inicio.Organismos.Delegaciones.Delegación de Catequesis
Delegación de Catequesis
Volver

Inicio y Equipo

Compartir

Delegación de Catequesis

La Delegación de Catequesis es el organismo diocesano responsable de la  promoción de la acción catequética en la Diócesis.

Estará presidida por el Delegado e integrada por algunos catequistas de distintos ámbitos y realidades.

Sus tareas principales son:

  1. Conocer y estudiar la realidad de la Catequesis en la Diócesis (necesidades, posibilidades, retos, materiales...).
  2. Proponer y promover la catequesis, tanto en el ámbito rural como en el urbano, como una oferta orgánica, sistemática y articulada para las diferentes etapas de la vida: infancia, adolescencia, juventud, madurez.
  3. Elaborar planes de acción señalando orientaciones, objetivos y acciones concretas, que impulsen una catequesis para una comunidad evangelizadora, atenta a la Palabra de Dios y a los signos de los tiempos, y con talante misionero ante una situación de cambio cultural, indiferencia religiosa e increencia.
  4. Orientar, animar y acompañar a los responsables de catequesis y a los catequistas en su misión de educar en la fe. Para ello ofrecerá cauces de formación integral, espiritualidad específica y compromiso apostólico, siempre en relación con el Centro Teológico Diocesano.
  5. Dar a conocer los documentos del Magisterio de la Iglesia sobre Evangelización y Catequesis.
  6. Promover nuevas generaciones de catequistas con la suficiente madurez humana y cristiana e impulsar su formación integral.
  7. Participar en los organismos nacionales y regionales de Catequesis.

Nuestro Equipo

Delegado: D. Francisco Ortega Vicente Rodríguez

Casa de la Iglesia. Pz. del Seminario, 2. 49003 Zamora
980 53 52 78
catequesis@diocesisdezamora.es

