el Via Crucis del Yacente
La Penitente Hermandad de Jesús Yacente celebrará su primer Vía Crucis de Cuaresma el próximo viernes 23 de Febrero. Este año con la particularidad de que se emitirá por streaming simultáneo entre la iglesia del Tránsito y la parroquia de Fuentelapeña (Zamora), buscando la unión y fraternidad de las zonas rurales de la diócesis con la capital. Todos los Vía Crucis se celebrarán semanalmente a las 20:15 horas y se podrán seguir a través del canal de Facebook y Youtube de la Hermandad. Calendario - Viernes 1 de MarzoIglesia del Tránsito - Parroquia de Bercianos de Aliste. - Viernes 8 de MarzoIglesia del Tránsito - Parroquia de Almeida de Sayago. - Viernes 15 de MarzoIglesia del Tránsito - Ermita del Cristo de Morales.
22/02/2024más info
Iglesia en Castilla propone un intinerario para promover un cambio pastoral y de estructuras
Iglesia en Castilla propone un intinerario para promover un cambio pastoral y de estructuras
La diócesis de Ávila ha acogido el Encuentro de Obispos, Vicarios y Arciprestes de Iglesia en Castilla, que ha congregado a un centenar de  personas provenientes de las 9 diócesis que conforman este grupo con el objetivo de ahondar en ese camino común de retos y esperanzas que comparten todas ellas. En esta ocasión, los trabajos se han centrado en  poner en marcha un itinerario de tres años para replantear la renovación del estilo pastoral y las estructuras evangelizadoras de las diócesis de Castilla, a la luz de la reflexión sobre el contexto sociodemográfico y eclesial que vivimos en nuestra tierra. Así lo expresaba en la apertura, el lunes por la mañana, Gabriel Ángel Rodríguez, Vicario general de Osma-Soria y coordinador de Iglesia en Castilla. Tras la Lectio Divina preparada por Mons. César Franco (Obispo de Segovia), y con la mirada puesta en el primer paso del itinerario, “Reconocer”, la tarde del lunes se centraba en la mesa redonda sobre “El contexto social de Castilla (cultura, dinamismos sociales e identidad) y su influjo en la tarea pastoral de la Iglesia”. En ella, Dña. Ester Martín (Directora de la Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española) aportaba el retrato en cifras de una Castilla envejecida tanto en población como entre los propios sacerdotes. Una tierra que cuenta con 15 obispos, 1505 sacerdotes, más de 5000 catequistas y 3600 religiosos (con casi 1600 monjas de clausura), pero con tan sólo 39 seminaristas (según datos de finales de 2022). Los sacerdotes, con una media de edad de 69 años, se concentran principalmente en la franja de edad de 75 a 90 años, y han de hacer frente a 3761 parroquias de las cuales 3157 son rurales. El 84% de dichas parroquias está en localidades de menos de 2000 habitantes. Y esto hace que se multiplique la dedicación de los sacerdotes, que destinan más de 2 millones y medio de horas a la administración de Sacramentos, visitas a enfermos, acompañamiento espiritual, despacho parroquial … Por su parte, Raúl Flores, de Cáritas, puso sobre la mesa el contexto social en Castilla, según el informe Foessa, destacando la situación de migración y éxodo rural, la despoblación y el envejecimiento. Una realidad que conlleva dificultades sanitarias, aislamiento social y soledad, económicamente menos fuerza laboral y por tanto menos dinamismo económico. Una tierra que tiene, por tanto, menos servicios y más desigualdades territoriales. Pero también problemas de exclusión social y un agrandamiento de la brecha de los vulnerables, ante lo cual se presentó cuál es la respuesta de la Iglesia en este sentido a través de Cáritas. Por último, José Luis Lastra, Vicario de Pastoral de Burgos, concretizó cómo afecta toda esta realidad presentada anteriormente al trabajo de las diócesis y a los propios sacerdotes. Destacó el hecho del avance en discernimiento comunitario y en ser “Iglesia en salida”, pero también la “impotencia y el desánimo ante la pobreza humana y eclesial”. Constató asimismo una notable mejora en comunicación, pero a su vez una falta de cercanía y de pastoral de Primer Anuncio. Y una autocrítica clara: “los curas estamos muy ocupados, pero escuchamos menos”, lo que se traduce en el hecho de que “algunos no acaban de encontrar su puesto en una Iglesia más participativa y sinodal”, y que “los más jóvenes no saben qué hacer en los pueblos”. Por ello, existe la conciencia de que “algo hay que cambiar”. La jornada del lunes concluía con el rezo de Vísperas y la Eucaristía presidida por Mons. Rico García, obispo de Ávila, en la capilla del Seminario, y la posterior visita nocturna