inicio.Actualidad.Noticias.Fallece José Muñoz Miñambres a los 89 años de edad, canónigo de la Catedral
Fallece José Muñoz Miñambres a los 89 años de edad, canónigo de la Catedral
Volver

10/11/2021

Compartir

Fallece José Muñoz Miñambres a los 89 años de edad, canónigo de la Catedral

Zamora, 10-11-2021. José Muñoz Miñambres nació el 27 de enero de 1932 en Navarra y fue ordenado sacerdote en junio de 1955. Falleció en Zamora el 10 de noviembre de 2021.

Fue nombrado ecónomo de El Pego y auxiliar en Bóveda de Toro en 1955; dos años más tarde, se convirtió en párroco de El Pego. Posteriormente, en el año 1963, renunció canónicamente a esta parroquia y fue nombrado ecónomo de Santa María de Renueva de Benavente en el mismo año, en 1992 deja la parroquia benaventana.

Siendo párroco de Santa María de Renueva es elegido arcipreste de Benavente, cargo que ostentó hasta el año 1994, en tres periodos diferentes.

En el año 1989 se convierte en canónigo de la S.I Catedral de Zamora, tarea que ostentaría durante más de tres décadas.

También en 1989 es nombrado director del Secretariado diocesano de Peregrinaciones, meses más tarde suma otra tarea como vicedirector del Archivo Diocesano y de la Biblioteca diocesana.

El canónigo también estuvo muy vinculado al colectivo de personas mayores durante años, puesto que en 1993 fue nombrado director para el Secretariado de la Tercera Edad, por seis años.

En 1994 fue nombrado capellán de la Hermandad del Santísimo Corpus Christi de Zamora y en 2001 consiliario del Movimiento Familiar Cristiano.

Desde su llegada a Zamora como canónigo, fueron numerosos sus encargos y tareas pastorales. En el año 2002 pasa a ser capellán del convento Corpus Christi y en 2005 es nombrado también capellán de la Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias.

Los dos últimos años de su vida los pasó en la Residencia "Hogar Reina de la Paz", de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

Su cuerpo está siendo velado en el Tanatorio Sever, de Zamora, y la celebración de las exequias será mañana, jueves 11 de noviembre, a las 12.30 h. en la S.I. Catedral de Zamora y, a continuación, su cuerpo será inhumado en el cementerio de Benavente.

Descanse en paz, descanse en Dios.