Reportajes Destacados

Catequistas: un encuentro enriquecedor
Catequistas: un encuentro enriquecedor
Recogemos la crónica del Encuentro Regional de Catequistas que tuvo lugar ayer en Zamora, escrita por Clara, una catequista de la parroquia de San Juan de Benavente. Benavente, 30/04/17. Ayer, 29 de abril, se celebró el XXIII Encuentro de Catequistas de la Iglesia en Castilla. En esta ocasión se llevó a cabo en la Diócesis de Zamora, en el Seminario San Atilano, y el tema tratado fue “La familia y la transmisión de la fe” a la luz de la exhortación Amoris laetitia. A las 10,30 tuvimos una calurosa acogida por parte del grupo de organización de la Diócesis anfitriona, y a continuación dimos comienzo con una pequeña oración y un video realizado por la Diócesis de Ciudad Rodrigo con imágenes de cada una de las Iglesias locales de la región. Para continuar con la ponencia “Del ‘Jesusito de mi vida’ al primer anuncio de la fe”, a cargo de Rafael Ángel García Lozano, profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca. Esta conferencia nos llevó a trabajar en grupos, marcándonos como importante el que fuéramos capaces de adoptar una o dos acciones concretas en nuestras parroquias a partir de todo lo reflexionado y compartido en este día, entre ellas la importancia o papel que debemos adoptar las comunidades cristianas en la transmisión de la fe, así como es necesario ir entrando en la dinámica de secularidad, no dar por supuesta la fe y comenzar a evangelizar en ella. La familia como motor de esta transmisión, la preparación al matrimonio cristiano, y también la maduración en la fe a la hora de hacer la confirmación cuando no hay una mínima maduración humana en la adolescencia temprana. Lo que supuso diferentes puntos de vista en los grupos pero con las ideas claras de que debemos unirnos más desde cada una de nuestras parroquias. Después de un pequeño descanso para la comida, pudimos ver la representación teatral Madre no hay más que una, a cargo de La Tijera Teatro, que con sólo dos actores nos hicieron reír y mantuvieron el interés de todos hasta el final, dejando como punto principal que siempre debemos decirles a nuestros padres lo mucho que les queremos, porque el tiempo pasa muy deprisa y muchas veces las obligaciones nos hacen olvidar lo realmente importante. Para finalizar con un día muy enriquecedor y en el que pudimos reencontrarnos con amigos, conocidos y charlar con cada uno de ellos llegamos al final de esta jornada con la Eucaristía presidida por Gregorio Martínez Sacristán, obispo de Zamora, en la que me quedo con una frase de su homilía: “si queremos, como catequistas, evangelizar como Jesús lo hizo, tenemos que vivir como vivió Él, compartir como lo hizo Él y transmitirlo desde cada una de nuestras parroquias”. Galería fotográfica del encuentro
30/04/2017más info
Crónica de la Missio
Crónica de la Missio
Reproducimos a continuación la crónica escrita por un profesor del encuentro diocesano de catequistas y profesores de Religión, celebrado esta mañana en el Seminario San Atilano. Tras la oración inicial, se acercaron al nuevo catecismo nacional a través de una charla de Juan Luis Martín, y el encuentro terminó con una celebración en la que el obispo realizó la “missio” o envío de profesores y catequistas. Zamora, 18/10/14. Esta mañana nos reunimos en la Casa de la Iglesia-Seminario San Atilano los profesores de religión y catequistas de la Diócesis para recibir de manos de nuestro obispo la Missio que nos acredita para transmitir la doctrina de la Iglesia en tanto que transmisores y testigos de la fe cristiana a alumnos y miembros de grupos apostólicos o catequéticos. Al contrario de lo que algunos piensan, es el obispo diocesano quien erige cualquier colegio católico y la comunidad religiosa que lo gobierna, estando, por tanto, bajo su responsabilidad las actividades eclesiales y pastorales que en él se desarrollen. Ni que decir tiene las parroquias. Por esto, esta convocatoria y celebración de la Missio pone de relieve que no se trata de una tarea que hacemos en nombre propio sino enviados por nuestro pastor. La jornada del pasado sábado fue ágil y estuvo completamente diseñada para aprovechar el tiempo. Tras la oración y la completa charla para explicarnos el nuevo catecismo Testigos del Señor, en la que se nos desgranaron los criterios vertebradores del texto, llegó un momento de encuentro entre los asistentes. Una magnífica