inicio.Organismos.Delegaciones.Delegación para la Familia y Defensa de la Vida
Delegación para la Familia y Defensa de la Vida
Volver

Inicio y Equipo

Compartir

Delegación para la Familia y Defensa de la Vida

La Delegación para la Familia y Defensa de la Vida es el organismo diocesano encargado de la pastoral del matrimonio y la familia (preparación y celebración del matrimonio y acompañamiento posterior), de la promoción y defensa de la vida humana desde su concepción hasta su final natural. Forman parte de esta Delegación los Secretariados para la Tercera Edad y para la Pastoral de la Salud.

Estará presidida por los Delegados e integrada por los Directores de los Secretariados para  la Tercera Edad y para la Pastoral de la Salud, el Director del Centro de Orientación Familiar y representantes de los movimientos familiares

Son sus tareas principales:

  1. Difundir el mensaje cristiano sobre el matrimonio, la familia y la promoción y defensa de la vida humana en sus distintas fases a través de los MCS, materiales, encuentros, conferencias, etc.
  2. Alentar la atención pastoral en parroquias y arciprestazgos de la preparación al matrimonio y de los matrimonios y familias.
  3. Promover la creación de equipos de matrimonios en las parroquias y arciprestazgos para su formación e implicación en la pastoral familiar.
  4. Promover la formación de agentes de pastoral matrimonial y familiar.
  5. Ofrecer medios para atención espiritual de matrimonios y familias.
  6. Alentar la implantación de movimientos familiaristas en la Diócesis y coordinarlos; y, en concreto, coordinar la Asociación Católica de Viudas “Nuestra Señora del Tránsito” y el Movimiento Familiar Cristiano.
  7. Organizar las Jornadas diocesanas relativas al matrimonio y a la familia, de Defensa de la Vida y del 'Día de las Familias'.
  8. Participar en los organismos eclesiales, regionales y nacionales.

Nuestro Equipo

Delegados: D. Carlos y Dña. Marta

Casa de la Iglesia. Pz. del Seminario, 2. 49003 Zamora
638 766 969 - 980 535 278
familia@diocesisdezamora.es

