inicio.Organismos.Delegaciones.Delegación Episcopal de Patrimonio
Delegación Episcopal de Patrimonio
Volver
Inicio y Equipo
Compartir

Delegación Episcopal de Patrimonio

La Delegación para el Patrimonio es el organismo diocesano de programación y ejecución de la acción pastoral en el ámbito del patrimonio cultural de la Iglesia diocesana y de las entidades diocesanas.

Estará presidida por el Delegado e integrada por el Director del Taller Diocesano de Restauración y alguna persona cercana al mundo del Patrimonio y la Cultura.

Sus tareas principales son:

  1. Sensibilizar a la comunidad cristiana sobre el valor histórico, artístico y evangelizador del Patrimonio artístico y cultural de la Iglesia.
  2. Cuidar la defensa (inventario, seguridad y conservación), el estudio, difusión y acrecentamiento del patrimonio cultural de la Iglesia.
  3. Atender su estudio y difusión primando siempre su potencial evangelizador.
  4. Cuidar el diálogo entre la cultura y la fe, en relación con la Delegación de Medios de Comunicación y el Secretariado de Pastoral Universitaria.
  5. Mantener las relaciones oportunas con las instituciones civiles relacionadas con su ámbito.
  6. Participar en los órganos correspondientes regionales y nacionales.
  7. Participar en los organismos eclesiales correspondientes, regionales y nacionales.

Compete al Delegado de Patrimonio cultural:

  • Asesorar, autorizar y vigilar, en coordinación con el Vicario General, la ejecución de las obras de mantenimiento, restauración y ampliación de los edificios histórico-artísticos eclesiásticos.
  • Asesorar, autorizar y vigilar la restauración de bienes muebles histórico-artísticos eclesiásticos.
  • Gestionar el depósito de bienes muebles del Obispado.

Horario de atención al público: Lunes de 11 a 14 horas, en el despacho de la Delegación (Obispado de Zamora), salvo compromisos ineludibles por parte del delegado.

Nuestro Equipo

Delegado Episcopal de Patrimonio: D. Miguel Ángel Hernández Fuentes

Obispado. Ramos Carrión, 18. 49001 Zamora
980 531 802
patrimonio@diocesisdezamora.es