Otras noticias relacionadas

Un nuevo sacerdote para Zamora: Juan José Carbajo Cobos
Un nuevo sacerdote para Zamora: Juan José Carbajo Cobos
La diócesis de Zamora vivirá el próximo 11 de abril uno de los momentos más importantes del año: la ordenación sacerdotal de Juan José Carbajo Cobos.  La S. I Catedral de Zamora acogerá el próximo domingo, a partir de las 18.00 horas, la ordenación sacerdotal de Juan José Carbajo Cobos, diácono de la diócesis desde septiembre de 2018. Este joven de 26 años y natural de la localidad de Villalube viene desempeñando desde hace algo más de un año su tarea pastoral en el arciprestazgo de Toro. Una tarea que compagina con su trabajo en el Tribunal Eclesiástico de la diócesis de Zamora como notario judicial. La celebración del domingo que presidirá el obispo, Fernando Valera, y a la que asistirá buena parte del presbiterio zamorano, estará precedida por una vigilia de oración en la iglesia de San Andrés de Zamora el sábado a las 19.30 horas.  Debido a las restricciones sanitarias derivadas por la pandemia, sólo se accederá a la S. I Catedral con invitación en mano, aunque la celebración podrá seguirse en directo a través del canal de Youtube de la diócesis de Zamora. ¿Quién es Juanjo? Nació en Zamora el 6 de Noviembre de 1994. Natural de Villalube y con raíces en Valdefinjas, el pan y el vino que componen sus paisajes y culturas “han marcado sus raíces humanas y de fe”. Es precisamente en estas tierras, entre sus gentes, donde desde muy pequeño descubre la fe y la vocación. Tras pasar los años de su infancia y parte de la adolescencia en Villalube, estudia en el colegio del pueblo y cuando la despoblación de la zona se vuelve más intensa tras cerrar la escuela se va a estudiar a Coreses y más tarde al IES Alfonso IX en Zamora a la vez que inicia sus acercamientos a diversas convivencias del Seminario Menor. Ingresa en el Seminario Mayor del Teologado de Ávila en Salamanca, donde residen los seminaristas mayores de Zamora, en septiembre de 2012, a la vez que inicia sus estudios de Teología, concluyéndolos en Junio de 2017. En septiembre de 2017 comienza sus estudios de Derecho Canónico que finaliza en septiembre de 2020. Las tareas pastorales las ha desarrollado en Peñausende y otros pueblos, la UAP de Morales de Toro, San Juan de Benavente, y en la actualidad en Toro y los pueblos de la UAP de Morales de Toro, lo que compagina con el Tribunal diocesano del que es notario desde el pasado julio y defensor del vínculo y promotor de justicia en la diócesis de Ciudad Rodrigo desde enero de este año. Fue ordenado diácono por Don Gregorio Martínez Sacristán el 23 de Septiembre de 2018 en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Benavente.
08/04/2021más info
Un nuevo sacerdote para Zamora: Juan José Carbajo Cobos
El diácono Juan José Carbajo Cobos, nuevo notario de la diócesis
Zamora, 6-7-2020. El administrador diocesano de la diócesis de Zamora, José Francisco Matías Sampedro, nombra al diácono Juan José Carbajo Cobos, notario judicial del Tribunal Eclesiástico. La Curia Judicial o Tribunal eclesiástico diocesano, como órgano de justicia de la diócesis, asiste al obispo diocesano en el ejercicio de la potestad judicial. Además, es el tribunal ordinario de primera instancia para las causas que pertenecen al fuero eclesiástico. Este tribunal tramita principalmente los procesos canónicos de declaración de nulidad matrimonial. El notario judicial es un ministro del tribunal, cuya misión en redactar las actas y dar fe pública de lo realizado ante él. Su presencia en el proceso es obligatoria e importante, pues sin su firma las actas del proceso son nulas. El nuevo nombramiento responde a la necesidad de dotar a la Curia Judicial de un mayor número de expertos en la materia y así agilizar la tramitación de los procesos.   Juan José Carbajo Cobos Natural de Villalube (Zamora) nació el 6 de Noviembre de 1994. Entró en el Seminario Mayor en septiembre de 2012, cuando inició sus estudios en Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, concluyéndolos en Junio de 2017. Es Licenciado en Derecho Canónico por la misma Universidad desde el pasado mes de Junio, finalizando sus estudios con un trabajo (tesina) titulado:  Conceptos jurídicos indeterminados y Derecho Canónico. Fue ordenado diácono el 23 de Septiembre de 2018 y en la actualidad desarrolla sus tareas pastorales en Toro y la UAP Morales de Toro.  
06/07/2020más info
Opinión. José Álvarez
Opinión. José Álvarez
El sacerdote, José Álvarez, escribe esta reflexión como respuesta al artículo publicado en "La Opinión-El Correo de Zamora" bajo el título "Las Otras Pandemias", firmado por Mari Cruz Hernández.     A GOLPES DE CIEGO Hace ya un tiempo que colgué la pluma. Ando ahora  lejos de esa facilidad que otorga en unos casos el oficio, en el mío, no mucho más que la afición. He leído, cómo no, el artículo “Las otras pandemias” de Dña Mari Cruz Hernández, Secretaria de Organización del PSOE, del pasado 1 de mayo. En él mi nombre. No acierto a calificar el artículo: Libelo?, soflama?, simple arenga para unas huestes en horas bajas?... ¿Tan mal, me pregunto, ven  el momento actual, tan oscuro el futuro, estos fieles servidores del PSOE que necesitan distraer la atención buscando culpables?; ¿no les vale con lo que  tienen dentro?. ¿A qué obedece, si no, esa burda acusación a la Iglesia de “manejo ideológico, utilización de los muertos y del sufrimiento de las personas, virus que combatir?”.  ¿De verdad que entre los diecisiete colectivos, a los que con toda razón les otorga la firmante “reconocimiento y aplausos infinitos”,  no tiene cabida ni lugar ninguna de las instituciones de la Iglesia?, ¿ninguna?. Sólo, curioso, cuatro pobres diablos, que se le han cruzado en la cabeza a la firmante, y entre ellos ,curioso, el papa Francisco, al que se le reconoce la nada gloriosa misión de  guiar  una Iglesia “epidemia pandémica de la historia de la humanidad”. Dudo y sospecho al tiempo la autoría del artículo. Cuando es la misma Europa la que carga contra España, descalifica la gestión de la crisis y está para volvernos la espalda; cuando la propia UGT y afines arrían banderas porque claro, ¿quién les llama ahora a ellos, con causas pendientes en los Juzgados, a salir a la calle?; cuando los “fieles” aliados se lo están pensado si vale la pena o no mantenerse en un barco a la deriva; cuando es la opinión pública la que se refugia en sus móviles y se rebela contra la manipulación y abuso de los medios de comunicación; cuando se han vaciado las arcas y ya no hay fondos para arrimar voluntades… ¡bingo!, he ahí los  culpables:  la derecha “que inventa bulos para ganar votos” y  esta malhadada Iglesia, que se alía con los ricos y desatiende a “los más pobres, a los más débiles, a los más vulnerables”.   El uso interesado de unos nombres, que parecen librarse de la quema, el mío entre ellos, es todo menos un elogio. Se los podía guardar. No somos más que el viento que se esfuerzan en golpear quienes andan sonados y a punto de besar la lona. Como tenemos tiempo para todo invito a mi sorprendente “admiradora” a leer  la sensacional obra “Los desorientados” de Amín Maalouf, premio Príncipe de Asturias 2010. Se verán retratados.  “Me ha tocado, dice, hacerme cargo de las extinciones… Al volver a mi tierra inundada pensaba salvar algunos vestigios de mi pasado  y del pasado de mi gente. En este aspecto no espero ya gran cosa. Quien intenta salvar un naufragio corre el riesgo de apresurarlo”. Pues sí, en esas estamos y es  lo que parece dar a entender la calle. Pero hay en este que llamamos “gobierno” quien se repite una y otra vez: “La razón la tengo yo y la que se equivoca es la historia”. José Álvarez Esteban                                                                          
04/05/2020más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.