Noticias Destacadas

Proyecto Raquel: la reconciliación tras un aborto
Proyecto Raquel: la reconciliación tras un aborto
Zamora, 5/4/2021. La delegación diocesana de Familia y Defensa de la Vida ha presentado esta mañana Proyecto Raquel. Una iniciativa que surge en el seño de la iglesia diocesana y en el marco del Año Jubilar con la intención de acompañar a las mujeres que han atravesado por un aborto y también a otras personas que puedan estar sufriendo en su entorno más cercano. DÓNDE NACE PROYECTO RAQUEL DENTRO DE NUESTRA IGLESIA DIOCESANANace dentro de la Delegación que se ocupa de defender la vida y de acompañar a las familias. La delegación para la Familia y Defensa de la vida. QUÉ ES LA DELEGACIÓN DIOCESANA PARA LA FAMILIA Y DEFENSA DE LA VIDALa Delegación para la Familia y Defensa de la Vida, es el organismo diocesano encargado de la pastoral del matrimonio y la familia (preparación y celebración del matrimonio y acompañamiento posterior), y de la promoción y defensa de la vida humana desde su concepción, hasta su final natural. Para ello desarrolla programas y actividades que difunden la belleza del matrimonio y la familia cristiana, ocupándose de velar por el cuidado de las familias, proporcionándoles atención espiritual, formación en valores y pautas de acción en su entorno social: oración en familia, acompañamiento prematrimonial, encuentros de familias, etc. Además, esta delegación, debe procurar la promoción de la cultura de la vida en cualquiera de sus fases y estadíos mediante el acompañamiento y la denuncia de situaciones que atentan contra la vida, principalmente la eutanasia y aborto, o cualquier otra forma de descarte del ser humano. Por ello trabaja mediante la promoción de programas de ayuda a la vida en sus etapas iniciales y finales, talleres de educación afectivo sexual, oración por la vida, y el reencuentro con quienes han sufrido por ello. POR QUÉ NACE PROYECTO RAQUEL, A QUÉ DA RESPUESTA El Proyecto Raquel es un itinerario de reconciliación espiritual que pretende ayudar a aquellas personas que han participado de un aborto. La Iglesia ha observado la necesidad de acompañar a aquellas personas que viven este hecho con gran sufrimiento y que sienten un gran peso en el corazón, que no se alivia con el sacramento de la confesión y que se prolonga a lo largo del tiempo. Por eso desde la Diócesis de Zamora se propone un camino para que la persona tenga experiencia de la misericordia de Dios, que comprenda qué es lo que pasó, pueda integrarlo en su vida y cerrar esa etapa en paz.Este itinerario tiene un principio y un fin, donde lo más importante es facilitar la expresión de esa situación vivida que ha sido dolorosa, sin ningún tipo de juicio, puesto que la piedra angular del Proyecto es la acogida de la persona para facilitar el encuentro con Dios, de forma que así encuentre la paz que necesita. QUÉ ES PROYECTO RAQUELNosotros creemos que la respuesta a esta herida solo puede venir de Dios, y solamente la reconciliación y la sanación puede hacer a las personas que han sufrido un aborto provocado, vivir de nuevo en paz. Esto es el Proyecto Raquel y su finalidad es ofrecer a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada a través de una red diocesana de sacerdotes y consejeros.Esta atención individualizada supone acompañar a las personas en un proceso espiritual de sanación y reconciliación, basado en el Sacramento de la Reconciliación. CÓMO SURGIÓ EL PROYECTO RAQUELEl Proyecto Raquel surgió hace más de 30 años en los EEUU, como una respuesta al llamamiento que hicieron los obispos a esta atención al post-aborto. Es la respuesta de la Iglesia Católica al drama del aborto. En España se hace presente a través de la asociación Spei Mater hace diez años, y en la actualidad está implantado en más de 40 diócesis. PROCESO DEL PROYECTO RAQUELPara llegar al proceso de sanación, tienen que pasar varias fases.Por un lado la persona que quiera participar en este acompañamiento debe sentirse libre para expresar lo que supuso para ella el aborto. También supone reconciliarse con el hijo que ha perdido, para finalmente reconciliarse consigo misma y con Dios. Este itinerario es muy importante porque las personas que han pasado por este proceso de sanación, sienten que vuelven a vivir, sienten alivio y mucha paz sabiendo que esa vivencia no determina el resto de su vida. Esto no significa que olviden lo que ha pasado, pues es algo que forma parte de su historia vital, pero podrán pensar en ello en paz, y es una ocasión muy grande de gracia y encuentro con Dios para el resto de sus vidas. QUIENES PUEDEN ACUDIR A PROYECTO RAQUELTodas aquellas personas que hayan participado de algún modo en un aborto provocado y sienten la necesidad de ayuda para superarlo. No son solo las mujeres que se han sometido al aborto, sino también las personas que la apoyaron en esa decisión de uno u otro modo. QUÉ DEBEN SABER LAS PERSONAS