Noticias Destacadas

La torre de la iglesia de Castroverde recupera su esplendor
La torre de la iglesia de Castroverde recupera su esplendor
El párroco de Castroverde de Campos, Miguel Morán, y el delegado episcopal de Patrimonio, Miguel Ángel Hernández, han recepcionado las obras de restauración de la torre de la iglesia parroquial. Un acto al que han acudido el consejero de Cultura, Gonzalo Santonja y el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García Sánchez, entre otras autoridades. Hay que recordar que la iglesia de Santa María, en Castroverde de Campos, cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) y se construyó en sucesivas fases. La más antigua data del siglo XIII y se corresponde con el arranque de los muros perimetrales, la puerta y la torre. En el siglo XVI se levantó el grueso del inmueble y el pórtico y en época barroca se completaron la nave y la capilla mayor. La torre La torre es, sin duda, uno de los elementos más singulares del edificio, levantada en varios cuerpos y rematada en un chapitel a cuatro aguas de azulejos. Destaca su colorista cubierta y el tejaroz decorado con canecillos sencillos y figurados, así como sus ventanas de arcos apuntados. El paso del tiempo y algunos problemas estructurales habían ocasionado un grave deterioro tanto de la torre como de sus fábricas. En 2020, dentro del Plan Románico Atlántico, se decidió observar la evolución del deterioro de un modo más preciso. Así, se incluyó el edificio en el sistema de monitorización del patrimonio de la Fundación Santa María la Real y se instalaron un fisurómetro y varios distanciómetros que han permitido entender mejor el patrón de movimiento y apertura de las fábricas.   Frenar la degradación de la torre Con este conocimiento, se procedió a trazar el proyecto de intervención, encaminado a frenar la degradación de la torre, actuando en cuatro niveles: solventar las lesiones en rocas y morteros; facilitar un acceso más cómodo; frenar los movimientos estructurales y, finalmente, corregir algunas soluciones constructivas inapropiadas. La obra, que ha sido ejecutada por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte a lo largo de 2023, ha tenido un coste total de casi medio millón de euros. El deterioro de la torre era patente en la situación precaria de la piedra, que había sufrido pérdidas de volumen e incluso la desaparición total de algunos elementos estructurales esenciales, como los parteluces de las ventanas del cuerpo superior. Los contrafuertes y apuntalamientos colocados en distintas intervenciones históricas de reparación y refuerzo atestiguaban que el edificio sufría problemas estructurales. La actuación de Románico Atlántico ha propiciado la limpieza y consolidación de la piedra, así como la recuperación de algunos elementos estructurales. Por otro lado, se desmontaron y seleccionaron las tejas vidriadas de la cubierta, para instalar una lámina impermeable que evite filtraciones y humedades. Realizada esta tarea, se han repuesto las tejas y modillones más deteriorados y se ha reconfigurado el sistema de evacuación de agua del chapitel para alejarlo al máximo de los paramentos que conforman la torre, evitando su mayor degradación. Paralelamente, se ha instalado un sistema de protección contra los rayos y se han colocado una serie de láminas metálicas en las ventanas que evitan que aniden palomas u otras aves. Para completar la intervención, se ha mejorado la colocación de las campanas, se ha diseñado un acceso más cómodo y se ha mantenido la monitorización para comprobar la idoneidad de la intervención. Esta actuación en la torre se suma a las que viene acometiendo la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte en este templo cuya inversión total asciende a casi un millón de euros. Cabe destacar la restauración en 2020 del Retablo Mayor, que devolvió a la obra su estabilidad estructural y su apariencia estética. Con la restauración de la torre, la iglesia de San María del Río luce en todo su esplendor y también con ella los resultados de este importante proyecto de concertación institucional y colaboración público-privada que supone Románico Atlántico.    Románico Atlántico Cabe recordar que el Plan Románico Atlántico es una iniciativa de cooperación transfronteriza para la conservación del patrimonio cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança. Un ejemplo de cooperación institucional y de participación público - privada, promovido por la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola España y el Ministerio de Cultura de Portugal.  En la provincia de Zamora, el Plan ha llevado a cabo diferentes actuaciones en iglesias como las de San Juan de Puerta Nueva y San Vicente en la capital, o en otras como San Martín de Castañeda, San Pedro de la Nave en El Campillo, Santa María Magdalena de Cozcurrita, San Juan de Fermoselle, Santa Eulalia de Muga de Alba,  Nuestra Señora del Carrasco de Pinilla de Fermoselle,  Nuestra Señora de la Asunción de Pobladura de Aliste, Santa Marina de Sejas de Sanabria o en los frescos de la ermita de Nuestra Señora de Fernandiel en Muga de Sayago. Para todos y cada una de las actuaciones se cuenta con el apoyo técnico de la Fundación Santa María la Real, así como la colaboración de las diócesis de cada territorio, en este caso, la de Zamora.
16/04/2024más info
I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE CAPELLANES TAURINOS
I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE CAPELLANES TAURINOS
El I Encuentro Internacional de Capellanes y Sacerdotes Taurinos comienza en Zamora el próximo viernes día 5 con un programa intenso para el buen número de sacerdotes de muy diversas órdenes religiosas que estarán en Zamora durante el fin de semana, llegados desde distintos puntos de España y de los países hermanos de América donde se recrea la tauromaquia, tratando de poner en valor la figura del capellán taurino. El acto de inauguración tendrá lugar en el Seminario de la capital con entrada libre a las 20.00 h. del viernes, con la presencia de representantes eclesiásticos y de las instituciones, dando paso a una charla-coloquio de “relumbrón” titulada “Entre la Fe y la Fiesta” con presencia de José Ortega Cano y Cristina Sánchez, figuras destacadas del toreo reciente, acompañados por el crítico taurino de gran actualidad Domingo Delgado de la Cámara, todo ello conducido por el prestigioso periodista de OneToro Tv con raíces zamoranas David Casas. Los actos que el sábado se celebrarán en el Seminario San Atilano, requieren invitación previa para el acceso del público interesado por el patrimonio cultural alrededor de la Fe y la Fiesta. Así, a partir de las 10:00 h. se conocerán las experiencias de capellanes de plazas tan diversas como Santander, Toledo, Jerez, Ciudad Rodrigo, Castellón o la Maestranza de Sevilla en España, así como de San Luis de Potosí o Tlaxcala en México y San Cristobal en Venezuela en un acto moderado por el Padre Víctor Carrasco y la periodista Ana Pedrero. Será a las 12.30 h. cuando Su Eminencia el Cardenal D. Baltazar Porras, en un gesto de sencillez y consideración con sus semejantes comparta el turno con Esteban Gordillo, joven novillero comprometido con la religión católica para exponer sus vivencias referidas a la riqueza del sacerdocio a través de la tauromaquia en el caso del Cardenal, y la importancia de la Fe al vestirse de luces por parte del novillero en una mesa estelar conducida por el Dr. Enrique Crespo, eminente cirujano taurino zamorano. En la tarde de ese mismo sábado dirigidos exclusivamente a los sacerdotes inscritos, tendrán lugar actos de confraternización entre los asistentes, destacando el homenaje al Cardenal D. Baltazar Porras en la Ganadería “Toros Villalpando”.El domingo, con la celebración a las 11.30 h de la Eucaristía en la plaza de toros de Toro abierta al público, se pondrá fin al Encuentro. Antes habrá tenido lugar entre los sacerdotes la lectura de las conclusiones del mismo. Un Encuentro de Capellanes y Sacerdotes Taurinos, cuyo Comité de Honor está presidido por S.A.R. la Infanta Dª Elena de Borbón, organizado conjuntamente entre la Delegación de Patrimonio de la Diócesis de Zamora y la Asociación Internacional de Tauromaquia, con el apoyo de la Diputación Provincial de Zamora, Caja Rural de Zamora, Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Toro y la Ganadería “Toros Villalpando”.
03/04/2024más info
Universitarios de Murcia visitan el archivo diocesano
Universitarios de Murcia visitan el archivo diocesano