oportunidad para ponernos juntos a dialogar colegios y parroquias de las mismas demarcaciones territoriales, donde se nos sugería implícitamente el trabajo en la misma línea, diferenciando, claro está, que la clase de religión no es catequesis ni la segunda la primera. Porque a pesar de que el objetivo es próximo, los medios y finalidades se complementan. Y la familia, cuando no falla, es marco cotidiano de vida de fe que aglutina ambas. Tras el encuentro llegó la celebración de la Palabra y el envío. Austera, sobria y participada. Y quien quiso se dio por enterado que esto es algo eclesial, no de grupúsculos o reductos. Una fiesta de la tarea quizá más urgente de la comunidad cristiana. Anunciar lo que creemos. Porque somos pocos, porque no queremos acabarnos y porque queremos compartir con otros una forma de vida feliz basada en los valores del evangelio. Galería fotográfica
18/10/2014más info
Catequesis y nuevos evangelizadores
Catequesis y nuevos evangelizadores
Del 10 al 12 de marzo tuvo lugar en Villagarcía de Campos (Valladolid)?el encuentro anual de arciprestes, vicarios y obispos de la Iglesia en Castilla, que abordó el tema de “el sacerdote y la catequesis”. El subdelegado diocesano de Catequesis, Francisco Ortega Vicente, nos resume lo que se trató allí. Zamora, 29/03/14. Todos tenemos la experiencia de emplear muchos esfuerzos en la catequesis y encontrar pocos resultados. Pero la cuestión en este tiempo no son los análisis, materiales o libros, sino los testigos. La nueva evangelización es un impulso para ponernos en marcha. El Papa Francisco nos propone en Evangelii gaudium estos caminos para renovar nuestra catequesis: - Kerygma - Mistagogia - Acompañamiento Todo ello acompañado de una palabra, iniciación, con gran referencia a la comunidad que hace posible el encuentro de la fe referenciada en el catequista. Pedagogía: - Prioridad del anuncio misionero - Responsabilidad de la comunidad eclesial - Lugares de la Iniciación - Dimensión pascual - Inculturación - Escuela de fe - Primacía de la fe y libertad de la persona Dinámica de la Iniciación cristiana y el catequista: - Primacía de la fe y la libertad - Proceso gradual y progresivo - Pedagogía al servicio de la revelación - Pedagogía con un itinerario catecumenal - Pedagogía de la diversidad, la cultura, el arte, la imagen, el canto.   El presbítero al servicio de la catequesis evangelizadora La misión de la catequesis es una función del pastor, especialmente desde la armonía de la parroquia, arciprestazgo, diócesis, escuela, etc. La tarea de la catequesis se desarrolla en la institución catequética (procesos) y la función catequética (ministerio de la Palabra). Tareas del sacerdote en la catequesis: - Prestigiar la catequesis en todos sus ámbitos - Urgencia de la formación catequética - Compartir la tarea - Catequesis a mayores, adultos y jóvenes - Promover la pastoral de catequistas - Preparación y revisión de la catequesis - Presencia en la acción catequética - Relación con el Obispo y el presbiterio - Confianza en el Espíritu   El catequista al servicio de la catequesis evangelizadora Frecuentemente nos sentimos insatisfechos con la catequesis que hacemos, pues no acertamos del todo a iniciar a la fe. Vamos cambiando las cosas, pero necesitamos conocer lo que no funciona para cambiar las cosas. Retos para la catequesis actual: - Crisis de Dios y crisis del hombre - Crisis de impulso apostólico - Crisis de transmisión de la fe - Crisis de vinculación eclesial - Crisis del contenido y del método - Crisis de los catequistas Pistas para afrontar estos retos: - Hay que partir de la afirmación: Dios se ha revelado. - Tener experiencia de gracia, reconocimiento de que Jesús es Tesoro y produce alegría. - Pasar del tiempo de la cristiandad y sus prácticas a una nueva forma de catequesis de Iniciación Cristiana. - La catequesis es esencialmente eclesial, en concreto la comunidad cristiana. - Las tareas de la catequesis son el contenido de la vida cristiana al servicio del acontecimiento de la fe. - Potenciar la figura del catequista vocacionado.   