QUE QUIERAN ACUDIR A PROYECTO RAQUELLas mujeres que han pasado por un aborto provocado y que no son capaces de cerrar esa etapa de su vida, han de saber en primer lugar, que no son las únicas que pasan por ello, porque es la respuesta natural de una madre que ha sufrido la pérdida de un hijo.Han de saber que se puede salir, que existe una esperanza, y que pueden pedir ayuda, que confíen en la Iglesia. La Iglesia no está para juzgarlas, sino para ofrecerles su misericordia, para llevarle el perdón y la curación de Dios, pues Dios no solo persona, sino que también sana. QUE TIENE QUE HACER LA PERSONA QUE QUIERE ACUDIR A PROYECTO RAQUEL:El proyecto trabaja de modo individualizado, acogiendo y dando cita a las personas a través de dos medios, el teléfono 638.766.969 y el correo proyectoraquelzamora@gmail.com DATOS SOBRE EL ABORTO EN CASTILLA Y LEÓN y ZAMORA AÑO 2019 (Fuente: Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social) POR EDADESTOTAL <15 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 +44CyL 2.674 7 295 544 525 518 519 241 25Zamora 146 1 17 35 26 34 23 10 0 POR SEMANAS DE GESTACIÓN8 ó menos 9-14 15-22 23 ó másCyL 1.653 841 169 11Zamora 95 37 14 0 POR MOTIVOSA petición de la mujer Grave riesgo para la vida o salud de la embarazada Riesgo grave anomalías en el feto Anomalías fetales incompatibles con la vida o enferm. grave o incurableCyL 2.341 171 146 16Zamora 125 12 9 0 EVOLUCIÓN NUMERO DE ABORTOS ÚLTIMOS AÑOS 2019 2018 2017 2016 2015CyL 2674 2551 2531 2490 2652Zamora 146 139 136 121 144  
05/04/2021más info
Qué es el Proyecto Raquel
Qué es el Proyecto Raquel
Zamora, 4/3/2021. Cada año la Iglesia celebra la Solemnidad de la Anunciación el 25 de marzo. Un día como ese la historia de la humanidad cambió cuando María dio su “Sí” valiente a Dios, concibiendo desde aquel momento a Jesús y convirtiéndose en protectora del Niño que un día nacería y salvaría con amor al mundo. En la actualidad muchas son las difíciles circunstancias que rodean la concepción y el crecimiento de muchos niños, y muchas son las ocasiones en las que sus madres sometidas a presiones personales, sociales, ideológicas, etc. terminan accediendo al aborto y provocan la muerte de sus hijos no nacidos. Para muchos no hay nada dañino en esto, se ha convertido en un derecho que emancipa a la mujer y la hace más dueña y señora de sí misma, pero equivocadamente no saben que tras el aborto, muchas personas, no solo las madres, si no quien ha rodeado la circunstancia acaba sufriendo y sintiéndose culpable de lo ocurrido, y un gran dolor se apodera de ellas. Es lo que se llama el síndrome post aborto. Proyecto Raquel nacerá en Zamora este próximo 25 de marzo, con el envío por parte de nuestro obispo, del grupo de agentes (ocho laicos y un sacerdote) que harán realidad la acogida de las personas que se quieran acercar a este programa para hacer un camino de recuperación y sanación espiritual.  En este camino de la cuaresma y año jubilar se abre una puerta de entrada a “el hijo prodigo” que sin duda será recibido con misericordia en la casa del Padre.  ¿Qué es proyecto RAQUEL?  El Proyecto Raquel es una respuesta de la Iglesia Católica ante el drama del aborto ofreciendo un camino de esperanza, de reconciliación y de sanación.  La finalidad del proyecto RAQUEL es acoger, estar al lado, ofreciendo a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada a través de una red diocesana de agentes.  Esta atención individualizada supone acompañar a la persona en un proceso personal y espiritual de sanación y reconciliación.  Raquel no juzga, Raquel extiende los brazos y le dice a quien se acerque “me importas tú, te quiero a ti” porque Raquel se centra en quien sufre, no en lo que hizo, no en la criatura que ya no está en este mundo. Raquel se preocupa por el sufriente y le acompaña en este camino de amargura. ¿Quién puede formar parte de RAQUEL?  Personas que quieran participar en esta gran tarea de la Iglesia, acercando a la misericordia de Dios a todos los que sufren las consecuencias de un aborto. A quienes leéis estas líneas os pedimos la oración por este proyecto, por las personas que se acerquen a él, por quienes voluntariamente cedan su tiempo, y porque se genere una cultura que apueste por la VIDA, porque como nos recuerda el pasaje del hijo prodigo, quien convive con el pecado, quien se aleja del Padre, termina sufriendo sus graves consecuencias. Pidamos para que sepamos colaborar con el Padre que sale al encuentro, que acoge y devuelve la dignidad de hijo y no tengamos la tentación de ser hermano mayor. Porque la realidad y la dureza del aborto no se publicita ni se conoce, pero existe.
04/03/2021más info
8 M
8 M