El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha recibido esta mañana a un grupo de 59 alumnos del grado de Historia de la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia que iban acompañados por su profesor, Francisco Reyes Marsilla de Pascual, titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas. El objeto de la visita ha sido conocer el patrimonio documental del archivo diocesano, del de la S.I catedral y también de las parroquias de la diócesis. Hay que destacar que la iglesia de Zamora cuenta con uno de los “mejores fondos documentales de España”, tal y como les ha recalcado el prelado de la diócesis. El archivero diocesano, José Carlos de Lera, ha impartido una conferencia introductoria sobre estos fondos archivísticos y, posteriormente, los alumnos han participado en una clase práctica con los documentos originales. "Les hemos explicado el funcionamiento de las instituciones diocesanas y sus fondos correspondientes. Hemos detallado qué fondos archivísticos tenemos, cómo se han generado y qué nivel informativo tienen para posibles investigaciones. También han conocido la política diocesana sobre el tratamiento archivístico y, también, el servicio actual de nuestros archivos a la sociedad, no sólo en relación con la investigación sino también en la resolución de trámites administrativos como los provocados por la Ley de Memoria Democrática".
21/03/2024más info
¿Cómo podemos
¿Cómo podemos "salvar" la iglesia de Villalpando?
La iglesia de San Pedro de Villalpando se encuentra en un mal estado de conservación y el desplome de su torre y de los arcos mudéjares del muro sur motivan, entre otras circunstancias, la urgencia de la rehabilitación integral del templo.  La iglesia de San Pedro, con su distintiva arquitectura románica del siglo XIII y su importancia histórica para la comunidad, ha sido durante mucho tiempo el origen y punto de devoción para cientos de villalpandinos. Sin embargo, con el paso del tiempo, ha dejado su huella en la estructura, amenazando con erosionar su esplendor histórico. En este contexto y de la mano de la Fundación ZamorArte, la diócesis de Zamora e Hispania Nostra surge una solución: el micromecenazgo. Este miércoles 28, a las 20.00 horas, en el salón municipal de Villalpando tendrá lugar una charla explicativa sobre esta herramienta eficaz que permitirá recaudar fondos para recuperar la iglesia de todos. Los ponentes serán el director de Proyectos de ZamorArte, Juan Carlos López, y la influencer y arquitecta de Hispania Nostra, Beatriz Barrio.
28/02/2024más info
La diócesis reparará el sepulcro de Ordóñez de Villaquirán de la iglesia de San Juan de Puerta Nueva
La diócesis reparará el sepulcro de Ordóñez de Villaquirán de la iglesia de San Juan de Puerta Nueva
La diócesis de Zamora iniciará, próximamente, la intervención sobre el sepulcro de la familia Ordóñez de Villaquirán, ubicado en la iglesia de San Juan Bautista o San Juan de Puerta Nueva de Zamora. El sepulcro con la figura yacente y los adornos de su apellido se encuentran -desde finales del siglo XX- a la entrada del templo, junto al muro norte de la iglesia. El Obispado de Zamora, preocupado por la conservación del patrimonio histórico-artístico de la diócesis, inició en su momento los trámites necesarios para la aprobación hoy de este expediente por parte de la comisión territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León. El interés histórico de este tipo de construcción y su deteriorado estado de conservación motivaron a la delegación episcopal de Patrimonio a solicitar la autorización para su reparación. El estado de conservación que presenta la obra es muy deficiente; los principales daños son consecuencia del proceso natural de envejecimiento de los materiales que componen la obra y las condiciones ambientales inadecuadas, especialmente los elevados niveles, oscilaciones e interacciones de la humedad relativa y temperatura, así como a los contaminantes ambientales. El tiempo estimado de los trabajos de restauración es de tres meses. El coste de la restauración correrá a cargo de la parroquia de San Juan de Puerta Nueva de Zamora. Propuesta de intervención El objetivo principal de los tratamientos será la conservación de la autenticidad histórica y estética de la obra, siguiendo en todo momento el criterio de mínima intervención y los documentos internacionales en materia de restauración. Estos tratamientos deberán ser: estables, reversibles y no alterar el aspecto original de la obra, siempre bajo los criterios de reversibilidad y diferenciación del original. Así mismo la actuación se realizará sobre la base de estudios científicos y técnicos que aseguren un correcto funcionamiento de los materiales, técnicas y productos empleados. Interés histórico El deseo de recibir sufragios por sus almas, pero también el afán de notoriedad social y de superioridad política de ciertos linajes zamoranos ejercían sobre el resto de la población condujo a algunos miembros de la elite local a enterrarse en el interior de los templos y a dejar memoria de sí con una inscripción. Algunos tan solo colocaron una lápida funeraria, en ocasiones muy austera y adornada con un sencillo epitafio, en otras acompañada de algún símbolo de su familia y algo más adornada. Otros, como es el caso de don Juan Ordóñez de Villaquirán, levantaron un sepulcro en el que la figura yacente u orante del difunto ocupa un lugar preeminente, junto a los símbolos heráldicos de su familia y de alguna inscripción. Un texto que recuerda la identidad del difunto y de los cargos ejercidos a lo largo de su vida que puede ir acompañada, en ocasiones, por algún texto bíblico o alguna pintura. Los más osados y también aquellos más capaces económicamente no solo mandaron grabar una lápida o construir su sepulcro, sino que levantaron capillas y fundaron capellanías de misas con las que se transformaron notablemente las parroquias zamoranas.    
27/02/2024más info
La iglesia de El Cubo reabre sus puertas
La iglesia de El Cubo reabre sus puertas
La iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán de El Cubo de El Vino vuelve a abrir sus puertas a los fieles después de más de un año cerrada para proceder a una rehabilitación integral del templo. Un día importante y festivo para los vecinos de El Cubo que asistieron el sábado a la eucaristía, en su iglesia parroquial, presidida por el obispo de Zamora, Fernando Valera, y que concelebraron el párroco de la localidad, José de la Prieta y el delegado diocesano de Liturgia, Narciso J. Lorenzo. Uno de los momentos más destacados de la celebración fue la liturgia de la dedicación del altar. Hay que detallar que la mesa del altar del templo cuenta, tras esta rehabilitación, con un nuevo mármol lo que significa que es "un nuevo altar" y, por tanto, se procede a su consagración en honor de la divinidad. Del mismo modo, el obispo también bendijo el templo en su conjunto. Todo ello forma parte de una amplia liturgia a la que se denomina repristinación, un término poco utilizado y que significa: "devolver o restaurar el valor a algo que lo había perdido". Tras la celebración en el templo, los presentes compartieron un ágape preparado por el Ayuntamiento. Convenio entre el Obispado y la Diputación El presidente de la Diputación de Zamora Javier Faúndez Domínguez, y el diputado por la comarca de Tierra del Vino, Juan Del Canto Sevillano, asistieron a la reapertura de la iglesia parroquial de El Cubo de la Tierra del Vino, junto con la alcaldesa de la localidad, Maria Asunción Martín Álvarez, entre otras autoridades civiles. Las obras han contado con un presupuesto de 196.254,8 euros, financiados con cargo al convenio suscrito entre la Diputación Provincial de Zamora y el Obispado de Zamora para la conservación de bienes inmuebles de la diócesis en la provincia. La Institución Provincial ha aportado 96.243,35 euros y el Obispado 100.011,45 euros. El proyecto ejecutado ha consistido en levantar todas las cubiertas del tempo, la colocación de una nueva estructura de madera y la eliminación de la sobreelevación de la cubierta en la zona de entrada de las repisas de mortero y el balconcillo del cuerpo de campanas. Finalmente, la actuación ha concluido con el saneado de los muros del templo, entre otros trabajos ejecutados.
26/02/2024más info
Nueva exposición temporal en el Museo Diocesano a cargo de Javier Carpintero
Nueva exposición temporal en el Museo Diocesano a cargo de Javier Carpintero