a la S.A.I. Catedral del Salvador. “El cristiano no nace: se hace” La última jornada de trabajo comenzaba con la intervención de cada uno de los obispos presentes, poniendo en común el trabajo recorrido por sus diócesis en el último curso pastoral. Y de ahí, a escuchar la ponencia del Arzobispo de Valladolid, en la que ha reflexionado sobre las riquezas, las carencias y las oportunidades de las estructuras evangelizadoras y los agentes de pastoral, a la luz de la lectura sociológica aportada en el día anterior. Haciendo un símil con la costumbre de los primeros creyentes de encender una vela al terminar el día y dar así la bienvenida a una nueva jornada, Mons. Luis Argüello apuntaba que la realidad actual, la crisis social, “supone una nueva oportunidad misionera”. “El reconocer el momento eclesial en el que vivimos supone que estamos en Vísperas. Hemos encendido una luz al llegar la oscuridad, y podemos hacer dos lecturas: o bien verlo como el atardecer de un día que termina y no sabemos qué nos deparará el mañana; o bien, tomarlo como la novedad de un nuevo tiempo, aunque haya que hacer la travesía de la noche”. En ese “reconocer” que propone Iglesia en Castilla para este primer año de trabajo, Mons. Argüello confirmaba cómo “la Iglesia está llamada a hacer siempre lo mismo: anunciar la Palabra, celebrar la Liturgia, testimoniar la caridad. Pero estamos llamados a hacer todo esto acogiendo la novedad del signo del tiempo. No podemos pretender que las cosas cambien si hacemos siempre lo mismo. No digáis eso de ‘siempre se ha hecho así’. Para tener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes. Para renovar la mentalidad se necesitan discípulos misioneros renovados en espíritu y en misión”. Es, en definitiva, lo que ha llamado “fidelidad al mandato, pero con permanente novedad: fidelidad en el hoy del tiempo”. El Arzobispo vallisoletano insistía en el hecho de que “un cristiano no nace: se hace”, algo que invitaba a repetir con frecuencia, “porque salimos de una larguísima época en la que éramos cristianos porque nacíamos en una familia cristiana”. Y en ese “hacer cristianos”, ha profundizado en varias propuestas de actuación en el ámbito de nuestras comunidades parroquiales, la renovación de la parroquia como comunidad misionera, cómo mejorar la celebración del domingo en pueblos con pocos habitantes, o la integración de la parroquia en un territorio concreto, entre otras cuestiones. Unas propuestas, estas últimas, que han sido el objeto del posterior trabajo en grupos para ver su aplicación en las diócesis, la urgencia de cada una de ellas, y la concreción de las ideas. El encuentro ha concluido con la presentación de las conclusiones para el documento final, y la Eucaristía en la capilla del Seminario, presidida por Mons. Mario Iceta, Arzobispo de Burgos.
22/02/2024más info
Zamora y su catedral, ejemplos de excelencia turística
Zamora y su catedral, ejemplos de excelencia turística
La Confederación Española de Federaciones y Asociaciones de Guías de Turismo (CEFAPIT) y la Asociación de Guías Turísticos de Zamora han entregado una placa conmemorativa a la S.I Catedral de Zamora en reconocimiento a su labor para la promoción  del patrimonio. Un reconocimiento que los guías turísticos han hecho extensivo a las instituciones: Ayuntamiento de Zamora y Diputación Provincial.  "Esta placa quiere ser un símbolo de ese turismo de calidad, que con la estrecha colaboración de todas las instituciones, públicas y privadas de la provincia, nos lleve a generar vías de asentamiento de población con la creación de empleos e infraestructuras, así como de conservación de nuestro patrimonio natural, monumental, cultural e histórico para que puedan ser disfrutados por generaciones futuras", ha afirmado la presidenta de la asociación zamorana de guías de Zamora, Eva Jiménez. En este sentido,ha recalcado que en el tiempo de pandemia, en el año 2020, se sintieron muy arropados y acompañados por la catedral y las instituciones. Un ejemplo de trabajo conjunto que en la jornada de hoy, Día Internacional del Turismo, se ha visto reconocido a través del acto de entrega de una placa de excelencia turística que se colocará en la S.I Catedral de Zamora. En el acto, celebrado en la capilla del Cardenal de la seo zamorana, estuvieron presentes el deán de la catedral, Juan Luis Martín, y buena parte de los miembros del cabildo catedralicio; así como el vicepresidente de la Diputación, Victor López; el concejal de Turismo, Christoh Strieder y la concejala de Cultura, María Eugenia Cabezas.