Zamora, 4/3/2021. Se acerca el 8 de marzo, y con él, un año más las sonadas manifestaciones y actos en favor de la lucha por los derechos de la mujer.  Este año centradas en salir o no a la calle en época de pandemia, y quien es más o menos mujer por hacer o no hacer. Si echo la vista unos años atrás, recuerdo que no veía mal la celebración de este día, igual que se celebra el día del padre, el de la madre, ¿por qué no celebrar el día de la mujer? ¿Por qué no tener un día para reconocer su papel en el mundo, en la sociedad, en la familia? Sin embargo, desde mi punto de vista, en los últimos años esta celebración se ha ido radicalizando, y no precisamente porque en ellos, los últimos años, hayan disminuido nuestros derechos o aumentado nuestra supuesta desigualdad en nuestro país de manera radical.  Quizá soy una persona con suerte, una mujer con suerte, ya que a lo largo de mi vida laboral, y ya son unos cuantos años, no he visto en mi entorno laboral, ni en el de las mujeres cercanas a mí, lo que cuentan las estadísticas en cuanto a las diferencias salariales, o de acceso a puestos directivos entre hombres y mujeres.  Tampoco en nuestra vida matrimonial tenemos divididas las tareas en función del sexo, sino más bien en función de nuestras capacidades, y tiempos. Y a nuestros hijos, como creemos que no debe ser de otra manera, los educamos por igual, da igual que sean niños o niña, en nuestra casa no hay tareas para chichos y tareas para chicas.  Y lo mismo puedo decir sobre lo que ha sido mi vida dentro de la Iglesia, desde que tras la confirmación he asumido distintas tareas y responsabilidades, en función de mi edad y de mi capacidad, o de la capacidad que otros han visto en mí, y en las que he ido trabajando con otras personas, muchas veces del otro género sin que nunca me haya visto minusvalorada por mi condición de mujer.  Creo que está bien celebrar el día de la mujer, sigue habiendo países y culturas donde aún no se han equiparado sus derechos a los del varón, donde la mujer no es respetada, por el simple hecho de serlo. Pero creo que esta celebración no debe caer en la confrontación, en atacar la masculinidad del hombre, ni la feminidad de la mujer, no debe caer en la lucha de sexos, o en el rechazo de la maternidad, lo más femenino que podemos tener, que se rechaza, retrasa o elude por asimilarnos a los varones.  Hombres y mujeres somos complementarios, así hemos sido creados, y así los que somos padres hemos de educar a nuestros hijos, desde la complementariedad de nuestra unión que nos hace uno más perfecto. Y así, nuestras diferentes sensibilidades, nuestras formas diferentes de manifestar afecto o nuestras maneras distintas de percibir lo que nos rodea, desde el respeto a la dignidad de cada uno, ayudarán a que nuestros hijos crezcan sabiendo qué es la igualdad en el día a día, no en los actos convocados un día concreto.  Ojalá nuestros gobiernos fueran capaces de implantar políticas de apoyo a las familias, para que así los padres y las madres, pudiéramos elegir, si así lo deseamos, quedarnos en casa con comodidad, pudiendo ser nosotros mismos los principales artífices de esta educación en igualdad de nuestros hijos, sin vernos obligados a reconducir lo que el colegio, las asociaciones con intereses variados, los medios de comunicación con tintes ideológicos o los legisladores de turno les hacen llegar.  Porque lo más importante no es quien sale o no a la calle, si no quien ha aprendido a vivir aceptando su condición de hombre o mujer, quien se vive como un ser único, irrepetible y querido, amándose como es y se desarrolla como persona individual dando lo mejor de sí mismo, y además se implica en el desarrollo ordenado de la sociedad y las personas que le rodean. Sabiendo que hombre y mujer son iguales en derechos o dignidad no porque haya más gente manifestándose en la calle que lo grite, sino porque su creador así lo ha querido. Marta Hernández
04/03/2021más info
Coaching familiar enero
Coaching familiar enero
Puedes conectarte a través del enlace: https://meet.google.com/orp-btkw-pjv
16/01/2021más info
Jornada de la Sagrada Familia
Jornada de la Sagrada Familia
Celebración de la Jornada de la Sagrada Familia. 
24/12/2020más info
Celebración bodas de oro, plata,...
Celebración bodas de oro, plata,...
Celebración de la fidelidad matrimonial en el marco de la Fiesta de la Sagrada Familia
18/12/2020más info
Coaching familiar diciembre
Coaching familiar diciembre
Puedes conectarte a través del enlace: https://meet.google.com/ebk-trzg-tzw
03/12/2020más info
Cursos prematrimoniales 2020/2021
Cursos prematrimoniales 2020/2021
Dada la situación de emergencia social y sanitaria que estamos viviendo debido a la pandemia de la COVID-19, durante el presente curso, de manera excepcional, los cursillos prematrimoniales se realizarán en formato online, volviendo al formato presencial en cuanto la situación sanitaria lo permita. Las parejas de la diócesis de Zamora que deseen realizar el curso deben ponerse en contacto para solicitar su inscripción a través del correo electrónico familia@diocesisdezamora.es o del teléfono 638766969.
01/12/2020más info