La Delegación Episcopal de Patrimonio inaugura la Exposición "Vera Icon" en el Museo Diocesano (Iglesia de Santo Tomé, Plaza de Santo Tomás), con 12 obras del pintor Javier Carpintero, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y Postgrado en Edinburgh College of Art (Escocia). La exposición se clausura en el mes de junio y estará disponible para los interesados en conocerla de lunes a sábado, en horario de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, y los domingos y festivos, de 10:00 a 14:00 horas. Miguel Ángel Hernández indicó que esta exposición nació con el deseo de continuar con el proyecto inicial de potenciar el trabajo de los artistas locales que el Museo siempre ha tenido como objetivo en el marco de las exposiciones temporales. Fue, según el responsable de patrimonio de la diócesis, Ricardo Flecha quien apuntó la posibilidad de contar con Javier Carpintero como artista idóneo para este formato. Sus lienzos van a interpelar a los visitantes que pueden acercarse a esta manera de interpretar el rostro de Cristo. Reproducimos a continuación la presentación de la exposición que realiza Sofía Cuadrado Almuiña, del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamir: El arte contemporáneo y los artistas tienen la capacidad de adoptar, adaptar y transformar los conceptos más reconocidos cultural e iconográficamente para generar nuevas lecturas, miradas y actitudes frente a sí mismos y la obra. En su trabajo, Javier Carpintero (Zamora, 1967) cuestiona conceptos como soporte, pintura e icono, además de trabajar en torno a dos referencias fundamentales durante toda su trayectoria artística: la búsqueda inagotable de sí mismo en la historia del arte y el memento mori. Carpintero entiende como soporte el sudario, un lienzo que se pone sobre el rostro de los difuntos o en que se envuelve el cadáver; el “Santo Sudario” es, entonces, la sábana o lienzo con la que José de Arimatea cubrió el cuerpo de Cristo cuando lo bajó de la cruz. Pintura y sudario entran en diálogo en manos de Carpintero. Por un lado, la pintura como metáfora del propio sudario. Es decir: la pintura entendida como las huellas, los rastros de otros, de los iconos aquí presentados. Zonas de estigmas reflejadas en el rostro, pies y manos del propio artista, lugares con narración contenida en la iconografía cristiana. Javier entiende su propio autorretrato (su cara, sus pies y sus manos) como parte inherente de esa tradición de envolver y recoger el cuerpo en un sudario, fijar en la memoria lo que de otro modo podría perderse. Así, el artista establece un diálogo consigo mismo, un mirarse frente a frente desde la perdurabilidad de la vida. Por otro lado, el sudario entendido como pintura, como soporte sobre el que imprimir un cuerpo. El tratamiento exquisito del óleo por parte del artista permite reflexionar sobre la calidad técnica de su trabajo y la fascinación por la historia del arte en general y el Renacimiento y Barroco en particular. En Sudario I (d´aprés Antonello de Messina) Carpintero adopta y reinterpreta al Cristo muerto sostenido por un ángel (original de 1475-1476) del pintor del Quattrocento italiano, mientras que en Sudario III la protagonista es la Verónica con velo (ca. 1655-1660) de Mattia Preti. A través de estos juegos, trampantojos, veneraciones artísticas y calidades técnicas, Javier establece un diálogo constante, presente en toda su trayectoria artística, con el poder de la imagen. El icono entendido como parte inherente de la cultura propiamente occidental tanto por su poder contemplativo como por el valor que la imagen, el icono, guarda en sí mismo, en tanto que es valorada como algo ya no terrenal, sino divino, elaborado por manos no humanas: non manufactum. Dice Javier que, cuando de pequeño veía en Zamora desfilar en la procesión de la Cofradía de Jesús Nazareno Vulgo Congregación el paso de la Verónica, de Ramón Álvarez (que en la actualidad desfila con dos sudarios pintados por Carpintero, ambos presentes en la exposición), se preguntaba cómo enjugar un velo por el rostro de alguien pudiera dar como resultado una figura tan clara y real sobre una tela. “Esa curiosidad siguió cuando comencé a pintar, pues fui consciente de que la pintura es lo mismo que el paño de la Verónica: manchas (ya sean de pintura o de sangre) que sugieren una imagen”. Los sudarios más realistas no deberían por tanto definir tan bien un rostro, sino recoger en sí mismos las manchas de sudor y sangre, ya que en un sudario, al igual que en la historia del arte, se parte de la figuración (el rostro) para llegar a la no figuración (sudor, lágrimas y la propia sangre del artista, que utiliza a veces como pigmento). Sin embargo, en los sudarios se refleja una imagen fidedigna para comunicar, remarcando el poder visual del icono, de la imagen verdadera (vera icon) presente en el sudario, que es reliquia. Carpintero reflexiona sobre el concepto vera icon desde una perspectiva plenamente contemporánea. A través del uso realista de la imagen en los sudarios, tras ese periplo de la no figuración a la figuración y de vuelta a ésta desde la visión más actual, Javier reflexiona sobre la contradicción que la propia historia del arte en particular y el momento actual desarrollan. Por un lado, la credibilidad y el poder de las imágenes durante siglos; la defensa de la imagen en plena Contrarreforma del siglo XVII como vehículo narrativo, de cuando éstas eran utilizadas en el contexto político-religioso para adoctrinar y emocionar, narrar y transgredir. En frente, el consumo de imágenes exacerbado del mundo actual, así como la pérdida de credibilidad de las mismas por el uso de la Inteligencia Artificial. Para Javier todo esto implica, además, un cuestionamiento de sí mismo como artista. Conceptos como non manufactum y vera icon hacen cuestionarse el trabajo manual, el papel del artista en lo sagrado, el cuestionamiento de sí mismo con respecto a su trabajo, la perfección técnica a partir del trabajo manual, hecho por la mano humana. ¿Qué es más importante, la firma del creador o la creación en sí misma? ¿La perfección que pueda alcanzar la mano humana o la narración del icono por sí mismo? A todo esto se suma esa obsesión y presencia constante en su obra del memento mori o la consciencia del dolor y la muerte, concepto general de la exposición y omnipresente a lo largo de toda la trayectoria artística de Carpintero: una reflexión sobre la fugacidad de la vida, la percepción de la muerte y la importancia del icono como parte inherente de nuestro lado más salvajemente humano.  
14/02/2024más info
Cinco obras de arte de la diócesis,  expuestas en Valladolid
Cinco obras de arte de la diócesis, expuestas en Valladolid
La diócesis de Zamora ha cedido cinco piezas de importante valor artístico para dos exposiciones que están vigentes en Valladolid. Tres piezas escultóricas están en el Museo Nacional de Escultura, mientras que una pintura y una talla de nuestra Semana Santa se encuentran en la catedral vallisoletana. El prestigioso Museo Nacional de Escultura, sito en Valladolid, ha inaugurado en el Palacio de Villena de la capital la muestra “Tiempos Modernos”, en la que se reúnen hasta 79 obras de los grandes artistas de finales del siglo XV y XVI. Es la primera gran exposición que se abre al público desde hace unos años. Se trata de 21 esculturas procedentes del propio centro museístico, junto con 3 nuevas adquisiciones, así como otras 39 procedentes de distintas instituciones de hasta nueve comunidades autónomas distintas. Precisamente, una de las instituciones colaboradoras es la diócesis de Zamora, que aporta a esta muestra tres obras escultóricas: -     El Ecce Homo, de Gil de Ronza (1522), procedente del convento del Tránsito (Zamora). -     La Virgen de la Leche, procedente de la iglesia parroquial de la Asunción de Morales del Vino, también conocida como Virgen de los Ángeles. Se trata de una pieza esculpida por Alejo de Vahía hacia el año 1500. -     La deliciosa y coqueta imagen conocida como El Niño de la Teja, custodiada por las Dominicas Dueñas en su convento de Zamora. Las tres piezas diocesanas comparten protagonismo en esta exposición con obras de la Edad Media y del Renacimiento de maestros como Alonso Berruguete, Simón de Colonia, Juan de Juni, Pedro Machuca, o Gabriel Joly, entre otros. La muestra, que permanecerá abierta hasta el 17 de marzo de 2024, ha generado también un programa de actividades y talleres en torno no solo a la escultura, sino también a la danza y la pintura y la literatura, como puede comprobarse en la página web del ministerio de cultura. Además, se ha elaborado un catálogo de la misma. Por otro