21/02/2024más info
Primer anuncio, cosa de laicos
Primer anuncio, cosa de laicos
La Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida organizó el Encuentro de Laicos sobre el Primer anuncio con el lema «Pueblo de Dios unido en la Misión». Este evento reunió en Madrid a representantes de las diócesis españolas, de la vida consagrada y de los distintos movimientos y asociaciones de laicos. Desde Zamora viajaron 6 personas y en total hubo más de 700 participantes. El Encuentro del fin de semana pasado fue una verdadera experiencia "gozosa de comunión que nos devuelve a nuestras comunidades para que discernamos sinodalmente cómo responder a la llamada del Espíritu a anunciar a Cristo", explicaron desde la Conferencia Episcopal. Ahora, el siguiente paso es aplicar lo aprendido en cada uno de los territorios y, a su vez, en cada una de las comunidades y/o realidades.   
20/02/2024más info
El Primer Anuncio, un asunto de laicos
El Primer Anuncio, un asunto de laicos
La Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida organizó el Encuentro de Laicos sobre el Primer anuncio con el lema «Pueblo de Dios unido en la Misión». Este evento reunió en Madrid a representantes de las diócesis españolas, de la vida consagrada y de los distintos movimientos y asociaciones de laicos. Desde Zamora viajaron 6 personas y en total hubo más de 700 participantes. El Encuentro del fin de semana pasado fue una verdadera experiencia "gozosa de comunión que nos devuelve a nuestras comunidades para que discernamos sinodalmente cómo responder a la llamada del Espíritu a anunciar a Cristo", explicaron desde la Conferencia Episcopal. Ahora, el siguiente paso es aplicar lo aprendido en cada uno de los territorios y, a su vez, en cada una de las comunidades y/o realidades.   
20/02/2024más info
Comienza en Ávila el encuentro de Obispos, Vicarios y Arciprestes de Iglesia en Castilla
Comienza en Ávila el encuentro de Obispos, Vicarios y Arciprestes de Iglesia en Castilla
El Seminario diocesano de Ávila acoge hoy y mañana, por segundo año consecutivo, el Encuentro de Obispos, Vicarios y Arciprestes de Iglesia en Castilla; es decir, de todas las diócesis de Castilla y León, menos Astorga y León (que, por cuestiones históricas y eclesiales, tienen más trabajo conjunto con su diócesis metropolitana, que es Oviedo).  La iglesia diocesana de Zamora está representada por el obispo, Mons. Valera; el vicario general, César Salvador; el vicario para el Ministerio Ordenado y los Ministerios laicales, Juan Luis Martín y el provicario, Pedro Faúndez, así como los siete arciprestes. Bien es cierto que el obispo y algunos vicarios se unirán mañana al encuentro, puesto que hoy han asistido al funeral de don Juan María Uriarte en Bilbao. Se trata de unos encuentros con una gran importancia para el trabajo conjunto de las 9 diócesis participantes (Valladolid, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Zamora, Ávila, Segovia, Palencia, Burgos y Osma-Soria). Todas ellas trabajan en comunión aquellos acentos e intereses comunes. “Al final, nuestras diócesis son muy parecidas en cuanto a su configuración geográfica, poblacional, con los mismos problemas a nivel eclesial. Si somos tan parecidos, es bueno que pongamos sobre la mesa los retos, las dificultades, las esperanzas, porque nos podemos enriquecer todos”. Así lo explica Gabriel Ángel Rodríguez, Vicario General de la diócesis de Osma-Soria, y coordinador de Iglesia en Castilla. En esta ocasión, el tema a tratar nos lleva a hacer un análisis de la situación no sólo eclesial, sino también sociodemográfica de Castilla y León, con el fin de poder organizar mejor la atención pastoral en nuestras diócesis. “La conversión pastoral y misionera: una llamada a la renovación del estilo pastoral y de las estructuras evangelizadoras” es el lema que recoge los trabajos de estos dos días, que buscan promover una renovación articulada en dos grandes ámbitos: por una parte, las parroquias, unidades parroquiales y arciprestazgos; y por otra, la espiritualidad y estilo de los agentes de pastoral (obispos, presbíteros, laicos y vida consagrada), que precisamos para esta renovación, como destaca el coordinador de Iglesia en Castilla: “Llevamos ya bastantes años con un gran cambio sociológico, a nivel de valores, de percepción de la realidad. Y la Iglesia no puede quedarse rezagada. Su labor ha sido siempre la de adaptar sus modos de llegar a la gente en consonancia con la realidad de esa gente: presentar el mensaje de siempre de una forma diferente, nueva, diversa, para ser mejor entendida”. “El Papa también nos lo ha dicho muchas veces, hablando de este cambio de época. Los agentes de Pastoral estamos llamados a cambiar el estilo, el cómo nos acercamos. Hay estructuras evangelizadoras que quizá haya que darles una vuelta”, afirma Gabriel Ángel. Y es que, si ahce algunos años, la fe llegaba a las personas de una forma natural, “casi por ósmosis”, a través de la familia, la parroquia y la escuela, “ahora mismo, estas mediaciones no cumplen con esta función como transmisoras de la fe. Por tanto hay que ver cómo estas vías pueden ser más eficaces. Y cómo las estructuras más tradicionales (parroquias pueden seguir siendo mejores canales. Y evidentemente hay que hacer cambios”. Cambios necesarios en las estructuras eclesiales para poder ofrecer una mejor atención pastoral a las comunidades cristianas de nuestra tierra, con sus características demográficas y sociales asimismo cambiantes: una sociedad envejecida y dispersa en multitud de pequeñas localidades de entornos casi despoblados, con sacerdotes que se hacen cargo de un número demasiado grande de parroquias. Pero, principalmente, una sociedad altamente secularizada, “uno de los grandes desafíos que tenemos. La Iglesia tiene que ver el medio con el que puede llegar a esa sociedad cada vez más secularizada. Predicar el Evangelio en sociedades con mucha raíz cristiana, como ha sido la tónica en los últimos años, es más fácil. Pero ahora nos encontramos perdidos ante esta nueva realidad, de cómo anunciar el Evangelio en este tipo de sociedad. Por eso, lo primero que tenemos que hacer es pararnos y reflexionar. Y es lo que vamos a hacer en este encuentro en Ávila: conocer cómo estamos a nivel sociológico, económico, estadístico. Y cómo esta realidad que tenemos influye en la tarea cotidiana de las diócesis, de las parroquias, de la acción pastoral”. De esta manera, estas dos sesiones de trabajo de la próxima semana en Ávila estarán centradas en reconocer la situación actual de nuestros ámbitos eclesiales y cómo nos afecta el entorno social. Asimismo, se compartirán los ensayos pastorales que se están realizando en las distintas diócesis. Es importante que todo este proceso valore e impulse la reflexión y pasos que se están dando en las diferentes diócesis, e ilumine y aliente los siguientes que puedan ponerse en marcha en la siempre necesaria conversión pastoral que lo es de las personas (espiritualidad), de los ambientes y formas de trabajar (pedagogía) y de las estructuras de trabajo pastoral. (Imagen del Encuentro de 2023)  
19/02/2024más info
Fallece Pedro Fernández Vara, con 73 años de ministerio sacerdotal
Fallece Pedro Fernández Vara, con 73 años de ministerio sacerdotal
Pedro Fernández Vara nació en Ferreras de Abajo (provincia de Zamora y diócesis de Astorga) el 1 de septiembre de 1923. Estudió en el Seminario Diocesano de Astorga, y allí recibió la ordenación sacerdotal el 11 de junio de 1950. Su primer destino pastoral fue una parroquia en la comarca de Valdeorras (provincia de Orense): Casayo. A partir de entonces, su ministerio estuvo vinculado a parroquias astorganas en la provincia de Zamora, pasando por Pozuelo de Tábara, Burganes de Valverde, Mombuey y, finalmente, Micereces de Tera. A los 67 años de edad se trasladó a Zamora, donde colaboró en algunas capellanías, como la Residencia San Gregorio y el tanatorio Sever. Desde que llegó a la ciudad, ha vivido en la Residencia del Amor de Dios hasta el momento de su muerte. Han sido 73 años de sacerdocio por los que damos gracias a Dios.  El velatorio está en la residencia del Amor de Dios de Zamora, donde vivía, y el funeral será mañana, domingo, a las 16:30, en la iglesia de San Ildefonso, para ser enterrado después en el cementerio de Zamora. Descanse en paz, descanse en Dios.
16/02/2024más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.