Hacia una conversión pastoral (sacerdotes y catequistas) Estamos en una nueva época evangelizadora y necesitamos un nuevo proceso de conversión. La lógica interna es el encuentro con Cristo-Amor de Dios-Liberación del Pecado-Anuncio del Evangelio. ¿Por qué esto no ocurre? Causas: - Nos sentimos afectados por la cultura globalizada que puede enfermarnos a cauda del relativismo, el subjetivismo y el individualismo - La fe se ha mundanizado, buscando la gloria personal y corriendo el riego de vivir como si Dios no existiera - Se produce una crisis de identidad y de espiritualidad que funcionaliza el ministerio apostólico. En medio de todo ello hemos de ser capaces de anunciar el Kerygma, donde Dios nos rehace y sale a nuestro encuentro con su amor, desde el primado de la gracia, pequeños pasos de reforma, llamada a la conversión, implorando la iniciativa divina y en clave de encuentro con Cristo. El encuentro con Cristo es fuente de toda novedad y nos dispone a: - Valoración de la oración - Acompañar a Cristo en su itinerancia misionera - La misión evangelizadora.   Papa Francisco: la opción misionera de la catequesis 27. Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación. La reforma de estructuras que exige la conversión pastoral sólo puede entenderse en este sentido: procurar que todas ellas se vuelvan más misioneras, que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad. 165. No hay que pensar que en la catequesis el kerygma es abandonado en pos de una formación supuestamente más «sólida». Nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio. Toda formación cristiana es ante todo la profundización del kerygma que se va haciendo carne cada vez más y mejor, que nunca deja de iluminar la tarea catequística, y que permite comprender adecuadamente el sentido de cualquier tema que se desarrolle en la catequesis. Es el anuncio que responde al anhelo de infinito que hay en todo corazón humano. La centralidad del kerygma demanda ciertas características del anuncio que hoy son necesarias en todas partes: que exprese el amor salvífico de Dios previo a la obligación moral y religiosa, que no imponga la verdad y que apele a la libertad, que posea unas notas de alegría, estímulo, vitalidad, y una integralidad armoniosa que no reduzca la predicación a unas pocas doctrinas a veces más filosóficas que evangélicas. Esto exige al evangelizador ciertas actitudes que ayudan a acoger mejor el anuncio: cercanía, apertura al diálogo, paciencia, acogida cordial que no condena. (Evangelii gaudium)
29/03/2014más info
Después de la confirmación, ¿qué?
Después de la confirmación, ¿qué?
En torno a medio centenar de catequistas de la Diócesis de Zamora, acompañados por doce sacerdotes, se reunieron el pasado sábado 25 en la Casa de la Iglesia (Seminario San Atilano) para tener una jornada de formación y convivencia en torno al tema “Después de la Confirmación, ¿qué?”. Zamora, 30/01/14. La jornada comenzaba a las 10,30 horas del pasado sábado 25 de enero en la Casa de la Iglesia (Seminario San Atilano), donde se fueron acercando los catequistas de diversos puntos de la geografía diocesana. Todo comenzó con un momento de oración en el que escuchando las palabras de los Hechos de los Apóstoles pudieron sentir nuevamente la llamada de Dios a proponer la fe en las circunstancias y momentos que nos toca vivir, así mismo como la acción de gracias a Dios por la llamada recibida para ser catequistas. Después de diversas informaciones en torno a la catequesis y los catequistas expuestas por el delegado diocesano de Catequesis, Juan Luis Martín, cedió la palabra a Fernando Toribio, vicario de Pastoral y director del Secretariado Diocesano de Adolescencia y Juventud, que abordó el tema a tratar. El tema escogido se encuentra en sintonía con el proyecto diocesano de la renovación de la catequesis en orden a acompañar a aquellos adolescentes que se encuentran en el nuevo itinerario de iniciación cristiana que concluye a los doce años. El tema abordado se encuentra profundamente en conexión con la catequesis, pues de un renovado estilo de catequesis depende en gran medida la posibilidad de realización de una adecuada pastoral de adolescencia en el momento en el que nos encontramos. La cuestión fue abordada desde los siguientes puntos: 1. Raíz: la catequesis: nuevo itinerario; edad dorada del aprendizaje; cuatro dimensiones: creer, celebrar, vivir y orar; actividades complementarias. 2. Pistas: desde los contenidos, desde la celebración, desde la experiencia de Dios, desde la vida, actividades complementarias, integralidad. 3. Punto de partida: actividades diversas en catequesis, diseño de la oferta con el responsable, hablar con los padres y proponer, flexibilidad. 4. Diseño y contenido: partir de sus inquietudes, calendario de actividades, reparto de responsabilidades, encuentro con otros. 5. Talante: ir donde están, no hay prisa, afecto, personalizar Tras la exposición del tema, se abrió el diálogo y los catequistas pudieron compartir también la situación en la que se encuentran en este momento y se terminó con un turno de preguntas en referencia a lo expuesto anteriormente. Contenido de la proyección (pdf)