lado, la catedral de Valladolid también acoge una muestra en la que se exponen dos piezas zamoranas. La exposición, titulada “Venga tu Reino”, surge en el marco del jubileo por el centenario de la entronización de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús en la torre de la sede metropolitana. Como curiosidad, en el interior de la Catedral, se ha instalado una impactante reproducción fotográfica de dicha imagen, con ocho metros de altura. La muestra, organizada por la Fundación Las Edades del Hombre y por el Arzobispado de Valladolid, reúne piezas artísticas, material documental y fotografías y otros elementos audiovisuales para mostrar la devoción al Corazón de Jesús. En concreto, nuestra diócesis ha aportado -     El Ecce Homo del paso La Sentencia de la Semana Santa de Zamora, esculpido por Ramón Núñez, discípulo de Ramón Álvarez, y autor asimismo de la imagen del Corazón de Jesús que preside, desde hace ya cien años, la torre de la catedral de Valladolid. -     Un cuadro del Corazón de María y del Corazón de Jesús, que se custodia en el Seminario San Atilano de Zamora y que muestra cómo esta devoción, potenciada en la Francia jansenista del siglo XVII tras las revelaciones a Santa Margarita María de Alacoque, se fue extendiendo por toda Europa. En España fueron especialmente importante las revelaciones al beato Bernardo Francisco de Hoyos, jesuita, en Valladolid. La pieza que nos ocupa presenta el motivo central de esta devoción con cierto aire infantil e inocente, lo que la hace especialmente interesante.        Esta muestra, gratuita, permanecerá abierta hasta el próximo 28 de enero. Sin duda, se trata de dos muy buenas opciones para disfrutar del arte de nuestra fe durante los próximos días navideños.
14/12/2023más info
Un nuevo libro cuenta la restauración de Fernandiel
Un nuevo libro cuenta la restauración de Fernandiel
La Fundación Románico Atlántico ha presentado esta mañana en la ermita de Fernandiel de Muga de Sayago una guía en versión digital en la que se explica el proceso de restauración de las pinturas murales de este pequeño templo de la diócesis zamorana. Al acto han acudido el delegado episcopal de Patrimonio, Miguel Ángel Hernández; el director general de Patrimonio, Juan Carlos Prieto; el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García; la delegada territorial de la Junta, Leticia García y el teniente alcalde del Ayuntamiento de Muga. El libro digital que lleva por título “La ermita de Nuestra Señora de Fernandiel. La restauración de sus pinturas murales. Innovación y memoria en el patrimonio transfronterizo” realiza un recorrido por el proceso llevado a cabo durante el tiempo en el que se desarrolló la recuperación de estas pinturas. De esta forma, en las 143 páginas se recoge la historia y la evolución que han sufrido los murales durante el proceso. Además, la guía incluye un texto en el que se explica la actuación realizada para la mejora en la eficiencia energética del templo.  Pincha aquí para descargar el libro Románico Atlántico Es una iniciativa de cooperación transfronteriza para la conservación del patrimonio cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança. Un ejemplo de cooperación institucional y de participación público - privada, ya que está promovido por la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola España y el Ministerio de Cultura de Portugal.   Viky Esteban
17/10/2023más info
La Milla Románica, una iniciativa de la diócesis que busca la excelencia turística y cultural
La Milla Románica, una iniciativa de la diócesis que busca la excelencia turística y cultural
Zamora, 15 de junio. El delegado episcopal de Patrimonio, Miguel Ángel Hernández Fuentes, junto al viceprersidente de la Diputación Provincial, Jesús María Prada, el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, Christoph Strieder, y la responsable de la Fundación Científica Caja Rural de Zamora, Laura Huertos, han presentado un nuevo proyecto cultural denominado "La Milla Románica", un producto  impulsado por la diócesis de Zamora con el fin de dinamizar económica, social y culturalmente el casco antiguo de la ciudad y contribuir a promover el desarrollo local mediante el turismo y las diversas actividades asociadas con él. Son varias las ciudades que utilizan la milla como referente turístico y cultural (es el caso de La Milla de los Museos -Museum Mile- en Nueva York, es la zona de la Quinta Avenida en el Upper East Side entre las calles 70 y la 110) o como indicador económico (La Milla de Oro de Madrid es un área ubicado en el barrio de Salamanca donde abren sus puertas las tiendas y las viviendas más exclusivas y lujosas de la ciudad, con los residentes de mayor poder económico). La Milla Románica marca un itinerario que comienza en la iglesia de Santiago del Burgo y concluye en la Catedral, conectando a su paso la mayor parte de las iglesias románicas ubicadas en el casco antiguo de Zamora (todas las existentes dentro del primer recinto amurallado construido en el siglo XI y las más emblemáticas localizadas en el segundo recinto levantado en el siglo XIII): San Andrés, Santiago del Burgo, San Vicente, San Juan, Santa María la Nueva, San Cipriano, La Magdalena, San Ildefonso y  San Isidoro. La apertura de estos monumentos está facilitada por un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento, la Diputación y el Obispado de Zamora que desde hace algunos años ha convertido estos templos en factores de dinamización económica y social mediante la visita turística individual o grupal. Este proyecto pretende ofrecer una información más completa de los templos y ofrecer nuevas claves de interpretación digitales y físicas para ayudar al visitante a desentrañar el momento en el que fueron construidos y le permita interpretar los elementos simbólicos del románico. Los zamoranos tendrán libre acceso al itinerario y los turistas podrán retitrar sus entradas en el Seminario-Casa de la Iglesia. Todos los recursos obtenidos serñan reinvertidos en el sostenimiento del propio patrimonio y la mejora de la propuesta.
15/06/2023más info
Concluye la restauración del retablo de Villafáfila
Concluye la restauración del retablo de Villafáfila
Zamora, 26 de mayo de 2023. Concluye después de ocho meses de trabajo la restauración del retablo mayor de la iglesia de Santa María del Moral, de Villafafila. El retablo restaurado es uno de los más grandes con los que cuenta la diócesis de Zamora y ha supuesto un desembolso de más de 80.000 €. La restauración ha sido promovida por el obispado de Zamora en colaboración con la parroquia y financiada gracias a un convenio firmado por el Obispado de Zamora con la Diputación Provincial. Dadas las dimensiones del retablo, que mide unos siete metros de ancho por unos doce de alto, el trabajo ha sido realizado por un amplio equipo de trabajo formado por los restauradores responsables Carmen García Villarejo, Cristina Colino Madrid, Ángel Pintado García y el carpintero especialista Raimundas Chomicius. A estos se unieron en las últimas semanas otros restauradores como Sara Macho Vargas y Oscar Manuel Morales Romero. En el pasado Villafáfila tuvo más de una decena de templos entre iglesias y ermitas, pero de todas ellas solo queda en pie la iglesia de Santa María del Moral, que es una construcción de finales del siglo XV y principios del XVI. El templo a lo largo de la historia ha tenido muchas transformaciones interiores y exteriores y alberga buena parte de las obras escultóricas de las iglesias desaparecidas. El estado de conservación del retablo era muy deficiente. La arquitectura del retablo fue modificada en el siglo XVIII, y en el XIX recibió una policromía marmoleada que es la que podemos contemplar en este momento. Cabe destacar que el retablo se compone de diversas tablas y lienzos que no guardan una unidad de estilo, sino que proceden de distintos artistas, detalle que permite concluir que se ha convertido en receptor de obras procedentes de otras iglesias del lugar. Esta situación ha complicado la intervención de los especialistas y ha exigido la toma de importantes decisiones, de hecho, las tablas, que algunas son de magnífica calidad, se han restaurado, pero los lienzos, que procedían posiblemente del monasterio de Moreruela, se han retirado, protegido y consolidado para, en una segunda fase, restaurarlos y buscar la ubicación oportuna en colaboración la parroquia, titular de los bienes. Fotografía realizada por Angel Pintado García
26/05/2023más info
¿Una cripta en el subsuelo de la Catedral?