Reportajes Destacados

Qué es el Proyecto Raquel
Qué es el Proyecto Raquel
Zamora, 4/3/2021. Cada año la Iglesia celebra la Solemnidad de la Anunciación el 25 de marzo. Un día como ese la historia de la humanidad cambió cuando María dio su “Sí” valiente a Dios, concibiendo desde aquel momento a Jesús y convirtiéndose en protectora del Niño que un día nacería y salvaría con amor al mundo. En la actualidad muchas son las difíciles circunstancias que rodean la concepción y el crecimiento de muchos niños, y muchas son las ocasiones en las que sus madres sometidas a presiones personales, sociales, ideológicas, etc. terminan accediendo al aborto y provocan la muerte de sus hijos no nacidos. Para muchos no hay nada dañino en esto, se ha convertido en un derecho que emancipa a la mujer y la hace más dueña y señora de sí misma, pero equivocadamente no saben que tras el aborto, muchas personas, no solo las madres, si no quien ha rodeado la circunstancia acaba sufriendo y sintiéndose culpable de lo ocurrido, y un gran dolor se apodera de ellas. Es lo que se llama el síndrome post aborto. Proyecto Raquel nacerá en Zamora este próximo 25 de marzo, con el envío por parte de nuestro obispo, del grupo de agentes (ocho laicos y un sacerdote) que harán realidad la acogida de las personas que se quieran acercar a este programa para hacer un camino de recuperación y sanación espiritual.  En este camino de la cuaresma y año jubilar se abre una puerta de entrada a “el hijo prodigo” que sin duda será recibido con misericordia en la casa del Padre.  ¿Qué es proyecto RAQUEL?  El Proyecto Raquel es una respuesta de la Iglesia Católica ante el drama del aborto ofreciendo un camino de esperanza, de reconciliación y de sanación.  La finalidad del proyecto RAQUEL es acoger, estar al lado, ofreciendo a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada a través de una red diocesana de agentes.  Esta atención individualizada supone acompañar a la persona en un proceso personal y espiritual de sanación y reconciliación.  Raquel no juzga, Raquel extiende los brazos y le dice a quien se acerque “me importas tú, te quiero a ti” porque Raquel se centra en quien sufre, no en lo que hizo, no en la criatura que ya no está en este mundo. Raquel se preocupa por el sufriente y le acompaña en este camino de amargura. ¿Quién puede formar parte de RAQUEL?  Personas que quieran participar en esta gran tarea de la Iglesia, acercando a la misericordia de Dios a todos los que sufren las consecuencias de un aborto. A quienes leéis estas líneas os pedimos la oración por este proyecto, por las personas que se acerquen a él, por quienes voluntariamente cedan su tiempo, y porque se genere una cultura que apueste por la VIDA, porque como nos recuerda el pasaje del hijo prodigo, quien convive con el pecado, quien se aleja del Padre, termina sufriendo sus graves consecuencias. Pidamos para que sepamos colaborar con el Padre que sale al encuentro, que acoge y devuelve la dignidad de hijo y no tengamos la tentación de ser hermano mayor. Porque la realidad y la dureza del aborto no se publicita ni se conoce, pero existe.
04/03/2021más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.