30/01/2014más info
Una catequesis para “enseñar a ser cristianos”
Una catequesis para “enseñar a ser cristianos”
En torno a medio centenar de catequistas de la Diócesis de Zamora, acompañados por ocho sacerdotes se reunieron ayer en la Casa de la Iglesia para tener una jornada de formación y convivencia en torno al tema “Itinerarios, textos y lugares de la catequesis de iniciación cristiana en el proceso evangelizador de la Iglesia diocesana”. Zamora, 19/01/14. La jornada comenzaba a las 10,30 horas en la Casa de la Iglesia (Seminario San Atilano), donde se fueron acercando los catequistas de diversos puntos de la geografía diocesana. Todo comenzó con un momento de oración en el que escuchando las palabras de los Hechos de los Apóstoles pudieron sentir nuevamente la llamada de Dios a proponer la fe en las circunstancias y momentos que nos toca vivir, así mismo como la acción de gracias a Dios por la llamada recibida para ser catequistas. A continuación, el delegado diocesano, Juan Luis Martín, fue el encargado de abordar el tema señalando que es un tiempo especial para repensar la catequesis hacia un proceso de iniciación cristiana al estilo de la evangelización de la primera hora, al modo apostólico, como nos narra el libro de los Hechos de los Apóstoles en el capítulo 2. La catequesis en la historia Desde ahí, se destaca la misión fundamental de la Iglesia en el Anuncio del Reino: la enseñanza de los apóstoles, las oraciones, la fracción del pan y el servicio. Estas claves sirvieron a los cristianos de la segunda hora con, el Catecumenado (ss. II-V), para vivir la fe y desempeñar la misión. Las diversas circunstancias históricas, desde entonces hasta nuestros días, nos llevan a volver a aquellos planteamientos primeros desde las claves del Concilio Vaticano II, y especialmente desde un fruto maduro con el que contamos en nuestros días: el Catecismo de la Iglesia Católica. Este Catecismo, fuente de inspiración para nuestros catecismos locales, nos recuerda este camino de transmisión de la fe desde su misma estructura: Credo, Liturgia, Moral y Oración. Hoy nos ayudan a comprenderla mejor los cuatro verbos de la iniciación cristiana: conocer, celebrar, vivir y orar. Cómo hacerlo hoy Este itinerario de la Iglesia de todos los tiempos nos lleva a replantearnos la catequesis en nuestras comunidades ayudados por los textos que la Iglesia nos ofrece, con especial interés en el “despertar religioso”, pues vivimos un momento en que se resiente de manera especial ese contacto inicial con la fe desde la infancia. Así, se ofreció el estudio y la utilización de los textos y catecismos para la Iniciación cristiana con el fin de no sólo distribuir sacramentos sino enseñar a ser cristianos: Los primeros pasos en la fe, para el despertar religioso entre los 6-7 años; Jesús es el Señor, para la iniciación sacramental entre los 8-9 años, recibiendo por primera vez la Eucaristía; y Testigos del Señor (próximo catecismo que será publicado), para la síntesis de fe entre los 10-14 años. Asimismo, se ofrecen también otros instrumentos para el replanteamiento posterior de la experiencia de la fe: YouCat, para jóvenes entre 15-25 años, y Para dar razón de nuestra fe, sobre el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica para trabajar con adultos (de 25 años en adelante). Finalmente, desde este planteamiento de iniciación en la fe se señaló la importancia que tienen también los lugares para el desarrollo de este proceso: la familia, la parroquia, la escuela y los grupos y movimientos apostólicos. "La catequesis no puede reducirse sólo a una sesión de una hora que queda reducida a tres cuartos, sino que debe implicar a la entera integralidad de la persona. Tras un tiempo de descanso, se abrió el diálogo y los catequistas pudieron compartir también la situación en la que se encuentran en este momento y se terminó con un turno de preguntas en referencia a lo expuesto anteriormente.
19/01/2014más info
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.