¿Una cripta en el subsuelo de la Catedral?
La diócesis de Zamora a través de su delegación episcopal de patrimonio ha contratado un servicio de prospección geofísica para estudiar la iglesia de San Ildefonso, la Santa Iglesia Catedral y el Palacio Episcopal. Aunque anteriormente ya se habían hecho prospecciones geofísicas con radar 3D, y se apuntó la posibilidad de la existencia de una cripta por debajo del coro de la catedral, Miguel Ángel García Carbajo, arqueólogo de la empresa contratada, indica que en este momento se ha mejorado la tecnología y un nuevo estudio permitirá concluir con mayor detalle si esto se puede certificar. Del mismo modo, la iglesia de San Ildefonso y el Palacio Episcopal se someterán durante varias jornadas a un estudio de paramentos para analizar su estructura, en ambas edificaciones hay evidencias de restos arqueológicos de interés que serán documentados y que permitirán valorar posibles actuaciones futuras.  La empresa STRATO Gabinete de Estudios sobre Patrimonio Histórico y Arqueológico S.L busca restos soterrados con una técnica no invasiva mediante un georadar, un magnetófono de protones y un perfilómetro. En el estudio también se utiliza un dron para hacer fotografías aéreas y tomografías, que mediante unos sensores de calor genera información detallada sobre los restos que hay en el subsuelo. Para la diócesis de Zamora es importante saber que hay en el subsuelo cara a futuras intervenciones en los espacios estudiados. Con este sistema multidisciplinar, el más completo que hay hoy en día para analizar la estructura de un edificio con valor histórico, la diócesis pretende evidenciar que el patrimonio religioso es dinámico y puede seguir ofreciendo mucho a esta ciudad y provincia. Sin la menor duda, esta tecnología proporcionará una resolución altísima, hasta 20.000 puntos por metro cuadrado, que permitirá seguir poniendo en valor  los tesoros artísticos de estos edificios para que los próximos años, historiadores, arqueólogos y restauradores puedan hacer su trabajo en orden a potenciar el conocimiento del patrimonio diocesano e incrementar el interés cultural y turístico de Zamora. Llama la atención que este sistema de estudio arqueológico es común en arqueología, aunque se ha utilizado en investigación de crímenes como el de Marta de Castillo. Luis Avial, director técnico de la empresa, ayer mismo estuvo trabajando en este caso del que advierte que se producirán avances significativos en muy poco tiempo.  La empresa estará durante varios días trabajando en la zona para, después, continuar su actividad en Chile. La  diócesis de esta manera aprovecha una extraordinaria oportunidad para documentar tecnológicamente parte de su patrimonio inmueble y perfilar sus líneas de acción futura.
22/05/2023más info
El Obispado elabora el proyecto de intervención de la iglesia de Molacillos
El Obispado elabora el proyecto de intervención de la iglesia de Molacillos
El Obispado de Zamora ha presentado esta mañana el proyecto de intervención en la iglesia parroquial de Molacillos en una reunión que han mantenido con los máximos representantes de la delegación territorial de la Junta de Castilla y León, la Diputación de Zamora y el Ayuntamiento de Molacillos.  De esta manera, se continúan dando pasos por parte de todas las instituciones para acometer la intervención en este templo que es Bien de Interés Cultural  (B.I.C., desde diciembre de 1982) y un ejemplo único en Zamora de arquitectura de estilo barroca levantina. El proyecto, elaborado por el arquitecto Claudio Pedrero, supera el millón de euros y pretende subsanar el deterioro del monumento provocado, principalmente, por la climatología adversa de la zona -distinta absolutamente a la levantina- y el efecto de las aves en las cubiertas. La reunión tuvo lugar en la sede del Obispado de Zamora y estuvieron presentes: el gerente-ecónomo de la diócesis, José Manuel Chillón; el delegado episcopal de Patrimonio, Miguel Ángel Hernández; el arquitecto, autor del proyecto, Claudio Pedrero; la delegada territorial de la Junta, Clara San Damián; el diputado de Cultura y vicepresidente segundo de la Diputación, Jesús María Prada; la jefa del servicio territorial de Cultura de la Junta, Pilar Alonso; y el alcalde de Molacillos, José Carlos Reguilón.   
21/11/2022más info
Miguel Ángel Hernández, nuevo delegado episcopal de Patrimonio
Miguel Ángel Hernández, nuevo delegado episcopal de Patrimonio
El obispo de Zamora, Fernando Valera, nombra al presbítero, Miguel Ángel Hernández Fuentes, delegado episcopal de Patrimonio, director del Museo Diocesano, director del Archivo Histórico Diocesano y Director de la Biblioteca Diocesana, para un tiempo de tres años. Sucede en estas tareas al sacerdote, José Ángel Rivera de las Heras. Miguel Ángel Hernández Fuentes continuará también como párroco de San Lorenzo en Zamora, asistente eclesiástico de la Junta Pro Semana Santa y  capellán de la cofradía de Nuestra Señora de la Concha o San Antolín. Currículum - Doctor por la Universidad de Salamanca (2016) cuya tesis titulada En defensa de los sagrados intereses. Historia religiosa de la diócesis de Zamora durante la Restauración (1875-1914) que mereció la calificación de sobresaliente «cum laude». - Licenciado en Historia por la Universidad de Salamanca. - Licenciado en Teología Dogmática por la Universidad Pontifica de Salamanca donde obtuvo el premio extraordinario fin de carrera con un trabajo titulado Experiencia y Cristianismo. La experiencia cristiana en la obra de Jean Mouroux. A lo largo de estos últimos años ha publicado una treintena de colaboraciones en obras colectivas y en revistas especializadas sobre dos temas que han centrado su investigación: la historia religiosa de Zamora y el estudio de la colonia española en Nueva York. En esta última ciudad residió durante cuatro años y ejerció como vicario parroquial en Sacred Heart Church al sur del Bronx (2012-2015). En la diócesis de Zamora ha sido delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de la Diócesis de Zamora (2002-2008), rector del Seminario San Atilano (2004-2011), capellán de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Zamora (2005-2009), delegado episcopal para Cofradías y Hermandades de la Diócesis (2009-2011). Tras una estancia de cuatro años en el Bronx, regresó a las diócesis donde ha ejercido el sacerdocio como párroco de Moraleja del Vino y de Madridanos (2015-2019), de Villaralbo y de Villalazán (2017-2019).   
08/04/2022más info
Barcial del Barco recupera dos tablas renacentistas
Barcial del Barco recupera dos tablas renacentistas
La iglesia parroquial de Santa Marina en Barcial del Barco vuelve a lucir en su retablo mayor dos tablas renacentistas que fueron sustraídas del templo hace 40 años. El obispo de Zamora, Fernando Valera, y el párroco de la localidad, Santiago Martín, han recepcionado hoy de manos de la Guardia Civil estas dos piezas de importante valor artístico y patrimonial. Se trata de dos tablas robadas en septiembre de 1979 en las que aparecen representados San Juan Evangelista y San Pedro, una de ellas y San Andrés junto a Santiago el Mayor, en la otra. Ambas fueron sustraídas de la predela del retablo mayor, recientemente restaurado, del que faltaban por recuperar las tablas que ahora se entregan. La iglesia de Santa Marina de Barcial del Barco ha sufrido el robo de numerosas obras en diferentes años, quedando todavía pendiente la recuperación de La Anunciación y El Abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la puerta Dorada, que, aunque no formaban parte del retablo, fueron robadas también en el año 1979. La Guardia Civil ha informado hoy en la rueda de prensa que las tablas pudieron ser recuperadas gracias a la buena fe del actual poseedor, ya que hizo entrega de las mismas al comprobar que se trataba de dos objetos que habían sido robados, cuyas imágenes aparecían como sustraídas en la app Id-Art de INTERPOL, hechos que fueron puestos en conocimiento de la sección de Patrimonio Histórico de la Unidad Centra Operativa de la Guardia Civil (UCO).    
07/04/2022más info
Tablas del retablo mayor de Barcial del Barco
Tablas del retablo mayor de Barcial del Barco
Por José Ángel Rivera El conjunto pictórico del retablo mayor de la iglesia parroquial de Barcial del Barco constituye una de las más destacadas aportaciones de la pintura renacentista en la diócesis de Zamora. Su iconografía está dedicada a escenas de la vida de Cristo, de la Virgen y de Santa Marina, titular de la iglesia. Dicho retablo fue realizado hacia 1540[1] con el posible mecenazgo del Conde de Benavente, teniendo en cuenta el escudo pintado que aún se conserva de él. En 1772 la iglesia se hizo de nuevo y el retablo hubo de ser adaptado a la altura del testero, quedando fuera del conjunto dos tablas con temas religiosos y dos más con las armas de los Pimentel y otro episcopal. A principios del siglo XX, el historiador granadino Manuel Gómez-Moreno catalogaba el retablo y contabilizaba diecisiete tablas: cuatro en la predela, otras once encajadas en la estructura del retablo, y dos más colocadas en los muros laterales del templo. Algunas de ellas le parecían “sombrías y duras de entonación, como las de Berruguete, resultando amaneradas”[2]. En 1973, el sacerdote zamorano David de las Heras Hernández señalaba que el retablo “se encuentra en muy malas condiciones, porque sus columnas y balaustradas están muy carcomidas y ofrecen peligro de venirse abajo con el consiguiente peligro para las tablas mismas”[3]. La estructura del retablo y las tablas que albergaba ya se hallaban afectadas por un intenso ataque de termitas, de modo que el retablo hubo de ser desmontado el 19 de febrero de 1977. Las pinturas de la Circuncisión, Santa Marina ante el gobernador, Epifanía (al lado izquierdo), Imposición de la casulla a San Ildefonso, Natividad de la Virgen y Nacimiento (al lado derecho) fueron colocadas en el testero de la capilla mayor, con algunos elementos decorativos entallados de estilo plateresco (cresterías y columnas abalaustradas), evocando el retablo desguazado, y las restantes fueron trasladadas a la tribuna. Lamentablemente, la iglesia padeció un robo el día 3 de septiembre de 1979, sustrayendo los ladrones las tablas de la Anunciación y el Abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la Puerta Dorada, que se hallaban colgadas de los muros, y San Juan Evangelista-San Pedro y Santiago el Mayor-San Andrés, pertenecientes a las calles del lado izquierdo de la predela. Posteriormente fue robada también la tabla de la Imposición de la casulla a San Ildefonso el 14 de marzo de 2005, siendo recuperada por la Policía Nacional el 8 de junio del mismo año. El conjunto de las pinturas existentes fue restaurado por la empresa zamorana REARASA en 2005 y 2010, con la financiación de la Junta de Castilla y León. Hasta el momento, las tablas han permanecido custodiadas en el Obispado de Zamora, a la espera de que se realice la necesaria estructura de carpintería que las albergue, y todas juntas vuelvan a ser colocadas en su lugar de origen. Los tableros, pintados al óleo sobre madera de pino, fueron ejecutados, como ya advirtiera Navarro Talegón, “por dos maestros con amplia participación de oficiales, a juzgar por las calidades desiguales de los tableros de ambas series, uno berruguetesco y cercano a pinturas coetáneas leonesas y otro más afín a lo que se practicaba en Zamora”[4]. Efectivamente, del autor de las tablas situadas en la calle central (Llanto sobre Cristo muerto) y en la parte derecha del retablo (Nacimiento, Jesús entre los doctores, Resurrección, Martirio de Santa Marina, Presentación de Jesús en el Templo, San Pablo-San Juan Bautista y Santiago el Menor-San Felipe) no conocemos más obra en la diócesis. Posiblemente se trate de un pintor de ascendencia leonesa, cuya producción se asemeja a la de Cristóbal de Colmenares, y que se caracteriza por sus composiciones no exentas de cierto aroma del Quattrocento italiano, algunas incorrecciones en las perspectivas, su entonación general oscura, la utilización de arquitecturas y decoración clásicas, y las figuras alargadas y estilizadas, en poses a veces inverosímiles, con gestos exagerados, facciones duras, narices afiladas y dedos alargados. El autor de las tablas situadas en la parte izquierda del retablo (Natividad, Epifanía, Circuncisión, Imposición de la casulla a San Ildefonso, Santa Marina ante el gobernador, San Juan Evangelista-San Pedro y Santiago el Mayor-San Andrés) es un pintor más vanguardista, heredero del estilo de Juan de Borgoña I y en la línea de lo que hacían Juan de Borgoña II, Lorenzo de Ávila, Martín de Carvajal y otros pintores con talleres en Toro y Zamora. Éste presenta composiciones más estereotipadas, emplea un colorido más luminoso, las arquitecturas son también de corte clásico, aunque más rotundas y macizas (la de la tabla de la Circuncisión parece estar inspirada en el grabado xilográfico que ilustra el atrio tetrástilo de la casa romana según Vitruvio VI,3)[5], los rostros están más caracterizados, y las vestimentas son más ricas, algunas imitando brocados, y van guarnecidas con perlas y grecas doradas en los orillos.   [1] “SIENDO CVRA EL BENERABLE [ALO]NSO DE CARVAIAL”, según consta en una inscripción contenida en la rodela de un soldado, en la tabla de Santa Marina ante el gobernador. [2] M. Gómez-Moreno, Catálogo monumental de España. Provincia de Zamora, Madrid, 1927, p. 336. [3] D. de las Heras Hernández, Catálogo artístico-monumental y arqueológico de la diócesis de Zamora, Zamora, 1973, p. 28. [4] J. Navarro Talegón, “Manifestaciones artísticas de la Edad Moderna”, en AA.VV., Historia de Zamora. Tomo II. La Edad Moderna, Zamora, 1995, p. 568. [5] Fra Giovanni Giocondo da Verona, M. Vitruvius per Iocundum solito castigatior factus, cum figuris et tabula, ut iam legi et intellegi possit, Venecia, 1511, p. 60.
07/04/2022más info
La sillería coral de la Catedral de Zamora
La sillería coral de la Catedral de Zamora
Zamora, 3/2/2021. El 13 de noviembre de 2020, el Deán-Presidente del Cabildo Catedralicio de Zamora, José Ángel Rivera de las Heras, defendió la tesis doctoral que lleva por título La sillería coral de la catedral de Zamora, presentada en la Universidad de Salamanca, y dirigida por el profesor doctor Eduardo Azofra Agustín. Su defensa se desarrolló en el interior del coro catedralicio zamorano ante el tribunal formado por los doctores Manuel Pérez Hernández, de la Universidad de Salamanca, Manuel Arias Martínez, subdirector del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, y Rosa Martín Vaquero, de la Universidad de La Coruña. El doctorando obtuvo la máxima calificación, sobresaliente cum laude, con la opción de ser candidato al premio extraordinario fin de carrera. La tesis doctoral, con ligeras modificaciones, es el contenido del libro que se pone ahora a disposición del público con el título “La sillería coral de la catedral de Zamora. Un canto al Salvador”. Va profusamente ilustrado con más de 1000 fotografías, y a lo largo de sus 745 páginas el autor va desgranando aspectos históricos y artísticos del conjunto coral, como su patrocinador (el obispo Diego Meléndez de Valdés) y su comitente (el Cabildo zamorano), el contrato, los artistas que la ejecutaron, las intervenciones posteriores y la historiografía, así como su estructura, organización, composición y decoración. Finalmente, aborda detalladamente la identidad y el contenido simbólico de cada una de las representaciones de su interesante programa iconográfico, teniendo en cuenta las fuentes gráficas (la Biblia Pauperum, los libros de horas parisinos de fines del siglo XV, las fábulas de Esopo, La nave de los necios de Sebastian Brant, los grabados centroeuropeos y las marcas tipográficas francesas), literarias (la Biblia, los escritos patrísticos, las hagiografías, los bestiarios medievales, el Roman de Renard, Los doce trabajos de Hércules, el Exemplario contra los engaños del mundo, las obras castellanas y las tradiciones orales) y escenográficas (el Canto de la Sibila y la Procesión de los Profetas) utilizadas por el taller de Juan de Bruselas. Esta obra, que viene a ser una extraordinaria síntesis de la Historia de la Salvación, completa la trilogía que el autor inició con “La custodia procesional de la catedral de Zamora” y “Catálogo de pinturas de la catedral de Zamora”, publicadas en 2011 y 2013, respectivamente. El libro, promovido por el Cabildo Catedralicio, ha contado con diversos patrocinadores: Junta de Castilla y León, Diputación de Zamora, Fundación Las Edades del Hombre, Fundación Caja Rural de Zamora, y las empresas Alteisa, artiSplendore, Rearasa y Strato. Ha sido diseñado y maquetado por Estudio Piorno e impreso por Gráficas Rigel. Se podrá encontrar a la venta en los próximos días en la tienda que artiSplendore tiene en la recepción del Museo Catedralicio, en la Librería Diocesana ubicada en la Casa de la Iglesia-Seminario, y en las librerías de la ciudad de Zamora que estén interesadas en su distribución. El precio del ejemplar es de 40 euros.
03/02/2021más info

Reportajes Destacados

Cinco piezas de Zamora y Flores se expondrán en “Credo” (Las Edades del Hombre) en Arévalo
Cinco piezas de Zamora y Flores se expondrán en “Credo” (Las Edades del Hombre) en Arévalo
Hoy se han presentado en Zamora las cinco pinturas que representarán a la Diócesis de Zamora en la exposición de Las Edades del Hombre “Creo”, que comenzará en Arévalo el 21 de mayo. Se trata de dos tablas de la iglesia de Flores, un lienzo de la iglesia de los Remedios de la capital y dos lienzos de la sacristía de la Catedral. Zamora, 15/04/13. Esta mañana el Seminario San Atilano ha acogido la presentación a los medios de comunicación de la participación de la Diócesis de Zamora en la exposición “Credo” de Las Edades del Hombre, que abrirá sus puertas en la localidad abulense de Arévalo el próximo mes de mayo. Serán en total cinco piezas de arte sacro las que serán expuestas en esta importante muestra.   Olalla González, del Departamento de Comunicación de la Fundación Las Edades del Hombre, ha sido la encargada de dar en la rueda de prensa todos los detalles de la exposición, señalando que en el año 2010 “la Fundación Las Edades del Hombre y la Junta de Castilla y León suscribieron un convenio para seguir trabajando unidos por la conservación, restauración y difusión del patrimonio de la Comunidad”.   Las Edades, en el Año de la Fe   En 2013, será la localidad de Arévalo, situada al norte de la provincia de Ávila, la que acoja la próxima edición de Las Edades del Hombre. Declarado por el Papa Benedicto XVI Año de la Fe, “por esa razón ‘Credo’ quiere convertirse en referente, no sólo de Castilla y León, sino de todas las Diócesis”. Estará abierta entre el 21 de mayo y el 3 de noviembre, en cuatro sedes: las iglesias de El Salvador, San Martín y Santa María, y la Casa de Sexmos, centro de recepción de visitantes.   González explicó también el cartel de la muestra: “la imagen creada para expresar ‘Credo’ son cuatro rostros con los que se quiere poner de manifiesto que el contenido de la fe cristiana es hoy igual que ayer y mañana. Eduardo Palacios, pintor que también realizó el cartel de ‘Monacatus’, ha sido el creador de esta imagen. Para ello ha elegido cuatro rostros románicos tomados del presbiterio de la iglesia de Santa María de Arévalo, conectándolos con rostros actuales”.   El título de la exposición, “Credo”, es la primera palabra del símbolo de la fe, y expresa tanto en latín como en castellano la confesión de la doctrina cristiana. En cuanto al esquema de la exposición, un preámbulo bajo el título “Creo” dará paso a tres capítulos unidos por el propio Credo: Creo en Dios, Creo en Jesucristo y Creo en el Espíritu Santo. Según la responsable de Comunicación de la Fundación, “se creará un itinerario urbano que además de guiar al visitante hacia las sedes expositivas vaya mostrando el rico patrimonio de la localidad de Arévalo”.   25 años de Las Edades y apoyo del Vaticano   En su intervención, Olalla González también explicó que “esta muestra coincidirá con el XXV aniversario de la primera edición de Las Edades del Hombre cuyo título fue ‘El arte en la Iglesia de Castilla y León. Las Edades del Hombre’, celebrada en la Catedral de Valladolid del 24 de octubre de 1988 al 2 de abril de 1989”. Así, “este aniversario se muestra tanto en el cartel de ‘Credo’ como en el recorrido que une las sedes mediante la colocación de unos tótems que recordarán las ediciones anteriores”.   Además de señalar las colaboraciones de empresas privadas con la muestra de este año, González destacó el importante impulso que ha dado la Santa Sede a la exposición: “desde hace tiempo el Vaticano, a través del Consejo Pontificio para la Cultura, realiza un especial seguimiento del proyecto de Las Edades del Hombre, siendo este valorado muy positivamente considerándolo como la mejor muestra de arte religioso desarrollado en el tiempo que trae a nuestros días la siempre necesaria relación entre fe y cultura. Es en esta edición cuando se materializa este interés en forma de patrocinio”.   También intervino en la presentación Pilar Alonso Viviano, jefa del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León en la provincia de Zamora, que mostró el apoyo continuo del Ejecutivo regional a esta iniciativa de arte sacro, y recordó la importancia que supuso para Zamora la posibilidad de ser sede de la edición de 2001 de Las Edades del Hombre, “Remembranza”.   Una aportación modesta pero de calidad   Por su parte, el delegado diocesano de Medios de Comunicación Social, Luis Santamaría, destacó el aniversario de estas exposiciones, afirmando que se trata de “un cuarto de siglo de catequesis a través de las artes, no sólo plásticas, sino también de otras áreas como la música”.   Santamaría se refirió también a que, en el marco del Año de la Fe, “en este importante proyecto se conjuga la Iglesia universal (a través del Consejo Pontificio para la Cultura, de la Santa Sede) y la Iglesia local, hecha realidad en las 11 diócesis de Castilla y León”, y recordó que el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, es uno de los patronos de la Fundación Las Edades del Hombre, como prelado de la región.   El delegado de Medios de Comunicación Social explicó que “de la Diócesis de Zamora, la participación es menor en cantidad este año, con cinco piezas, pero su calidad artística no desmerece nuestra aportación de ediciones anteriores”, y enumeró las pinturas que se llevarán a Arévalo: “dos tablas del siglo XVI del retablo de la iglesia parroquial de la pequeña localidad de Flores, en Aliste; un lienzo de la Visitación de la iglesia de los Remedios de la capital; y dos lienzos de personajes bíblicos, atribuidos a Lucas Jordán, de la sacristía de la Catedral”.      
15/04/2013más info

Enlaces Destacados

La Milla Románica
La Milla Románica
https://lamillaromanica.com/
La Milla Románica marca un itinerario que comienza en la iglesia de Santiago del Burgo y concluye en la Catedral, conectando a su paso la mayor parte de las iglesias románicas ubicadas en el casco antiguo de Zamora (todas las existentes dentro del primer recinto amurallado construido en el siglo XI y las más emblemáticas localizadas en el segundo recinto levantado en el siglo XIII): San Andrés, Santiago del Burgo, San Vicente, San Juan, Santa María la Nueva, San Cipriano, La Magdalena, San Ildefonso y  San Isidoro. La apertura de estos monumentos está facilitada por un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento, la Diputación y el Obispado de Zamora que desde hace algunos años ha convertido estos templos en factores de dinamización económica y social mediante la visita turística individual o grupal. Este proyecto pretende ofrecer una información más completa de los templos y ofrecer nuevas claves de interpretación digitales y físicas para ayudar al visitante a desentrañar el momento en el que fueron construidos y le permita interpretar los elementos simbólicos del románico. Los zamoranos tendrán libre acceso al itinerario y los turistas podrán retirar sus entradas en el Seminario-Casa de la Iglesia. Todos los recursos obtenidos serán reinvertidos en el sostenimiento del propio patrimonio y la mejora de la propuesta.
visitar enlace
La S.I Catedral
La S.I Catedral
https://catedraldezamora.wordpress.com/
La Santa Iglesia Catedral es el edificio religioso, histórico y artístico más importante de la diócesis de Zamora. Recibe el nombre de «catedral» por ser la iglesia del Obispo, donde se encuentra su cátedra o sede, signo de su magisterio, de su ministerio pastoral y de la unidad de los creyentes en una misma fe católica. Es además, centro de la vida litúrgica de la comunidad diocesana, en la que ésta se reúne para edificarse a sí misma mediante la escucha de la Palabra de Dios, la oración, la recepción de los sacramentos y la celebración de la Eucaristía.
visitar enlace
Toro Sacro
Toro Sacro
https://torosacro.com/
Las cinco parroquias de Toro cuentan con multitud de iglesias filiales, ermitas y conventos que se hacen pequeños para albergar una comunidad de fe que celebra con intensidad lo que cree. Toro, como casi toda esta tierra, es un hermoso abanico de arte, cultura, fe y tradición. Abrir ese abanico, refrescarse con él, empaparse de su vida, gustar la roja sangre de esta tierra… eso es lo que ofrecemos. 
visitar enlace
Subir
Lo sentimos, no hemos encontrado ningún resultado para su criterio de búsqueda.